Cómo extirpar una garrapata a un perro

Las garrapatas son posiblemente uno de los parásitos más temidos por quienes convivimos con perros. Ya que no sólo pueden contagiar al perro de una gran cantidad de enfermedades, lo cuál es horrible, sino que también pueden establecerse en humanos y contagiarnos a nosotros.

Estos parásitos son muy listos ya que no provocan picor ni irritación cómo las pulgas, de esta forma evitan ser detectadas. Las garrapatas incluso utilizan un poco de anestesia que generan de forma nativa cuando nos van a picar, para que no sintamos ningún dolor ni molestia, mientras ellas se alimentan con nuestra sangre o con la de nuestro perro.

Dedica los próximos treinta segundos de tu vida a leer esta información y tanto tu perro cómo tu estaréis siempre bien protegidos, además aprenderás a quitar una garrapata correctamente.

¿Cómo saber si mi perro o yo tenemos garrapatas?

Las garrapatas son parásitos que se contagian muy fácilmente, si nuestro perro ha estado jugando con otros perros contagiados es posible que se haya infectado. Aunque también puede infectarse simplemente paseando por el parque, o el jardín.

Lo mismo sucede con nosotros, podemos contraer una garrapata simplemente paseando por el bosque, o por la ciudad. Estos parásitos prefieren alojarse en animales peludos para evitar ser detectados, por lo que a niveles generales suelen preferir vivir en un perro que en un humano.

Para saber si nuestro perro tiene garrapatas debemos hacer una inspección ocular minuciosa. Las garrapatas tienen el tamaño de una lenteja, cuando son jóvenes pueden ser tan pequeñas cómo la punta de un lápiz y cuando son adultas pueden incluso parecer un garbanzo.

garrapata en el lomo del perro

Las orejas por dentro y por fuera, la cara, las axilas, las ingles y los huecos entre los dedos de las partas de nuestro perro, son los lugares donde normalmente se hospedan. Sin embargo es posible encontrar garrapatas en cualquier parte. Por lo que debemos ir levantando el pelo de nuestro perro con la ayuda de la mano (con mucho cuidado y sin dañarle, mover la mano a contrapelo) para visualizar su piel en busca de posibles garrapatas.

Debemos revisar todo su cuerpo, desde la punta de la nariz hasta el final de la cola. Algunas garrapatas se alojan en la zona cercana a los ojos, por lo que no debemos confundirlas con granos, verrugas o similares.

Cómo extirpar una garrapata al perro en un paso

Si finalmente detectamos una garrapata en nuestro perro, debemos quitársela siguiendo estas instrucciones al pie de la letra. Nunca debemos tirar de la garrapata sin más esperando a que se suelte, porque seguramente su cabeza quedará dentro de la piel de nuestro perro y le causará infecciones.

La forma correcta de eliminar una garrapata es observándola, hay que ver donde tiene sus patas para ver en que sentido se ha introducido en la piel del perro. Una vez hayamos visto el sentido hacia donde iba caminando cuando ha introducido su cabeza en la piel de nuestro perro, simplemente debemos cogerla con unas pinzas (lo más cerca posible de su cabeza) y tirar suavemente pero constantemente en sentido contrario, para que salga en el mismo angulo en el que entró.

Si tiramos hacia arriba, o hacia el lado incorrecto, su cabeza se partirá quedando dentro del a piel de nuestro perro, lo que causará infecciones. Si conseguimos sacar la garrapata con vida y entera, debemos meterla en un frasco con alcohol para que muera ahogada. No debemos pisotearla, porque si es una garrapata embarazada, podríamos hacer que todos sus huevos se dispersaran…. produciendo una futura invasión de garrapatas.

Una vez hayamos retirado la garrapata a nuestro perro, lavaremos la zona con agua tibio y jabón, aclarando luego nuevamente. Después le aplicaríamos un poco de yodo para evitar infecciones en la pequeña herida que la garrapata dejó abierta (donde había introducido su cabeza).

garrapata atrapada

Debemos revisar a nuestro perro en profundidad, ya que es posible que haya más garrapatas aunque sean de diferentes tamaños (más complicadas de detectar).

¿Cómo proteger a mi perro contra las garrapatas?

Existen multitud de productos anti-parásitos en el mercado canino, aunque lo más recomendable es proteger a nuestro perro de forma natural. Con estos remedios caseros contra pulgas y garrapatas y además, siguiendo estos sencillos consejos que apenas nos robaran un poquito de tiempo y dedicación:

  • Bañar al perro una o dos veces al mes con un champú anti-parásitos
  • Utilizar un repelente anti-parásitos natural para prevenir contagios / infecciones
  • Examinar a nuestro perro en profundidad una vez a la semana
  • Cepillar a nuestro perro habitualmente con un peine especial para perros

¿Difícil? son unas rutinas obligatorias si tenemos perro, debemos vigilar bien su salud para que el esté bien sano y de paso, nosotros también.

Si te da miedo intentar quitar la garrapata por ti mismo, o simplemente te da un poco de asco o temes hacerlo mal, puedes acudir a tu veterinario. El la quitará y podrá enseñarte a hacerlo fácilmente.

Si te ha gustado el artículo y te ha sido de utilidad, ayúdanos a mantener la web en marcha! : Dale “Like” o Compártelo en las redes sociales  🙂 ¡Gracias!