perro-con-el-mando-de-la-tv

Aunque no es que sea su pasatiempo favorito, lo cierto es que a algunos perros les llama mucho la atención la televisión y son capaces de verla durante un buen rato, más allá de reaccionar ante ciertos sonidos.

Tanto es así que hay emisiones específicas para perros. Pero, ¿realmente los perros pueden ver la televisión como nosotros lo entendemos? A continuación vamos a repasar cómo ven los perros y qué es lo que pueden hacer delante del televisor.

Cómo ven los perros

En cuanto a la capacidad de visión se refiere, los perros presentan algunas semejanzas y ciertas diferencias con la nuestra. Así, aunque está muy extendida la idea de que tan solo pueden ver en blanco y negro, lo cierto es que sí aprecian los colores y de una forma similar a la de las personas aquejadas de daltonismo.

La mayoría de las personas son capaces de distinguir rojo, verde y azul. Los perros solo diferencian azules y amarillos. En cambio, sí son buenos en distinguir matices dentro de las tonalidades del gris. Esto les permite ver mejor que nosotros cuando la luz es tenue. Es decir, al amanecer y al anochecer, que eran sus momentos más activos del día.

Además, su campo de visión es mayor que el nuestro y aprecian mejor los objetos en movimiento. Esta característica es mucho más importante para los perros que diferenciar colores, que sí nos interesa a nosotros. Este dato, unido a que captan imágenes más rápido que nosotros, ayuda a explicar la atención que un televisor encendido les puede suscitar.

perro-viendo-la-tv

Por qué a los perros les gusta ver la tele

Atendiendo a las características de la visión canina, no es probable que pasen horas delante de la pantalla como sí podemos hacer nosotros, ya que no se van a enganchar a un argumento ni van a entender qué es lo que está pasando. Pero sí hay momentos concretos en los que a casi todos los perros les puede llamar la atención el televisor encendido.

Además, los televisores modernos de alta definición ofrecen más fotogramas por segundo. Como ellos son más rápidos que nosotros captando imágenes, estos aparatos de última generación les resultarán más atractivos. Especialmente cuando se emiten imágenes de animales, persecuciones, estampidas, ladridos o cualquier otro sonido animal.

Es decir, se fijan en imágenes en movimiento, que detectan con facilidad, y, además, en ruidos que captan con uno de sus sentidos más desarrollado: el oído. A día de hoy se afirma también que son capaces de reconocer en la pantalla a sus congéneres. Se ha comprobado, además, que algunas razas son más sensibles que otras a la atracción de la tele.

Televisión para perros

Ya en el año 2013 en los Estados Unidos se desarrolló un canal específico para perros. También es posible acceder a diferentes vídeos a través de internet, teóricamente pensados para ellos. Dado el éxito conseguido, la televisión canina se ha extendido a diferentes países europeos como Alemania o Francia.

El canal canino emite durante las 24 horas del día. Se basa en la reproducción de diferentes imágenes que se dicen diseñadas, coloreadas y adaptadas para que, junto con una música de fondo, llamen la atención e interesen a los perros. Se busca un efecto estimulante y relajante.

Son vídeos cortos que se emiten de manera continuada, sin cortes para la publicidad, ya que los perros no consiguen mantener la atención por mucho tiempo. A algunos ejemplares ponerles la tele puede ayudarles a pasar el rato cuando se tienen que quedar solos. Podemos probar, pero el interés por el televisor va a depender mucho de cada perro.

¿Mi perro puede ver la tele?

Antes de dejar a nuestro perro solo con le tele encendida, es conveniente comprobar que no reacciona de manera negativa. Algunos perros se ponen muy nerviosos con sonidos que no saben de dónde proceden y podrían ladrar, aullar e incluso lanzarse sobre la tele, causando un verdadero destrozo.

La tele también puede sufrir un accidente si nuestro perro es de los que se dedican a buscar detrás de la pantalla el origen de los sonidos. A otros ejemplares de los que les gusta la tele, se acercan demasiado a ella e intentan participar de lo que están viendo, inquietándose y moviéndose de un lado a otro, lo que es otro factor de riesgo para la integridad del televisor.

Por lo tanto, si queremos que vean la tele, esta debe estar situada en un lugar al que no puedan acceder. Ojo porque los perros, no son gatos, pero también pueden subirse a los muebles. Por último, solo tiene sentido dejar la tele encendida o contratar un canal canino si aporta algún beneficio. Si tu perro ignora por completo el televisor, tampoco lo fuerces.

Bibliografía
Autier-Dérian, Deputte, Chalvet-Monfray, Coulon y Mounier. 2013. Visual discrimination of species in dogs (Canis familiaris). Animal Cognition. DOI: 10.1007/s10071-013-0600-8.