Síntomas de la diabetes en perros

1
6378

Es extraño ver que muchas enfermedades comunes en humanos son también comunes en nuestras queridas mascotas, como es el caso de la diabetes en perros, una enfermedad fácilmente detectable y que apenas precisa de medicación para poder llevar una vida normal.

La diabetes es una enfermedad conocida desde hace muchos años, es un trastorno por el cual nuestro páncreas no segrega la cantidad suficiente de insulina (o no segrega nada de insulina) a nuestro torrente sanguíneo, por lo que la glucosa no puede ser metabolizada por las células.

Hablando de forma clara y legible para todas las personas, por pocos conocimientos médicos que posean, se podría decir que la diabetes en perros es la enfermedad que hace que nuestro perro no cree de forma natural la insulina que necesita su organismo.

Cuando nuestro perro come, los nutrientes pasan mediante un complejo sistema de digestión al torrente sanguíneo, los cuales se denominan glucosa. Muchas personas piensan que la glucosa es el nivel de azúcar que contiene la sangre, un error muy común.

La glucosa es la cantidad de nutrientes que contiene nuestra sangre y por supuesto la sangre de cualquier animal. Un perro con un nivel alto de glucosa es un perro que probablemente padezca diabetes. Las células del cuerpo se alimentan de glucosa, de esa forma pueden obtener energía, cumplir sus funciones y desarrollarse.

Pero sin insulina, las células no pueden aprovechar la glucosa de la sangre, por lo que nuestro perro no podrá metabolizar todo ese alimento, no podrá obtener la energía que necesita.

¿Cuales son los principales síntomas de la diabetes en perros?

Los síntomas que se muestran son bastantes claros e identificables, aunque por supuesto para poder verificar que nuestro perro está enfermo deberemos acudir a un veterinario.

Los principales síntomas de un perro diabético no diagnosticado son:

  • Exceso de orina, el perro orinará más veces y más cantidad que un perro no enfermo.
  • Exceso de ser, el perro beberá mucha más agua de lo habitual o normal, debido a que orina más.
  • Perdida de peso, aunque coma de forma correcta y normal la perdida de peso es muy común.
  • Exceso de hambre, el perro tendrá mucha más hambre de lo normal, a todas horas.
  • Cataratas, muchos perros con diabetes desarrollan esta enfermedad ocular, las cataratas (de forma prematura).

Como hemos indicado, el aumento de sed y la cantidad de orina excesiva es uno de los principales síntomas de que nuestro perro puede estar enfermo. La diabetes hace que el perro no cree insulina o por lo menos, no la cantidad que debería.

perro en veterinario

Eso provoca que los nutrientes no puedan ser absorbidos por las células, algo que provoca que su cuerpo piense que tiene una falta de nutrientes y en consecuencia comience a metabolizar grasas y proteínas de sus músculos para convertidas en glucosa…

Es como la pescadilla que se muerde la cola, ya que aunque metabolice esas grasas y proteínas las células no podrán usarlas sin insulina. Esto provoca a su vez una perdida de peso injustificada, aunque el perro coma el doble o el triple de lo normal.

¿Cómo detectar la diabetes en un perro?

Se utilizan unas sencillas pruebas para diagnosticas a un perro de diabetes, lo primero que nuestro veterinario nos va a pedir es una muestra de orina en ayunas. Debemos recoger con un frasco esterilizado (de venta en farmacias) un poco de orina de nuestro perro antes de que caiga al suelo, debe ser la primera orina del día.

El veterinario analizará dicha muestra y si la muestra contiene glucosa (los perros no enfermos de diabetes no expulsan glucosa en su orina), entonces procederá a realizar un análisis de sangre para confirmar la enfermedad.

Es una técnica muy sencilla y económica en realidad, que puede salvar la vida de nuestro perro. Si la enfermedad es confirmada mediante las analíticas, el veterinario nos enseñará como aplicar la medicación a nuestro perro.

Los perros obesos o sedentarios tienen más peligro a padecer algún tipo de diabetes que los perros con una alimentación sana y un estado físico normal.

pinchando insulina en perro

¿Un perro con diabetes puede tener una vida normal?

Si, un perro con diabetes y con su tratamiento de insulina adecuado (siempre prescrito por nuestro veterinario), puede tener una vida completamente normal y mover su cola mostrando su felicidad.

Es recomendable además de su medicación, aportar una alimentación sana y realizar ejercicio. Algo que no solo le va a venir bien al perro, al dueño también.

Los perros bien diagnosticados y tratados, tienen una vida completamente normal e igual de duradera. Aunque deberos realizar revisiones periódicas con nuestro veterinario para verificar que la dosis de la medicación (insulina) es la adecuada en todo momento.

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor escribe tu comentario
Nombre