Insuficiencia hepática en perros

0
641

Un perro padece insuficiencia hepática cuando su hígado no funciona adecuadamente. El hígado puede enfermar por múltiples causas y las repercusiones en el organismo serán considerables.

Si sospechas que tu perro puede tener un problema hepático o si ya está diagnosticado del mismo, esta información te ayudará a comprender más sobre su enfermedad y los cuidados que precisa.

¿Qué función tiene el hígado?

El hígado es un órgano muy importante que desempeña funciones vitales como la eliminación de toxinas, síntesis de proteínas y enzimas o producción de factores coagulantes.

El hígado tiene capacidad de regeneración pero si sus células mueren habrá un daño irreversible, denominado cirrosis. Esto producirá la  acumulación de  toxinas en el organismo, como el amoníaco procedente del metabolismo de las proteínas, que pueden afectar al cerebro.

Hay muchas causas responsables de insuficiencia hepática en perros y esta se puede presentar de manera aguda o crónica.

perro enfermo

¿Cómo saber si un perro tiene insuficiencia hepática? Síntomas

La insuficiencia hepática en perros puede manifestarse con síntomas muy inespecíficos. Los signos clínicos que con mayor frecuencia van a mostrar los perros afectados por este problema son los siguientes:

  • Polidipsia y poliuria: el perro aumenta la cantidad de agua ingerida y de orina excretada.
  • Ictericia: color amarillento que adquieren las mucosas debido a la acumulación de bilis. Se ve en el blanco de los ojos, las encías o la lengua. La orina también puede presentar un color marrón.
  • Ascitis: hinchazón del abdomen debida a la acumulación de líquidos. También pueden producirse edemas en las patas.
  • Vómitos, diarrea y anorexia que acaban por causar adelgazamiento y mala condición corporal.
  • Encefalopatía hepática: trastorno metabólico que afecta al sistema nervioso debido a la acumulación de toxinas producidas por insuficiencia hepática. El perro estará desorientado, débil, descoordinado, con estupor e hipersalivación, sobre todo tras las comidas. En casos avanzados podría convulsionar y entrar en coma.
  • Hemorragias: al verse afectada la coagulación, los perros con insuficiencia hepática avanzada van a ser más propensos a sufrir hemorragias espontáneas, sobre todo en los sistemas digestivo y urinario. En ocasiones en las encías podremos distinguir pequeños puntos rojos y, en otras partes del cuerpo, hematomas.

¿Por qué se produce un problema hepático?

Destacaremos a continuación  algunas de las causas más frecuentes que pueden hacer que nuestra querida mascota sufra de algún problema en su hígado:

  • Hepatitis: inflamación del hígado que, a su vez, puede tener diferentes causas, como infecciones o procesos autoinmunes.
  • Intoxicaciones: la ingesta de algunas sustancias como insecticidas o el consumo de ciertos fármacos en dosis excesivas o durante un tiempo prolongado pueden afectar al hígado. También la alimentación de mala calidad cómo los piensos mal formulados.
  • Shunt hepáticos: son vasos anómalos que dificultan la circulación de la sangre al hígado. Suelen ser congénitos o causados por cirrosis.
  • Tumores: pueden ser primarios, es decir, que aparecen directamente en el hígado, o secundarios, producto de la metástasis de tumores de otras localizaciones.
  • Enfermedades varias: que pueden afectar al hígado como la leptospirosis, la filariosis, el síndrome de Cushing o la diabetes.

perro en clíonica veterinaria

¿Cuál es el tratamiento para una insuficiencia hepática en un perro?

No podemos hablar de un único tratamiento para la insuficiencia hepática ya que, como hemos visto, las causas que justifican su aparición son diferentes.

Por ello si nuestro perro presenta alguno de los síntomas descritos debemos acudir al veterinario. En una analítica de sangre podremos apreciar los parámetros que determinan la función hepática elevados.

La radiografía, la ecografía, el TAC o la biopsia también pueden proporcionarnos información para el diagnóstico. Una vez localizada la enfermedad de origen se prescribirá el tratamiento, del que podemos indicar las siguientes pautas generales:

  • Si la insuficiencia hepática se presenta en nuestro perro de manera aguda suele ser necesario el ingreso hospitalario para fluidoterapia y tratamiento intravenoso.
  • La insuficiencia es recuperable pero en algunos perros el daño será irreversible, permaneciendo como pacientes crónicos de por vida. En ellos es fundamental controlar el posible desarrollo de la encefalopatía hepática.
  • Algunos casos provocados por shunt o tumores van a requerir cirugía.
  • El control de la alimentación es la base de un buen tratamiento tanto en los casos agudos como en los crónicos.
  • El pronóstico es reservado.

Alimentación para perros con insuficiencia hepática

Dado que de un hígado dañado van a derivarse problemas en el metabolismo, la alimentación que controle en lo posible este efecto y, en los casos agudos, ayude a recuperar la funcionalidad del hígado, va a resultar imprescindible.

Para ello contamos en el mercado con productos naturales y alimentos húmedos especialmente formulados para perros con estas necesidades nutricionales, que van a controlar el aporte proteico, así como el origen de esas proteínas.

Es conveniente ofrecer la ración diaria repartida en varias dosis pequeñas, entre 3-6 al día. Si el perro se niega a comer o no lo hace en cantidad suficiente debe ser trasladado al veterinario para valorar la necesidad de alimentación por sonda ya que el ayuno puede agravar este trastorno. La insuficiencia hepática en perros requiere siempre de un seguimiento veterinario.

Dejar respuesta

Por favor escribe tu comentario
Nombre