Mi perro tiene diarrea


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

2

Que un perro tenga diarrea es algo habitual, no debemos perder la calma sino buscar el problema y solucionarlo para que no vuelva a repetirse. Los motivos por el cual un perro tiene diarrea pueden ser diversos, desde una mala alimentación a una enfermedad vírica estomacal o intestinal, aunque los síntomas y el tratamiento de la diarrea en un perro siempre son los mismos.

Es muy común que un perro tenga diarrea, mas de lo que a prior nos pueda parecer. Dado que son animales que comen prácticamente de todo, desde la comida que les damos a cualquier porquería que se encuentren por la calle, no es de extrañar que padezcan de vientre flojo de vez en cuando. Aunque no hay que confundir un problema de diarrea con que tu perro haga las cacas blandas, algo completamente normal.

Mi perro tiene diarrea ¿Qué hago?

Lo primero que debemos hacer es determinar el motivo de la diarrea, si nuestro perro tiene una alimentación sana y sabemos con certeza que no ha comido nada extraño en la calle ni en casa, debemos darle un plazo de un día para ver como hace caca la próxima vez. Si continua teniendo diarrea es posible que se trate de algún proceso vírico, por lo que debemos ir a nuestro veterinario para que le explore y ponga la medicación adecuada.

mi perro tiene diarrea 1

Por otro lado, también es posible que estando en la calle, haya bebido agua de algún charco o riachuelo, agua en mal estado que haya provocado que nuestro perro padezca de diarrea. Una comida no adecuada es otro posible motivo, los perros no toleran bien muchos tipos de alimentos, son por decirlo de alguna forma, bastante sensibles de estomago. Algo que quizás nos resulte extraño viendo las cosas que comen, pero la realidad es esa.

La soluciona este problema es muy sencilla, debemos suprimir toda alimentación para nuestro perro durante 24 o 36 horas continuadas. Tranquilos, los perros no mueren ni padecen nada grave por estar unas horas sin comer, es algo que no les va a perjudicar, todo lo contrario, les ayudará a resolver su problema de diarrea. Es muy importante que siempre tengan agua a su disposición, es fundamental, ya que podrían deshidratarse.

Tras el ayuno de 24 o 36 horas, no les daremos pienso ni carne para comer, les daremos arroz blanco hervido. El arroz blanco hervido es perfecto para ayudarles a estabilizar su sistema estomacal y gástrico, debemos servírselo en pequeñas cantidades y siempre a temperatura ambiente, nunca caliente. Aunque nuestro perro coma solo dos veces al día, le daremos arroz entre cuatro y cinco veces, en tomas de poca cantidad y sin ningún otro tipo de alimento. Siempre con agua a su disposición.

Después de llevar un día con arroz, comenzaremos a mezclar arroz con su comida habitual, si comen pienso pues un poco de arroz con pienso (mitad y mitad) y si comen carne pues lo mismo, mitad arroz y mitad carne. Debemos notar una mejoría en sus heces, si no es así, debemos acudir al veterinario pues podría tratarse de algún problema vírico.

Mi perro tiene diarrea con sangre

En este caso debemos acudir a un veterinario para que evalúe los motivos. No te alarmes, puede ser debido a una pequeña ulcera en el estomago o intestino, todo tiene solución, simplemente acude al veterinario para que lo examine y de un tratamiento adecuado con medicamentos.

Cuando vómitos o diarreas van acompañados de sangre, debemos dejar las recetas caseras para otra ocasión y dejar el caso en manos de un especialista. Tu veterinario es la persona mas indicada para esto y debes acudir a el sin dudarlo.

Sin ánimo de alarmar, estos síntomas también son típicos en casos de parvovirus canino, un virus muy agresivo. No dejes la consulta del veterinario para mañana, si puedes ir hoy.

mi perro tiene diarrea 4

Resumiendo, la mayor parte de los casos de diarrea son debidos a que nuestro perro a bebido o comido algo que no debía, algo en mal estado y por ende su cuerpo necesita eliminarlo. Por norma, con un poco de ayuno y dieta de arroz se soluciona, pero si vemos que no remite y que su estado anímico es malo (no juega, no corre, no esta alegre), debemos acudir a un veterinario para que evalúe la gravedad del caso y las posibles causas. Es posible que sea por culpa de algún virus, algo muy habitual también en nuestras queridas mascotas.