¿Por qué mi perro vomita bilis?

Suena el despertador, te levantas a preparar el desayuno y al entrar en la cocina… ¡oh, sorpresa! Te encuentras con un vómito de color amarillo en el suelo y a tu amigo peludo mirándote con cara de “por favor, no te enfades mucho conmigo”. ¿Te resulta familiar esta escena?

Probablemente si has llegado hasta aquí tu respuesta sea afirmativa y estés buscando saber qué pasa si un perro vomita este líquido llamado bilis o qué se le da a un perro cuando vomita, para que no ocurra más.

Bueno, todas estas son dudas normales que prácticamente todos los que convivimos con perros hemos tenido alguna vez, así que no te preocupes. Desde SoyUnPerro vamos a ir abordándolas poco a poco en este artículo.

¿Por qué un perro vomita amarillo?

Cuando un perro vomita un líquido amarillento o de color verdoso, casi con total seguridad se trata de bilis. No os alarméis. Esto es algo bastante habitual y puede suceder en diversos momentos del día, aunque es más frecuente en las mañanas.

La bilis es una sustancia amarga que se produce en el hígado para digerir las grasas y se almacena en la vesícula biliar. Ello permite que el perro haga la digestión, pero a veces puede haber un reflujo. Esto significa que este líquido que está en el estómago regresa hacia el esófago y termina en vómito.

La causa más habitual es que el perro tenga acidez, bien por su alimentación o bien porque ha transcurrido demasiado tiempo desde su última comida y tiene el estómago vacío. En ambos casos, la solución suele ser bastante sencilla.

Otras explicaciones pueden ser la superproducción de bilis por un trastorno digestivo, que come demasiado rápido o debido a problemas de gastritis en el perro o de indigestión, normalmente asociados a la ansiedad o al estrés canino.

perro potando

¿Qué se le da a un perro cuando vomita bilis?

Si nuestro perro come dos o tres veces al día y no pasan más de 10 horas entre una comida y otra, puedes consultar con un veterinario para que te recomiende un protector gástrico. Lo habitual es dárselo durante varios días por la mañana en ayunas, hasta que mejore.

De sospechar que se debe al excesivo tiempo entre comidas, intenta reducirlo para que sean más seguidas. Así ingerirá la misma cantidad de alimento, pero repartida en más tomas.

Los piensos comerciales de mala calidad, hechos con subproductos de la industria alimenticia y con gran cantidad de aditivos químicos, también pueden provocar ardores y dolor de estómago.

Ten en cuenta que la alimentación es fundamental para la salud de los perros y tiene una relación directa con la aparición o la superación de muchas enfermedades y problemas médicos. Así que ya sabes: siempre que puedas, opta por una alimentación natural y de la mayor calidad que puedas permitirte comprar.

Otra recomendación que puede ayudarte es que el perro coma en un lugar tranquilo, evitando el estrés. Esto hará que no engulla demasiado rápido y será más fácil que repose un poco antes de volver a ejercitarse. De este modo, se reduce el riesgo de que el estómago se irrite.

¿Hay razas más propensas a vomitar bilis?

Lo cierto es que sí. Hay muchos perros que pueden vomitar bilis, pero hay algunas razas propensas a hacerlo con mayor frecuencia. ¿Sabes cuáles son? Principalmente éstas:

Las probabilidades aumentan, además, en perros que tienen sobrepeso y perros de edad avanzada.

perro vomitando

Si mi perro vomita amarillo todos los días ¿debo llevarlo al veterinario?

En principio, si el perro vomita bilis ocasionalmente no deberíamos preocuparnos demasiado, pues como hemos visto es algo relativamente normal. No obstante, si ves que hay otros síntomas asociados y este vómito se produce muy a menudo, llévalo al veterinario. Sobre todo si:

  • El perro vomita a diario, incluso varias veces en menos de 24 horas.

  • Además de vomitar amarillo, el perro ha dejado de comer y está perdiendo bastante peso.

  • Tiene malestar físico y otros síntomas como diarrea, heces o vómito con sangre, fiebre, tos, dificultad para tragar o dolor en el pecho.

  • El perro se muestra triste, decaído y falto de energía.

  • Su piel, sus encías o sus ojos tienen una coloración amarillenta.

  • Por último, si el perro vomita una espuma blanca debes acudir cuando antes al especialista para que le examine. Lo habitual, en estos casos, es que se le hagan análisis de sangre y heces para ver si padece alguna enfermedad o inflamación intestinal; también puede necesitar otras pruebas como ecografías, placas del abdomen o endoscopias.

Todo ello, en definitiva, permitirá averiguar qué está ocurriendo y acertar con el tratamiento para que el perro deje de vomitar bilis todos los días y vuelva a encontrarse bien.

1 Comentario

  1. El mio vomita cuando no come durante unas horas.. Es un caprichoso. Pero gracias por el artículo

Comments are closed.