Cómo adiestrar a un Schnauzer

0
1228

Quienes tenemos el privilegio de compartir nuestra vida con un Schnauzer sabemos lo importante que es su educación, ya que son perros muy activos, enérgicos y bastante cabezotas.

Al adiestrar a un Schnauzer desde cachorro nos aseguramos que cuando sea adulto respetará las normas básicas de convivencia y nos obedecerá cuando le indiquemos alguna orden.

Poniendo en práctica estos sencillos consejos nos aseguraremos un entrenamiento correcto que dará cómo resultado a un perro social, equilibrado y obediente. Desde SoyUnPerro te lo ponemos fácil.

Te puede interesar: Técnicas de educación canina

Carácter del Schnauzer

No importa si hablamos de un Schnauzer pequeño, mediano o gigante ya que todos comparten el mismo caracter fuerte y altamente vital. Independientemente de su tamaño, esta raza está llena de vida y energía que necesita liberar.

Se les conoce por ser muy testarudos, cómo buenos Terrier que son. Algo que no debe suponer un problema siempre y cuando reciban una educación adecuada.

El Schnauzer es un cazador por excelencia, un perro con mucha energía y un fuerte caracter que en ocasiones intentará echarnos un pulso. Incluso en su tamaño más pequeño, esta raza es conocida por ser un excelente guardián.

Y precisamente por todo esto, su fuerza, su energía y su temperamento, debemos poner un gran empeño en adiestrarlo correctamente desde su juventud. Ya que de lo contrario podríamos criar a un perro desequilibrado y peligroso, como sucede con cualquier raza fuerte.

schnauzer en el campo

Técnicas básicas de dominación

Ser el macho alfa es algo que está muy de moda pero que no significa lo que la gente piensa a niveles generales. Simplemente significa hacerle saber al perro Schnauzer cuál es su posición en la familia, en la manada.

Para ello bastará con adquirir unos sencillos y positivos hábitos que le darán a conocer su lugar, sin necesidad de tener que realizar esfuerzo alguno. Aplícalos desde que sea un cachorro y jamás tendrás problemas de dominación.

  • No dejes que tu Schnauzer se suba en el sofá, sillón o tu cama. Adapta una cama para el o un par si quieres (salón y dormitorio) para que el sepa donde puede dormir y descansar.
  • No dejes que entre o salga de casa antes que tu o el resto de tu familia, el debe esperar siempre a que pasen primero los humanos.
  • No dejes que se te suba encima ni te salte, ni a ti a ni a nadie: Cómo evitar que un perro salte sobre las personas.
  • Antes de darle la comida, sujeta su comedero con la mano y ordénale que se siente. Cuando se siente deja el comedero en el suelo pero no dejes que coma hasta que te mire directamente a lo ojos, cuando lo haga, dale la orden de comer o permiso para ello.
  • Mientras come, mete la mano en su comedero y dale en ocasiones de comer de tu mano (ojo, desde cachorro, si es adulto ten precaución). Debe acostumbrarse a que tu puedas tocar su comida cuando quieras.
  • En los primeros paseos y hasta que aprenda a pasear, procura usar una correa no extensible, es decir, una correa corta.

Aunque parezcan normas absurdas, los perros las comprenden perfectamente sabiendo cuál es su posición en la jerarquía.

La socialización del perro Schnauzer

Uno de los pasos más importantes durante la educación de cualquier perro, es saber integrarse en su entorno, con los medios que le rodean: Con otros humanos, otros perros, otros animales y su entorno cotidiano. A eso se le llama socialización.

Procura sacar a pasear a tu cachorro de Schnauzer en cuanto tenga sus vacunas obligatorias puestas, para que pueda comenzar a conocer el entorno que le rodea. Es súper importante que acudas a centros, parques o lugares de reunión donde otros perros puedan saludarlo y jugar con el.

Tan importante cómo que juegue con otros perros a diario, lo es que conozca otras especies de animales, plantas y habitat que le rodea, para que aprenda a respetarlo desde bien pequeño.

Con esto no solo conseguiremos que nuestro perro sea equilibrado y respetuoso, sino que también será menos asustadizo y miedoso.

schnauzer con un palo

Ordenes básicas de adiestramiento

Aunque todos nos imaginamos al perro súper obediente que cumple todas las ordenes y saber hacer miles de trucos, lo cierto es que simplemente debemos centrarnos en tres ordenes durante su primer año de vida.

Estas tres ordenes son fundamentales para evitar situaciones de riesgo o peligro, tanto para nuestro perro cómo para otros perros, personas o animales.

A la hora de adiestrar a un Schnauzer lo primero que debemos enseñar es a acudir a nuestra llamada, dejando de lado absolutamente todo lo que esté haciendo y centrándose única y exclusivamente en situarse a nuestro lado: Cómo enseñar a un perro a acudir a nuestra llamada.

Si nuestro perro está a punto de entrar o forzar una pelea entre perros, si va a cruzar una carretera transitada, si está en peligro o en cualquier otra situación… Será fundamental que acuda a nuestra llamada para que podamos cogerle con su correa.

Por eso esta orden debe ser primordial en su educación y no solo basta con que venga de vez en cuando, ya que un Schnauzer cabreado puede ser un peligro, debe acudir siempre y sin excepción.

Las otras dos ordenes que debes enseñarle por encima de todas las demás, es a sentarse y a soltar lo que lleve en la boca. Esto te sacará de muchos apuros y situaciones de peligro.

Consejos sobre su educación

Para que tu perro sea equilibrado y no padezca de estrés, ansiedad, nerviosismo, etc… Debemos hacer que se sienta cumplido, realizado y saciado en todas sus necesidades.

Para ello es obligatorio salir a pasear con el a diario y ejercitarlo, podemos hacer ejercicio junto a el o podemos obligarlo a ejercitarse tirando una pelota o palo para que la recoja. La principal causa de desequilibrio en perros es precisamente el exceso de energía, por eso debemos gastar la de nuestro perro a diario.

Alimentarlo adecuadamente es otro gran punto a nuestro favor, así evitaremos que pase el día buscando comida. Algo que trae de serie pues es uno de sus instintos básicos, pon unos horarios de comida y respétalos siempre.

Evita regañarle y nunca uses la fuerza física con el, a un perro nunca se le pega porque aprenderá que la violencia es una opción. Cuando haga algo bien usa el refuerzo positivo y cuando haga algo mal, corrígelo.

Con estos sencillos consejos conseguirás que tu Schnauzer sea un perro obediente y muy equilibrado, con el que poder disfrutar del día a día felizmente.

Dejar respuesta

Por favor escribe tu comentario
Nombre