¿Debo extirpar las uñas al gato?

Son muchas las personas que afortunadamente tienen un gato en su vida pero que desconocen el daño que pueden causar si deciden extirpar las uñas al gato. Todas sabemos que los gatos pueden arañar cortinas, el sofá y diversos muebles de la casa… sin contar que incluso nos pueden arañar a nosotras mismas.

Pero la solución no pasa por acudir a un veterinario para que le extraiga las uñas al gato, sino por buscar alternativas que no causen dolor, ni dejen incapacitado a nuestro pequeño peludito de cuatro patas. Veamos que podemos hacer para evitar amputar sus uñas.

uñas de gato

¿Para qué utiliza un gato sus uñas?

Las uñas son una parte fundamental de la morfología de los gatos, no sólo les ayuda a cazar o por lo menos intentarlo, sino que son imprescindibles para tareas tan sencillas cómo trepar o agarrarse ante el peligro de una caída.

Por no mencionar que también les sirven para defenderse, un gato sin uñas es cómo un coche sin ruedas, algo sin sentido. Las personas que operan a sus gatos para amputar sus uñas, sencillamente no deberían tener un gato, o por lo menos , no uno de verdad (que se compren un peluche).

gato en veterinario

Alternativas al a extirpación de uñas en gatos

Si estás pensando en amputar las uñas de tu gato, probablemente sea porque te hizo algún destrozo grande en casa. Pero no olvides… que cuando adoptaste o compraste al gatito, eso ya lo sabias.

No es necesario amputar sus uñas para siempre, simplemente debes cortar sus uñas mensualmente para evitar que crezcan en exceso, te explicamos cómo hacerlo aquí: Cómo cortar las uñas a un gato.

Algo fundamental es poner a disposición del gato un buen rascador, es algo similar a un juguete para gatos, que sirve precisamente para lo que su nombre indica, rascar. Los gatos pueden sacar sus uñas y disfrutar mucho rascando este juguete, de forma que el resto de muebles de la casa dejaran de correr peligro.

incluso existen una especie de fundas para las uñas de los gatos, pero siendo honestas, no es algo que al gato le guste ni le haga sentir cómodo. No es una opción viable, para quien este pensando ya en ella.

gato jugando con su rascador

Peligros de quitar las uñas a un gato

Aunque la intervención quirúrgica en si no suele suponer un peligro para la vida del gato pues es poco invasiva, hay que destacar que más del cincuenta por ciento de este tipo de operaciones presentan problemas a corto, medio y largo plazo.

Los problemas más habituales es dolor crónico en el gato, que no sólo maullará constantemente para quejarse sino que en muchas ocasiones ni siquiera querrá andar. Debido al gran dolor que esto les causa.

Las infecciones son muy comunes también si se practica esta operación, ya que al ser retráctiles y haber sido extirpadas, damos lugar a un pequeño hueco donde pus, germenes y bacterias pueden hacer de las suyas.

Y por último aunque no menos importante, la depresión. Los gatos también se deprimen y cuando vean que no pueden hacer lo que siempre han hecho, debido a que no tienen uñas…. se deprimirán.

En muchas comunidades autónomas Españolas está prohibido por ley realizar este tipo de operaciones, donde se amputan las uñas. Las multas son muy elevadas y pueden llevar incluso al cese de la licencia veterinaria. No es algo para tomarse a broma, amputar las uñas de un animal es tortura.

Si te ha gustado el artículo y te ha sido de utilidad, ayúdanos a mantener la web en marcha! : Dale “Like” o Compártelo en las redes sociales  🙂 ¡Gracias!