Lombrices en perros: tipos, síntomas y tratamiento

0

Las lombrices que se alojan en el interior de nuestros perros pueden causar numerosos problemas, por lo que deben tratarse cuanto antes. Solo así evitaremos que su salud se resienta y que estos parásitos lleguen a afectarles,o incluso, a nosotros mismos ya que son contagiosas.

En este artículo de SoyUnPerro te explicaremos cuáles son los cinco tipos de lombrices en perros más habituales y si pueden ser observadas o no a simple vista. Además, hablaremos de cómo identificar los síntomas más comunes.

Y no solo eso. Podrás saber qué tratamientos médicos hay, así como los principales remedios caseros para eliminar las lombrices en perros. Por último, pero no menos importante, te daremos algunos consejos para prevenirlas y que no reaparezcan. ¿Comenzamos? Pues vamos allá.

También te puede interesar: Técnicas para desparasitar a un cachorro

caca de perro con lombrices

Tipos de lombrices más comunes que afectan a perros

Hay diversos tipos de lombrices en el mundo canino y pueden afectar a distintos órganos. Los gusanos del corazón son los parásitos que más preocupan, pero no son los únicos. Lo normal es que las lombrices estén alojadas en los intestinos. Veamos cuáles son las más comunes:

  • Los nematodos: es el tipo de gusano intestinal más frecuente en perros. Los cachorros, desde el útero de la madre o a través de la leche materna, suelen adquirir la variante T. canis. Estas lombrices pueden contagiar a otros perros adultos y también a humanos. Por ello es importante que los cachorros tengan desde un inicio una buena atención veterinaria.
  • Las tenias: cuando un perro come carne cruda contaminada o entra en contacto con pulgas infectadas, puede contagiarse con este parásito intestinal. La tenia más común en perros es la Dipylidium caninum. Algunas de estas solitarias pueden llegar a medir hasta 15 centímetros y expulsan gusanos que pueden verse en las heces.
  • Los anquilostomas: estas pequeñas lombrices son difíciles de ver, pues viven sujetas a la pared del intestino delgado del perro y se alimentan de su sangre. Pueden contagiarse desde el útero de la madre o, como ocurre con los nematodos, por la leche materna. En adultos, la vía de transmisión es el contacto con las heces contaminadas de otro perro. Si no se tratan, pueden provocar anemias graves e incluso la muerte en los cachorros. En perros de edad avanzada esta infección puede convertirse en una enfermedad crónica: la anquilostomiasis.
  • Los tricocéfalos: es un parásito que vive al comienzo del intestino grueso y en el colon. Es difícil diagnosticarlo porque no suele apreciarse en las heces, por lo que es posible que su rastro no aparezca en los análisis de muestras fecales. No suele ser un problema grave para la salud del perro, pero ocasionalmente esta lombriz puede provocar inflamación, pérdida de peso o anemia.

Todos estos parásitos, por tanto, se encuentran en el entorno del perro. Al contagiarse, las lombrices se instalan en el intestino y allí se alimentan de sus nutrientes, lo que puede provocar diversos síntomas en nuestros amigos peludos. Veamos cuáles son.

Síntomas de las lombrices intestinales en perros

Los signos más habituales que pueden hacerte sospechar que un perro tiene lombrices intestinales son los siguientes:

  • Tiene diarrea, que además puede ser sanguinolenta.
  • Dolor abdominal.
  • Vomita.
  • Está perdiendo peso.
  • Su pelo está seco y deslucido.
  • Parece débil.
  • Tiene picores en la zona anal, por lo que arrastra el trasero por el piso o intenta alcanzarse para aliviarse.
  • Tiene fiebre.

Además, si detectamos larvas o gusanos en las heces, ya no habrá ninguna duda de que el perro tiene parásitos intestinales. En tal caso, deberás llevarlo cuanto antes con el veterinario para que pueda tratarlo.

perro con parasitos

¿Cuál es el tratamiento de las lombrices caninas?

En función del tipo de lombrices que tenga el perro, de su edad y del grado de infestación, el especialista recomendará un tratamiento u otro. La mayoría de las veces se prescriben medicamentos antiparasitarios específicos que permiten una recuperación bastante rápida. En otros casos leves, los medicamentos sin receta pueden funcionar, pero lo mejor es que hagas primero la consulta con el veterinario para evitar complicaciones.

¿Hay también remedios caseros para las lombrices en perros? Pues se sabe que, en pequeñas cantidades, el ajo mezclado con la comida puede ayudar a eliminarlas, por las propiedades antibióticas y desparasitarias que tiene. Las semillas de calabaza molidas en crudo o el jugo de piña también son una forma natural de combatir los parásitos. Pero ojo, en exceso pueden provocar problemas graves.

Consejos preventivos

El mejor tratamiento de todos es, sin embargo, la prevención. Es cierto que a veces es difícil evitar que el perro se contamine con lombrices intestinales, especialmente si se trata de cachorros. No obstante, en perros adultos sí se pueden tomar ciertas precauciones para minimizar el riesgo de contagio.

Es importante, por ejemplo, que el perro esté al día en sus vacunas antiparasitarias y que retires sus heces después de que haga sus necesidades. Evita que el perro vague suelto por la calle y, sobre todo, que coma carne cruda o animales muertos. Por último, una buena higiene es fundamental, así que desinfecta y limpia asiduamente los lugares que utiliza más a menudo y todos sus accesorios. De este modo, será mucho más difícil que las lombrices intestinales vuelvan a aparecer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here