Pastillas antipulgas y garrapatas

0
182

Las desparasitaciones internas y externas, resultan determinantes para preservar la buena salud de nuestro perro. Sin embargo, no siempre sabemos por qué método decantarnos para proporcionarle lo más efectivo.

Desde SoyUnPerro te mostramos las claves de la desparasitación canina interna y externa mediante el uso de pastillas, evitando así los clásicos venenos en forma de pipeta o collar.

Prevenir siempre es mejor que curar

El tratamiento antiparasitario, tanto preventivo como correctivo, debe integrar la higiene, el cepillado diario y la revisión del pelo y la piel con asiduidad para completar su eficacia.

De nada servirán los comprimidos masticales o las pipetas si después descuidas las rutinas higiénicas de tu mascota.

En muchas ocasiones, la infestación se produce por la picadura de una pulga o garrapata, así como por la ingesta de hierba plagada de larvas o huevos parasitarios. Una vez en el tracto digestivo del cánido, estos endoparásitos pasan al riego sanguíneo donde disponen de humedad, calor y nutrientes para reproducirse.

De ahí, se propagan a los distintos tejidos pudiendo dañar el hígado, los riñones o el corazón, en el caso de la dirofilaniosis. Sus huevos son expulsados a través de las heces que eclosionarán en contacto con la superficie y reiniciarán el ciclo.

perro en la naturaleza

Estos parásitos se clasifican en endoparásitos y ectoparásitos. Veamos la diferencia:

  • Los endoparásitos habitan en el interior del organismo del perro. Existe una amplia diversidad de ellos. Los cestodos son planos (la tenia) mientras que los neumatodos, los más recurentes, son redondos (el áscaris).

Los vómitos, la diarrea, la falta de apetito, la pérdida de peso, la tos, la apatía o el picor en la zona perianal son algunos de sus síntomas más evidentes.

No atajar la infestación a tiempo puede propiciar anemia, una obstrucción intestinal e, incluso, alteraciones neurológicas.

  • Los ectoparásitos están presenten en el pelo de tu mascota. Garrapatas, pulgas, piojos, ácaros o mosquitos actúan como transmisores de ciertas enfermedades (leishmaniosis, filariosis, ehrlichiosis o babeosis, entre otras).

Pastillas para la desparasitación interna

Entre las opciones disponibles actualmente en el mercado (collares, pipetas, dispositivos ultrasónicos, champús antiparasitarios, sprays…), cuando se trata de destruir y prevenir la infestación de lombrices y gusanos intestinales puedes elegir entre las pastillas, los comprimidos masticables y los jarabes.

Debes saber que su principio activo es el afoxolaner y que ninguna pastilla desparasitaria puede acabar con la totalidad del espectro de endoparásitos, ya que dada su diversidad algunas son muy efectivas con los neumatodos, por ejemplo, pero no tanto con los protozoos o con los cestodos.

Por tanto, debes guiarte por la recomendación del veterinario, que además conoce con detalle el historial de enfermedades de tu perro y sabrá prescribirte lo más conveniente.

Como regla general, se aconseja recurrir a las pastillas contra parásitos internos 3 o 4 veces al año. Es decir, deberás administrarle estas pastillas cada 3 o 4 meses a lo largo de un año.

La dosis adecuada depende de varios factores:

  • El peso del perro.
  • Su edad. En las primeras semanas de un cachorro ya podrás desparasitarlo internamente, pero deberás esperar un poco más para hacer lo propio contra los ectoparásitos.
  • Su estado de salud (si está enfermo, gestante o lactando).
  • Si vives en una zona urbana o agrícola.
  • La época del año (en verano con el calor proliferan los parásitos y deberás incrementar la frecuencia de las desparasitaciones).
  • Tus hábitos de vida (si realizáis frecuentes desplazamientos al campo también deberás redoblar tus esfuerzos).

No olvides que estas técnicas son para perros adultos. La desparasitación de un cachorro es totalmente diferente, ya que estas pastillas resultarían muy fuertes para el.

perro con parasitos internos

Pastillas para la desparasitación externa

De la misma forma, existen también comprimidos masticables que ayudarán a nuestro perro a mantenerse libre de pulgas y garrapatas, además de determinados ácaros.

Este tipo de pastillas son diferentes a las anteriores ya que su principio activo está enfocado a los parásitos externos y no a los internos. Existen dos tipos de pastillas, las que se administran mensualmente (una vez al mes) y las que se administran cada tres meses (trimestral).

Su eficacia es tan buena cómo la de cualquier pipeta o collar, con la diferencia de que no dejaremos a nuestro perro impregnado de productos químicos venenosos. Sin duda, es la opción más recomendable para mantener desparasitado a nuestro perro.

¿Sabes cómo dársela?

Si nunca te ha tocado darle una pastilla desparasitaria, no te preocupes, es muy sencillo. Debes levantar la cabeza de tu perro, abrir su boca, introducir la pastilla lo más profundo que puedas en su garganta y cerrar su boca mientras la mantienes así con la cabeza ligeramente elevada. Cuando estés seguro de que la ha tragado abre su boca para comprobarlo.

Una vez ingerida llegará a su sistema digestivo para pasar después al torrente sanguíneo, este se encargará de distribuir el fármaco matando los parásitos.

También puedes probar a camuflarlas en algún alimento que sepas que le sienta bien, cómo entre su comida habitual, un trozo de quesito, enrollado en un poco de pechuga de pavo, etc…

No te olvides de la higiene

Como decíamos al comienzo, la higiene resulta esencial para optimizar el aprovechamiento del efecto protector del tratamiento desparasitario. Por tanto, para concluir te aportamos algunos consejos que te serán de gran ayuda:

  • Lava a tu mascota 1 vez al mes. Si vives en el campo o hace mucho calor hazlo cada 15 días.
  • Cepíllalo a diario y revisa el estado de su piel y pelo.
  • Sacude y lava semanalmente su cama.
  • Observa sus heces, podrías descubrir pequeñas bolas blancas. Son los huevos del parásito.
  • Observa su piel, no debes encontrar pequeños puntos negros moviéndose (pulgas) ni tampoco garrapatas.

Dejar respuesta

Por favor escribe tu comentario
Nombre