Cómo entrenar a un cachorro


Es una gran alegría poder compartir parte de nuestra vida con un perrito, con suerte y si todo marcha bien serán muchos años conviviendo juntos. Por eso es muy importante saber cómo entrenar a un cachorro correctamente.

Dependiendo del adiestramiento que le demos a nuestro cachorro, tendremos un perro más o menos obediente en el futuro. Es importante ir enseñándoles poco a poco para que así aprendan factiblemente con el paso del tiempo. Vamos a repasar todo lo que necesitamos saber para adiestrar a nuestro cachorro.cachorrito de perro

¿Cuando comenzar a entrenar a un cachorro?

Debemos ser conscientes de que los cachorros son el equiparable a un bebé humano, es decir, no van a aprender nada porque sencillamente sólo quieren jugar, comer y dormir. Sólo a partir de los tres meses de edad podemos comenzar a enseñarles cosas tan básicas cómo el “no”.

Un cachorro con menos de tres meses no debe ser adiestrado, simplemente es un cachorro, déjalo disfrutar. Además al no tener sus vacunas puestas no puede salir a pasear, por lo que simplemente nos dedicaremos a jugar con el dentro de casa. A partir de los tres meses de vida podemos ir riñéndoles un poco con el “no” cuando hagan algo mal, aunque siempre con mucha paciencia y cariño.

A partir de los seis meses de vida podemos ir adiestrando a nuestro cachorro con ejercicios más complejos, cómo el “siéntate”, “ven aquí”, “tumbado”, etc…. Siempre con mucha paciencia y refuerzo positivo.

A partir de un año de vida podemos enseñar a nuestro cachorro, que ya será un perro “adolescente” trucos más complejos. Igualmente con mucha paciencia y refuerzo positivo.

cachorro mordiendo

Cómo entrenar a un cachorro para que no me muerda

Los cachorros no conocen ninguna norma/regla por lo que sencillamente hacen lo que les viene en gana. Ellos no tienen manos ni dedos con los que coger cosas cómo por ejemplo hacemos los humano, así que utilizan la boca para prácticamente todo.

A la hora de jugar, cuando los cachorros juegan entre ellos normalmente juegan a morderse, por eso cuando juegan con nosotros también nos muerden. Es simplemente su forma de jugar con nosotros, su forma de pasárselo bien sin ser conscientes de que en ocasiones nos hacen daño.

Cuando nuestro cachorro nos muerda, le regañaremos con un “no” o un “shhhhh” y acto seguido dejaremos de jugar con el. Pasados unos pocos minutos, cogeremos un juguete y comenzaremos a jugar con el, haciendo que el lo muerda (una especie de tira y afloja).

Cuando muerda el juguete le felicitaremos, verbalmente y con caricias, para que comprenda que morder el juguete está bien. Esto es lo que se conoce cómo refuerzo positivo.

Con esta técnica nuestro perro aprenderá a que no mordernos, aunque obviamente necesitará varias semanas para aprender. No es algo que un cachorro aprenda en dos días… simplemente, practícalo cada vez que te muerda y así aprenderá.

cachorro en casa

Cómo entrenar a un cachorro para que haga pis fuera de casa

Debemos recordar que los cachorros no deben salir de casa hasta que tengan todas sus vacunas puestas, algo que normalmente sucede alrededor de los tres meses de vida. Cuando puedan salir de casa, debemos establecer unos horarios de salidas y respetarlos todos los días.

De esta forma nuestro cachorro sabrá a que hora le toca salir a la calle. También debemos usar el refuerzo positivo cada vez que haga pis o caca fuera de casa, le felicitaremos, le daremos mimos y una galletita para perros. Si hace pis o caca dentro de casa, no debemos castigarle ni reñirle nunca, simplemente lo limpiaremos y lo ignoraremos (sin refuerzo positivo).

Esta es la forma más sencilla de entrenar a un cachorro para que haga sus necesidades fuera de la casa, simplemente usando el refuerzo positivo.

cachorro jugando

Cómo entrenar a un cachorro físicamente

Debemos ser muy cautelosos a la hora de ejercitar físicamente a un cachorro, ya que un exceso de ejercicio le puede perjudicar mucho. Los cachorros cómo tales no necesitan hacer ejercicio, es decir, no es necesario salir con ellos a correr ni tampoco obligarlos a caminar.

Los cachorros de menos de tres meses sólo deben hacer lo que ellos quieran hacer dentro de casa, si quieren jugar que jueguen, si quieren andar o correr que lo hagan, pero a su ritmo y siempre dentro de casa. No debemos obligarles nunca a ejercitarse, ellos deben marcar el ritmo.

Los cachorros de tres a seis meses de vida pueden salir a la calle a pasear pero a si ritmo, es decir, salir con ellos a la calle y soltarles en algún parque para perros o jardín habilitado. Que sean ellos los que corran y jueguen con otros perritos a su antojo, no debemos forzarlos a pasear ni a ejercitarse, al igual que los más pequeños, ellos irán marcando el ritmo.

Los cachorros de más de seis meses de vida pueden salir ya a pasear con nosotros pero sin excedernos, nada de interminables caminatas… Unos paseos por el barrio, por el parque o por la playa pueden ser más que suficientes. Ellos nos irán pidiendo más conforme se desarrollen y se vean más fuertes y energéticos.

Si te ha gustado el artículo y te ha sido de utilidad, ayúdanos a mantener la web en marcha! : Dale “Like” o Compártelo en las redes sociales  🙂 ¡Gracias!

Guardar