Cómo usar el collar eléctrico para perros

0

El collar eléctrico para perros se utiliza principalmente para corregir o modificar conductas no deseadas en un perro, aunque hay quien lo utiliza también cómo complemento durante el adiestramiento.

Desde SoyUnPerro no somos muy partidarios de su uso, porque sencillamente la mayoría de las personas no saben usarlo y eso creará confusión en el perro, que terminará empeorando el comportamiento del perro.

No obstante no todo es malo, vamos a explicar cómo funciona y cómo debe utilizarse correctamente para obtener buenos resultados con el. recomendando desde un principio, no usar nunca la función de descarga del mismo, sino sus alternativas.

También te puede interesar: Collar antiladridos para perro

Qué es un collar eléctrico para perros y cuales son sus funciones

Un collar eléctrico es un collar normal para perros que incorpora una pequeña consola con dos diodos. Esta consola contiene en su interior una o dos pilas las cuales pueden generar mediante un sencillo mecanismo, pequeñas descargas.

El collar eléctrico para perros trae también otras funciones, cómo la de vibrar o la de emitir un sonido. Queremos aclarar, que nosotros solamente recomendamos el uso de vibrar o sonido, ya que estamos totalmente en contra de aplicar descargar eléctricas sobre el perro, por pequeñas que sean.

Este tipo de collares van acompañados de un mando a distancia, de forma que el dueño puede aplicar una descarga, vibración o sonido cuando lo crea conveniente, sin necesidad de estar cerca del perro.

Además y de forma generalizada, también se puede ajustar la intensidad de las descargas, vibraciones o sonidos. Para no tener que usar la mas fuerte o la mas floja.

La función del collar eléctrico para perros es poder corregir al perro cuando hace algo mal, cuando su conducta no es adecuada, cómo por ejemplo cuando intenta atacar a otro perro, cuando intenta comer heces o cuando escapa y no obedece a la orden de llamada.

Este tipo de collar eléctrico no sirve para corregir a perros que ladran, ya que para ello existe otro tipo diferente de collar que detecta el ladrido del perro y actúa en consecuencia.

collar para perros eléctrio

Cómo utilizar adecuadamente un collar eléctrico

Partiendo de que nunca, bajo ningún concepto debemos usar la descarga eléctrica, vamos a explicar cómo usar el collar eléctrico para perros en modo vibración y en modo sonido (pitido).

Le pondremos el collar a nuestro perro de forma que quede ajustado, pero que no le impida respirar. Para ello, debemos poder introducir dos dedos en vertical entre el collar y el cuello sin problema.

Saldremos a pasear cómo lo haríamos normalmente con nuestro perro, pero tendremos en la mano el mando a distancia para pulsar el botón de sonido / pitido cuando el perro haga algo malo.

A modo de ejemplo, supongamos que nuestro perro es aficionado a comer heces de otros perros o animales, solamente pulsaremos el botón de sonido cuando el perro esté bajando la cabeza para comer una caca, nunca antes.

A la vez que pulsamos el botón, reñiremos a nuestro perro verbalmente (con un “no!!” es suficiente). El perro se asustará o se extrañará al escuchar el sonido y no comerá la caca.

Cómo le hemos regañado, sabrá que nosotros somos los que hemos provocado ese pitido, porque está haciendo algo mal. Es importante que el asocie el pitido o la vibración con nosotros, que sepa que le estamos controlando y riñendo.

Si la función de pitido no funciona, pasaremos a usar el modo vibración. Cuando el perro vaya a hacer algo mal, cómo por ejemplo comer esa caca de la que hablábamos anteriormente, pulsaremos el botón para que el collar vibre.

A la vez, le regañaremos para que asocie la vibración con nosotros. El perro se asustará al sentir la vibración y no comerá la caca. Esto es aplicable a otras conductas inapropiadas, pero solamente en caos extremos, nunca debemos hacerlo de forma habitual.

Beneficios e inconvenientes del uso del collar eléctrico

Los beneficios que aporta el uso del collar eléctrico para canes son obvios, podremos conseguir controlar a nuestro perro incluso cuando esté suelto y no esté a nuestro alcance.

Con ello conseguiremos distraerlo, para que su mente no se centre en hacer el mal y corregir las conductas no deseadas. Es una gran ayuda siempre y cuando se utilice bien.

Los inconvenientes son obvios, muchas personas no saben usarlo bien y como resultado obtendrán perros asustados, confundidos y que empeoran su comportamiento en vez de mejorarlo.

No debemos usar este tipo de collar si no estamos completamente seguros de que sabemos usarlo. Nunca debe usarse constantemente, porque el perro no obedece a nuestra llamada o no se sienta a la orden, tampoco porque ha mirado mal a otro perro o gruñido….

Son tantas la posibilidades de hacerlo mal, que insistimos en acudir a un adiestrador de perros para que nos ayude a corregir la conducta del perro sin necesidad de usar esta clase de alternativas.

Un mal uso del collar eléctrico puede acarrear graves problemas a un perro, por favor piénsalo bien antes de usarlo.

Son muchos los cazadores que usan un collar eléctrico en perros de caza pensando que así les obedecerán mejor… en vez de educar correctamente al perro para que obedezca. Otro gran ejemplo de lo mal que puede llegar a usarse este tipo de collar.

Un mal uso de este collar no solo puede provocar mala conducta en un perro, cómo la agresividad o el pánico. Si usamos las descargas podemos provocar graves quemaduras y daños en el cuello del perro, no las uses nunca.

collar electrico en labrador

¿Cuanto cuesta un collar eléctrico para perros?

Podemos encontrar un collar eléctrico para nuestro perro a muy bajo precio, pero créenos, no es lo recomendable ya que no funcionará bien, habrá problemas de batería, de frecuencia entre el mando y la consola, etc….

Debes fijarte en varias cosas antes de adquirirlo, la primera es que cuente con la función de vibración y de pitido (sonido), ya que son las que usarás realmente. La segunda es que sea impermeable, que cuando llueva o el perro se moje en un charco no se rompa o produzca descargas.

También debes fijarte en que utilice una frecuencia de onda privada y cifrada, entre el mando y la consola, para que ningún otro aparato interfiera o pueda provocar descargas, vibraciones o sonidos.

Una vez que encuentres todo en un solo collar eléctrico, verás que su precio ronda entre los cien y los doscientos euros en países cómo España, desde donde os escribimos. Este es el precio habitual para este tipo de collar para perros.

Dejar respuesta

Por favor escribe tu comentario
Nombre