Cómo cortar las uñas a un gato

Si tienes un gatito en casa ya te habrás dado cuenta de que cortarle las uñas puede resultar una tarea muy complicada. Los gatos no sólo odian que les corten sus uñas sino que son raras las veces que se dejan hacerlo.

Aunque por suerte para todas las que compartimos vida con un gato, existen una serie de trucos que podemos poner en práctica desde que son cachorros, para hacernos esta tarea mucho más sencilla y llevadera. Vamos a ver cómo cortar las uñas a un gato sin resultar herida en el intento.

zarpa de un gato con uñas largas

Preparando al gato para cortarle las uñas

No es ningún secreto que la mayoría de gatos son completamente independientes, ellos deciden cuando quieren mimos o cuando quieren estar a su aire. Así que para poder cortarles las uñas, debemos enseñarles desde cachorros a estar sobre nuestro regazo, sobre nuestras piernas.

Podemos jugar con ellos, hacerles mimos, cualquier cosa que los tenga entretenidos, para que se habitúen a estar sobre nosotras y para que el contacto humano sea más natural. Los gatos acostumbrados a estar sobre humanos y los más mansos, son los que menos problemas nos darán a la hora de cortar o limar sus uñas.

Para la ocasión, debemos buscar un momento del día en el tanto el gato cómo tu estéis totalmente cómodas. De nada sirve intentar cortarle las uñas si el gato está a otra cosa… porque no nos hará ni caso y no se estará quieto.

No intentes nunca cortarle las uñas por la fuerza, porque no va a funcionar. Si hoy no es el día, no desesperes e inténtalo mañana.

cortador de uñas para gatos

Cómo cortar las uñas a un gato

Una vez el gato está acomodado sobre nosotras, debemos comenzar a acariciarle suavemente hasta llegar a sus patitas. Prestaremos especial atención a sus almohadillas, masajeandolas lentamente.

Cuando el gato esté totalmente relajado, debemos apretar lentamente y con cuidado las almohadillas de sus patas, de esta forma sus uñas saldrán a la vista. Cómo todas sabemos, las uñas de los gatos suelen estar ocultas al ser retráctiles.

Cuando veamos las uñas, comenzaremos a cortarlas lentamente, en pequeños trozos y con mucho, mucho cuidado de no llegar nunca a la parte del nervio. La parte del nervio es la parte rosada en la zona inferior de la uña (por debajo / dentro). También podemos cortar un pequeño trozo y limar el resto para asegurarnos de no dañarlo.

En realidad no tiene mucho más truco, debemos calmar al gato y hacerlo todo con mucha tranquilidad. Recuerda que los gatos tienen 18 uñas, cinco en cada patita delantera y cuatro en cada patita trasera.

gato sacando uñas

¿Cuando cortar las uñas a un gato?

Los gatos necesitan sus uñas para todo, lo que significa que las usan a diario. Tanto para su vida cotidiana cómo para jugar con nosotras. Por eso debemos mantener sus uñas bien cortadas y limadas, ya que así evitaremos dolorosos accidentes.

Lo normal es cortar las uñas a un gato cada mes o mes y medio. Es decir, una vez cada cuatro o seis semanas. Si no te atreves con el cortador de uñas, puedes simplemente limarlas. recuerda que en las clínicas veterinarias venden cortadores de uñas especiales para gatos, son más sencillos de usar.

Si tu gatito tiene un limador de uñas en forma de juguete, es posible que sólo debas cortárselas cuando le crezcan en exceso (hay que ir viendo su longitud), pero puede ser cada tres o cuatro meses.

Así que ya sabes cómo cortar sus uñas, simplemente recuerda ser paciente y hacerlo con mucho mimo.

Si te ha gustado el artículo y te ha sido de utilidad, ayúdanos a mantener la web en marcha! : Dale “Like” o Compártelo en las redes sociales  🙂 ¡Gracias!