Mi gato se rasca mucho ¿Por qué?

A menudo nos llegan consultas indicando que el gato se rasca mucho, llegando incluso a producirse heridas en los casos más extremos. Que un gato se frote contra algo para rascarse es habitual y no debe preocuparnos, pero si se rasca en exceso llegando incluso a utilizar sus garras, entonces nos encontramos ante un problema de salud considerable.

Existen varios factores que pueden ocasionar un picor extremo en nuestro gato, algunos externos cómo los alérgenos o parásitos y otros internos, cómo los inmunomediados. Vamos a repasar todas las posibles causas por las que un gato se rasque en exceso y cómo solucionarlo.

gato rascandose

Mi gato se rasca mucho: Pulgas y Garrapatas

Los parásitos son el principal motivo por el que un gato puede padecer de un picor extremo, para ser más concretos las pulgas. Y aunque las garrapatas también pueden ocasionar malestar y picor, en la gran mayoría de los casos suelen ser pequeñas pulgas las que se encargan de martirizar al gato.

Detectarlas es muy sencillo, basta con ir separando poco a poco y con la ayuda de las dos manos, el pelo de nuestro gatito hasta que veamos su piel. Debemos examinar diferentes puntos de su cuerpo en busca de pequeños puntos negros que caminan muy deprisa o saltan. Esos pequeños puntos, son pulgas.

poniendo una pipeta a un gato

La solución es muy sencilla, simplemente debemos proteger a nuestro gato contra parásitos utilizando algún collar repelente o líquido repelente (en España se conoce cómo “pipetas”) para aplicarlo sobre el. Un champú repelente también puede ser de gran ayuda, siempre y cuando se deje bañar con naturalidad.

Para las garrapatas el tratamiento es el mismo, aunque el aspecto de estas es algo diferente. Más similar a un grano más o menos gordo y de diferente color, pasando de rosáceo a oscuro o incluso negro, dependiendo del estadio de vida de la garrapata.

Que un gato que tiene acceso a la calle se contagie de pulgas es totalmente habitual, no debemos asustarnos aunque si debemos tomar medidas para que no se reproduzcan, ya que podrían contagiarnos a nosotros también.

alergia alimentaria en gatos

Mi gato se rasca mucho: Alergias

Las alergias son el segundo cuadro más común en lo que a picor en gatos se refiere, muchas de ellas son estacionales y/o ambientales, mientras que otras son alimentarias. Determinar qué tipo de alergia tiene nuestro gato es algo bastante complejo en realidad, por lo que sin duda recomendamos que sea un veterinario el que haga las respectivas pruebas o incluso descartes.

Algunos gatos tienen alergias a la primavera por el incremento de polen en el aire, otros sin embargo simplemente tienen alergia a algún contaminante en concreto que puede haber por la calle, o simplemente a algún producto de algo que haya en nuestra casa cómo por ejemplo el barniz de un mueble o el detergente que usamos para lavar la ropa.

Sin embargo las alergias más comunes se deben a una mala alimentación, los gatos deben ser alimentados cómo carnívoros que son con una dieta rica en carnes y pescados. Si se utiliza pienso o latas de comida húmeda debemos asegurarnos de que están compuestos principalmente por productos cárnicos.

Existen piensos y latas de comida húmeda especialmente formulados para gatos con problemas digestivos y/o alergias. Siempre es una buena opción probar con este tipo de alimentación para poder ir descartando otras posibles causas.

gato con infección

Mi gato se rasca mucho: Irritación dermatológica

Existen multitud de causas que pueden causar un enrojecimiento en la piel o un sarpullido, lo que se conoce cómo irritación dermatológica. El simple roce con determinadas plantas tóxicas para los gatos o plantas cómo las ortigas que desprenden toxinas al contacto, pueden ocasionar un picor considerable en nuestro gato.

Un exceso de ácaros también puede ser el motivo de una irritación, algunas tan graves cómo la propia Sarna (muy habitual en gatos). Aunque afortunadamente la mayoría, por no decir todas, son tratables con una medicación adecuada.

Se trata de un circulo vicioso que hay que romper, porque la irritación le causa picor al gato, que se rasca para aliviarse pero que sin saberlo a la vez provoca que la irritación sea más severa.

Incluso una pequeña astilla o espiga clavada en su piel, puede ocasionar una pequeña infección e irritación, capaz de provocar un gran picor.

Aunque suene un poco repetitivo, sólo un veterinario puede saber que tipo de irritación es. Para ello realizara algunas pruebas a nuestro gato e incluso observará muestras bajo el microscopio para determinar la causa. Solamente sabiendo el motivo, se puede aplicar un tratamiento, ya que todos los tratamientos son diferentes.

pulgas en gatos

Mi gato se rasca mucho: Picaduras

Otro de los motivos por los que un gato se puede rascar con contundencia e insistentemente, es la picadura de algún insecto o animal. La picadura de una avispa o de una abeja pueden causar un enorme picor a nuestro gato, incluso una inflamación dependiendo de la zona afectada.

Las mordeduras de pequeños ratones o incluso de culebras, pueden causar también malestar e irritación en el gato, que derivará en un rascado reiterado que provocará a su vez una irritación mayor. Las arañas también pueden picar a un gato, provocando inflamación y picor.

En realidad existe una gran cantidad de insectos y animales que pueden causar mucho picor con una simple picadura. Por eso es recomendable examinar siempre a nuestro gato cuando veamos un comportamiento extraño en el.

Resumiendo un poco, debemos recordar que es completamente normal que un gato se rasque o se frote contra algo. Incluso varias veces al día, pero si observamos que el rascado es excesivo o demasiado insistente, debemos realizar una revisión superficial de su piel e ir descartando las causas anteriormente expuestas.

Si tienes dudas o no estás completamente convencida de haber dado con el problema, siempre puedes acudir al veterinario y pedirle que revise al gato.

Si te ha gustado el artículo y te ha sido de utilidad, ayúdanos a mantener la web en marcha! : Dale “Like” o Compártelo en las redes sociales  🙂 ¡Gracias!