desinfectando-las-patas-de-un-perro

La actual situación de pandemia debida al nuevo coronavirus SARS-CoV-2, además de provocar profundos cambios en las costumbres de las poblaciones humanas, también ha afectados a los perros que conviven en los hogares.

Los límites en los paseos, pero, sobre todo, la posibilidad de que se contagien y puedan transmitir el virus, centran las dudas de los cuidadores en estos tiempos. Las despejamos a continuación.

¿Pueden los perros transmitir el coronavirus?

No. En la actualidad los datos científicos disponibles descartan que los perros puedan transmitir la enfermedad COVID-19 a los seres humanos o a otros animales. Es cierto que se ha informado de algunos casos de perros que han dado positivo al test de SARS-CoV-2.

Se trata de animales expuestos al virus al convivir con personas enfermas, por lo que se supone que la transmisión se ha producido de seres humanos a animales. Un estudio recientemente publicado en el que se inocularon grandes cantidades del virus a animales de diferentes especies ha constatado que los perros son muy poco susceptibles.

Es decir, atendiendo a la evidencia científica actual, los perros no nos pueden contagiar esta enfermedad. Pero, por otra parte, se sabe que el virus es capaz de sobrevivir sobre diferentes superficies, por lo que se suscita la duda de si es posible contraer la enfermedad al tocar a un perro contaminado.

como-limpiar-las-patas-de-un-perro

¿Los perros son una fuente de contagio de coronavirus?

Se cree que el virus se contagia cuando gotículas que emiten las personas al hablar contactan con boca, nariz u ojos de otra persona. Pero estas gotículas pueden permanecer un tiempo suspendidas en el aire o depositarse sobre determinadas superficies. En función del material su capacidad infectiva resistirá más o menos.

Si una persona infectada por el SARS-CoV-2 llevase el virus en sus manos y tocase al perro o hablase, estornudase o tosiese demasiado cerca de él, es posible que el virus quedase depositado sobre su pelo o piel. El contacto con el virus también se produciría durante los paseos. Aunque estos se han visto reducidos y se prohíbe la interacción.

Aún así podría darse el contacto con superficies contaminadas, sobre todo con patas, cola, hocico u orejas. Para disminuir al máximo la difusión del virus se han establecido medidas preventivas basadas en la higiene personal, de utensilios, espacios y reducción del contacto personal y social. Pero, ¿cómo eliminamos el virus de los perros?

La higiene de los perros durante la pandemia

Aunque el nuevo coronavirus pudiera depositarse sobre el pelo o la piel del perro, lo cierto es que no es muy probable que este pueda mantenerse infectivo sobre ellos de forma que llegue a resultar contagioso para las personas.

Al tratarse de tejidos vivos y porosos, es difícil que resista y en cantidad suficiente. Pero, si queremos extremar las precauciones, podemos limpiar a nuestro perro a su llegada a casa tras el paseo siguiendo estos consejos:

  • Limpia las patas, la cola y el hocico, ya que son las partes del cuerpo que pueden contactar con elementos del exterior. Si las orejas son colgantes y tocan el suelo, también pueden lavarse.
  • Utiliza toallitas especialmente formuladas para perros.
  • También puedes recurrir a las de bebé siempre que no contengan alcohol ni perfume.
  • Es posible usar champú en seco específico para perros.
  • Otra opción es lavar las zonas señaladas con agua y el champú que use habitualmente el perro. Para ello puedes meterlo en la bañera o pasarle una toalla mojada con agua y champú.
  • Asegúrate de aclararlo bien para evitar restos de jabón que le puedan irritar la piel.
  • Igualmente, sécalo bien, ya que la humedad puede desembocar en problemas dermatológicos.
  • Por supuesto, nunca utilices lejía ni ningún otro producto abrasivo o no elaborado especialmente para los perros.
  • Cuida que ningún limpiador contacte con las mucosas para prevenir irritaciones.

Desinfectar la casa y los utensilios del perro

Además de higienizar a nuestro perro, es importante lavar sus accesorios, ya que el SARS-CoV-2 vive horas en diferentes superficies como plástico o acero inoxidable. Los comederos y los bebederos pueden fregarse con agua y el jabón que utilicemos para la loza. Mejor en lavavajillas y con agua caliente.

Las camas pueden limpiarse en lavadora. Lo ideal sería con agua a 60-90 ºC. Las correas y collares, dependiendo del material, pueden lavarse en lavadora, a mano o pasarles una toallita o paño humedecido con agua y jabón o desinfectante. La exposición al sol 24 horas es otra medida preventiva. También podemos desinfectar el suelo.

Primero con nuestro limpiador habitual y, después, dando una segunda pasada con un desinfectante. Sigue las indicaciones del fabricante y no mezcles productos. Entre los desinfectantes a escoger destacan lejía, agua oxigenada, etanol al 60-70 % o clorhexidina. El vinagre blanco destilado o el aceite de árbol de té no son eficaces.

Recomendaciones si tengo coronavirus

Si has dado positivo al SARS-CoV-2 lo recomendable es que dejes a tu perro al cuidado de otra persona. Pero, si no es posible, para interactuar con él debes tomar las mismas precauciones que se recomiendan respecto a otras personas.

Es decir, lavado frecuente de manos con agua y jabón, no tocarte la boca, la nariz ni los ojos y usar mascarillas quirúrgicas o FFP2 y guantes de látex o nitrilo. La limpieza del perro y de sus complementos debe hacerse según lo indicado en los apartados anteriores.

Bibliografía
Colegio de Veterinarios de Sevilla. 2020. Pautas para pasear al perro durante el estado de alarma por el coronavirus. Portal Veterinaria.
Hanson, Jarod. 2020. Top 10 Disinfectants for COVID-19. clinician’s brief.com.
Shi et al. 2020. Susceptibility of ferrets, cats, dogs, and different domestics animals to SARS-coronavirus-2.