Mi gato tiene tos – Causas y tratamientos

91

Al igual que cualquier otro animal o persona, los gatos también tosen, aunque pueden hacerlo por motivos naturales con una tos esporádica o por motivos concretos, cómo cuando están enfermos o intentando expulsar una bola de pelo.

Saber diferenciar la tos de un gato marca la diferencia entre tener que preocuparnos y acudir al veterinario con urgencia o tratar nosotros mismos a nuestro gato sabiendo que se pondrá bien. Nuestros pequeños felinos son todos unos expertos en lo que a tos se refiere y es extraño el día en el que no tosen al menos una vez.

Vamos a explicar cuales son los principales motivos y causas por las que un gato tiene tos, cómo identificar el tipo de tos y qué debemos hacer al respeto. Algunos necesitarán tratamiento mientras que otros solamente unas pocas caricias y/o remedios caseros.

tos de gato

Diferentes tipos de tos en gatos

Lo primero que debemos hacer es mantener la calma, no hay que ponerse nerviosos porque hayamos escuchado toser a nuestro gato, aunque lo haga varias veces. Lo fundamental es identificar el tipo de tos que tiene nuestro gato para saber cuál es el origen de la misma.

Existen muchos tipos de tos en gatos, está la tos seca y grave similar a la de una persona fumadora, la tos suave y casi imperceptible, la tos con mucosidad, la tos acompañada de estornudos e incluso la tos acompañada de extraños ruidos similares a pequeños pitidos.

Prestando un poco de atención podremos identificar rápidamente cuál es el tipo de tos que tiene nuestro gato. Incluso podemos usar alguna aplicación del móvil para grabar su tos y analizarla una y otra vez, si fuera preciso.

Sabiendo cómo es la tos de nuestro gato, podremos saber qué es lo que le sucede y cómo socluionarlo. En algunos casos será necesario acudir al vete mientras que en la mayoría, simplemente bastará con solucionar el problema a partir del origen.

gato con mocos

Mi gato tiene tos y mocos, con estornudos ocasionales

Si nuestro gato tiene una tos constante acompañada de estornudos y en ocasiones de mocos o flemas, es más que probable que se trate de alguna infección vírica o bacteriana. Ojo, no debemos alarmarnos si tose un par de veces… pero si estar más atentos a el por si la tos es crónica.

En estos casos lo ideal es acudir a un veterinario para que revise a nuestro gato y lo diagnostique, puede tratarse de un simple resfriado o de un resfriado demasiado fuerte, que pueda derivar en neumonía.

También puede tratarse de algún virus estacional o enfermedad bacteriana, pero solamente realizando determinadas pruebas veterinarias se puede saber con exactitud que le sucede y por ende, ponerle un tratamiento medicinal adecuado.

Los principales síntomas de una infección vírica o bacteriana en gatos son:

  • Tos continuada.
  • Posibles estornudos.
  • Aparición de mucosidad o flemas.
  • Ojos llorosos o aparición de legañas de aspecto verdoso u oscuro.
  • Estados febriles.

gato con tos seca

Mi gato tiene tos seca y grave, cómo de fumador

Cuando un gato tiene una tos seca constante y carrasposa, similar a la de una persona que ha fumado durante muchos años, se trata de un problema de bronquios. Los gatos también pueden tener bronquitis aunque no fumen, ya que existen varios tipos de bronquitis, entre ellos la vírica.

La tos áspera en gatos es un claro síntoma de una bronquitis felina, normalmente contraída mediante un virus o autogenerada debido a cambios bruscos de temperatura o un exceso de polución en el aire.

Los síntomas para este tipo de enfermedad son muy claros:

  • Tos seca y áspera, constante.

El tratamiento paar este tipo de tos es sin embargo muy variable, dependiendo del estado de irritación de los bronquios y del estado general del gato nuestro veterinario le recetará una medicación más o menos intensa, potente. No existe remedio casero alguno para curar la bronquitis en gatos, es obligatorio acudir al veterinario.

gato con mucha tos

Mi gato tiene mucha tos y parece que se ahoga

Este tipo de tos es más complejo de detectar ya que no siempre va acompañado de otros sonidos pulmonares cómo pitidos, o mejor dicho, si que siempre va acompañado de ese tipo de pitidos pero no siempre somos capaces de oírlos.

Cuando un gato tiene tos y al toser apreciamos sonidos raros que salen de su cuerpo, cómo pitidos agudos, es muy probable que se trate de asma. Esta tos suele ser bastante exagerada y da la impresión de que el gato se está asfixiando, ahogando debido a que no puede respirar.

No debemos alarmarnos, manteniendo la calma llamaremos a nuestro veterinario y le explicaremos lo que sucede. Seguramente nos dé una cita urgente para revisar al gato y cerciorarse de que se trata de asma felino.

El asma en gatos es mucho más común de lo que la gente se piensa, debido al exceso de polvo o a alergias ambientales, los gatos terminan adquiriendo una tos crónica cada vez más insistente y fuerte. El asma no es otra cosa que una derivación alérgica, por lo que un gato con asma puede llevar una visa normal siempre y cuando sea tratado con los medicamentos necesarios.

gato vomitando

Mi gato tiene tos y vomita

Esta es otra de las situaciones más comunes en gatos, la típica tos acompañada de vómitos o intento de vomitar. Es una tos muy característica ya que el gato además de toser adopta una postura muy concreta, similar a cómo si estuviera estirando su cuello horizontalmente.

Lo más normal es que se trate de una bola de pelo que esté intentando expulsa provocándose el vómito. Todos sabemos cómo son los gatos, todo el día lamiéndose y tragando pelo… es sólo cuestión de tiempo que se les haga una bola de pelo en la garganta o estómago e intenten expulsarla.

Lo más probable es que tras unos cuantos intentos vomite un poco de pelo con algo de bilis, no debemos preocuparnos si es así ya que el problema habrá quedado solucionado. Pero si vemos que persiste una y otra vez y no puede vomitar la bola de pelos… en algunos casos es necesario acudir al veterinario.

Y no siempre se trata de pelos, en ocasiones los gatos más traviesos intentar tragarse o se tragan objetos poco digeribles, haciendo que padezcan de dolor de estómago o que incluso se les quede atascado a medio camino en la garganta.

Por ello insistimos en que si tras varios intentos no consigue vomitar y terminas así con su tos rara, debemos acudir a un veterinario solamente para asegurarnos de que no es nada más grave.

gato tumbado

Mi gato tiene tos y está muy débil

Cuando la debilidad acompaña a la tos es que nada bueno está sucediendo en nuestro pobre gatito. Algunas veces podemos confundir el tipo de tos con otra más o menos similar y pensar que no es nada grave, sin embargo cuando la tos va acompañada de debilidad o perdida de peso, debemos tomárnoslo muy en serio.

El principal motivo de este tipo de tos acompañado de debilidad son los parásitos, los cuales absorben todos los nutrientes de los alimentos que come el gato provocando una falta de energía muy considerable.Por ello es tan importante mantener siempre a nuestro gato bien desparasitado, para evitar este tipo de problemas.

Otro motivo común son los hongos, muchos de ellos irritarán la garganta de nuestro gato y debilitaran su sistema inmune, haciendo que parezca enfermo y decaído. Sean parásitos o sean hongos, será un veterinario el único que pueda solucionar el problema con una medicación adecuada.

gato bebiendo agua

Remedios caseros para curar la tos en gatos

No seas tan ingenuo pensando que con un poco de esto y lo otro podrás curar a tu gato si está enfermo. Si bien es cierto que existen algunas recomendaciones básicas para tratar la tos de un gato, también lo es que no existen remedios caseros mágicos que eviten la visita al veterinario.

Si nuestro gato está enfermo y nos ponemos a tontear con remedios caseros que hemos leído aquí y allá y que afirman funcionar… lo más probable es que su enfermedad empeore y después sea mucho más complicado curarlo. Debemos tener especial precaución si se trata de un cachorro, ya que los gatos pequeños / bebés tienen un sistema inmune muy débil.

Tener un gato es una gran responsabilidad, y esa responsabilidad implica tener que acudir a un veterinario cuando esté enfermo. Si no tenemos medios económicos, podemos acudir a una protectora de animales y explicar el problema.

Consejos básicos para tratar la tos de un gato, recomendaciones:

  • Pon siempre agua fresca y limpia a disposición de tu gato.
  • Evita que tu gato respire polvo o humo, no limpies la casa delante de el ni fumes.
  • Evita cambios bruscos de temperatura, sobre todo fuera de casa hace mucho frío o calor y dentro todo lo contrario.
  • Cepilla diariamente a tu gato para evitar que trague un exceso de pelo al lamerse, no le compres juguetes que pueda tragarse.

Si te ha gustado el artículo y te ha sido de utilidad, ayúdanos a mantener la web en marcha! : Dale “Like” o Compártelo en las redes sociales  🙂 ¡Gracias!