Mi perro vomita – Causas y soluciones

4
3250

Que un perro vomite un poco puede no ser nada o puede ser una pista sobre su estado de salud. Por eso es de vital importancia saber identificar cuando se trata de algo normal y cuando de algo poco habitual.

Te explicaremos que síntomas debes tener en cuenta y cuales son las principales causar de vómito en perros, tanto si son graves cómo si no requieren de especial preocupación.

Causas que pueden originar vómitos en un perro

Aunque existen multitud de causas capaces de hacer que nuestro perro vomite o tenga arcadas, estas son las más habituales a niveles generales.

Recuerda que el vómito den nuestro perro puede estar originada por uno o por varios de estos motivos.

perro vomita líquido

Reflujo intestinal – Bilis

Las malas digestiones por culpa de una alimentación de baja calidad o con exceso en grasas son las principales causantes de los vómitos de color amarillo, de lo que conocemos cómo bilis.

Un espacio de tiempo prolongado entre comidas también puede provocar un exceso de reflujo gástrico, que provocará mucha acidez y finalmente el vómito.

Parásitos intestinales

Muchas personas piensan que las “lombrices”, nombre coloquial que reciben los parásitos intestinales, solo producen delgadez y/o diarreas.

Pero lo cierto es que este tipo de parásitos provocan muchos más vómitos que el resto de posibles causas juntas. Es totalmente necesario llevar un control estrictos de la desparasitación intestinal de nuestro perro.

Comida, huesos, palos, juguetes y piedras

Te sorprendería saber todo lo que es capaz de comer un perro… incluso un calcetín sin ir mas lejos. Los huesos cocinados o de gran tamaño pueden provocar un atasco intestinal que provocaría vómitos.

También los trozos de palo masticados (astillas) o incluso la piedras que muchas veces tiramos para que las traigan a modo de juego, pueden terminar en su sistema digestivo.

Juguetes de mala calidad terminarán hechos añicos y muchos de esos trozos, en el estómago de nuestro perro. Todas estas cosas pueden provocar vómitos e incluso diarreas, algunas de ellas cómo la obstrucción, incluso la muerte.

perro vomitando

Torsión gástrica

El estómago de un perro puede torcerse sobre si mismo y provocar que la comida no circule correctamente por los intestinos, provocando también que tampoco pueda salir en forma de vómito.

Sin embargo, veremos a nuestro perro vomitar y tener arcadas, auqnue con ello no pueda sacar el total de la comida almacenada en su estómago, algo que le provocará la muerte.

Prevenir la torsión gástrica es muy sencillo, manteniendo reposo antes y después de las comidas y evitando que beban mucha agua de golpe (cómo cuando vienen muy acalorados).

Intoxicación – Envenenamiento

Tanto si nuestro perro ha sido envenenado intencionadamente cómo si se ha intoxicado por accidente, los vómitos son uno de los principales síntomas que deben hacer saltar todas nuestras alarmas.

Si además de vómitos notamos que nuestro perro está decaído, muestra una respiración anormal, se tambalea o tiene temblores… no dudes en acudir urgentemente a tu veterinario de confianza.

Enfermedades varias

Desde una simple úlcera a una enfermedad inflamatoria intestinal (IBD) sin olvidarnos de los famosos virus estacionales o enfermedades realmente graves, se pueden contar por decenas la cantidad de enfermedades que muestran vómitos cómo uno de sus síntomas.

Por eso es sumamente importante acudir a un veterinario y realizar una revisión completa si apreciamos vómitos continuados o anormales.

perro en veterinario

¿Cuando debemos preocuparnos?

Es normal que un perro vomite de vez en cuando, es decir, no es algo que deba de forma obligatoria suponer un grave problema.

Sin embargo, si nuestro perro muestra alguno de estos síntomas, si que deberíamos preocuparnos y acudir a un veterinario para descartar posibles males mayores:

  • Vomita varias veces al día, varios días
  • Vomita con sangre
  • Hinchazón abdominal (en su vientre)
  • Vómitos acompañados de diarreas
  • Fiebre
  • Letargo, falta de energía, tambaleo o temblores

Si aprecias uno o varios de estos síntomas, nuestro consejo es que acudas a tu veterinario a la mayor brevedad posible para realizar una revisión. Puede no ser nada, o puede que le salves la vida.

4 Comentarios

  1. Hola Erika,

    Pueden ser muchas cosas en realidad, debes observarlo y si notas que está más débil o que no quiere comer, lo mejor es acudir a un veterinario para que lo examine.

    Saludos!

  2. Hola Luciano,

    Prueba a llevarla al veterinario para que hagan una revisión, puede ser algún problema digestivo o simplemente exceso de nervios / actividad física (incluso quizás la propia alimentación).

    Saludos

  3. TENGO UNA CACHORRA DE 18 MESES, ELLA VOMITA DESPUÉS DE LAS COMIDAS, ESTE HECHO NOS PROVOCA PREOCUPACIÓN, YO NO SE DEBO HACER.
    UNA SUGERENCIA POR FAVOR

Dejar respuesta

Por favor escribe tu comentario
Nombre