Rascador casero para gatos – Paso a paso

Todos conocemos la necesidad que tienen los gatos de usar sus uñas, les encanta trepar y quedarse enganchados en los tejidos más delicados cómo el forro del sofá o las cortinas de casa. Con el problema, de que normalmente terminan rompiéndolas debido a sus afiladas uñas.

Por eso vamos a explicar como podemos hacer un rascador casero para gatos, utilizando materiales básicos y sin necesidad de hacer un gran desembolso. También explicaremos mediante un vídeo cómo hacer un rascador tipo árbol más complejo, de forma casera.

Lo único que vas a necesitas es un poco de tiempo para realizarlo por ti mismo, verás que es mucho más sencillo de lo que pensabas y lo que es más importante, verás cómo tu gato disfruta de el jugando a diario, dejando así en paz tus muebles y cortinas.

Cómo hacer un rascador casero para gatos de cartón

Los rascadores de cartón no son los más duraderos, sin embargo son muy sencillos de construir y muy económicos, ya que nos bastará con unas cajas de cartón y un poco de pegamento para hacerlo.

Nuestro gato disfrutará muchísimo rascando sus uñas entre los huecos naturales que hay en el cartón, y al ser tan sencillo de fabricar, podremos hacer tantos cómo necesitemos.

base de cartón para rascador

Paso 1: Haz una base

Debemos hacer una especie de base o pequeña caja donde introduciremos las láminas que cortemos a medida de cartón. La base puede ser de cartón obviamente, con una sencilla caja de zapatos nos basta, simplemente debemos cortar un poco los laterales para que no quede tan alta.

Paso 2: Corta tiras de cartón a medida

Ahora llega la parte más entretenida, debemos cortar muchas tiras de cartón de la misma medida, las cuales deben encajar dentro de la caja base que ya hemos creado anteriormente. Cortaremos tantas tiras de cartón cómo sea necesario para llenar por completo la cabe.

Paso 3: Pega las tiras y la base

Una vez que tenemos todas las tiras, simplemente debemos pegarlas entre ellas con un poco de pegamento o cola blanca. Cuando estén bien pegadas, aplicaremos un poco de cola / pegamento sobre la base y coloremos las tiras encima, de forma que todo quede bien unido, cómo un bloque.

Esperaremos a que el pegamento se seque y ¡miau! ya tenemos un rascados de cartón para gatos totalmente casero. Ahora sólo debemos enseñárselo a nuestro gato y dejar que disfrute de el.

pegar tiras de cartón del rascador

Recuerda que este diseño es muy básico y consiste simplemente en rellenar una caja con tiras de cartón, pero si dejas volar tu imaginación podrás hacer incluso edificios a escala a base de tiras de cartón, donde tu gato disfrutará trepando sin parar.

Haz tu propio rascador casero para gatos de cuerda

Los rasgadores de cuerda se caracterizan por ser mucho más resistentes que los de cartón, mucho más duraderos. Sin embargo su coste es algo mayor ya que debemos adquirir ciertos materiales para su fabricación.

Veamos paso a paso cómo desde casa un rascador para gatos de cuerda. Materiales necesarios:

  • Una tabla base de madera, de 60 x 60 centímetros
  • Un tubo de madera de 10 ó 15 centímetros de diámetro y un metro de altura
  • Cuerda de esparto o cáñamo
  • Un trozo de tela o alfombra
  • Pegamento

Paso 1: Atornilla la base al tubo de madera

Lo primero que debemos hacer es atornillar la base al tubo de madera. Buscaremos con la ayuda de un metro el centro exacto del cuadrado de madera y haremos en el un orificio pequeño con la ayuda de un taladro.

Colocaremos el tubo encima del orificio y por parte inferior de la base (cuadrado de madera) introduciremos un tornillo que agarre firmemente el tubo. recuerda que debe ser un tornillo resistente, ya que nuestro gato trepará por el tubo y debe soportar su peso.

atornillar base al rascador

Paso 2: Forra la base del rascador con tela

Corta un trozo de tela o alfombra con la misma medida del cuadrado de madera y haz un agujero en su centro del diámetro del tubo. La finalizad es forrar la parte superior de la base con esta tela o alfombra, para que sea más atractivo y confortable para nuestro gato.

Paso 3: Forra el tubo con la cuerda

Aunque pueda parecer compleja, esta es en realidad la parte más sencilla a la hora de hacer un rascador casero para nuestro gato. Simplemente debemos pegar la punta de la cuerda en la base del tubo de madera.

Pondremos pegamento o cola blanca en el tubo e iremos enroscando la cuerda poco a poco, de forma que cada vuelta quede pegada a la anterior, sin que queden espacios entre las vueltas.

gato junto a rascador

Cuando hayamos finalizado, solamente debemos esperar a que se seque completamente el pegamento o cola y ya estará listo nuestro rascador para gatos. Podemos incluso ponerle un peluche en la parte superior para llamar más aun la atención del gato.

Si quieres hacer algo más complejo aun pero muy divertido para tu gato, no te pierdas el vídeo de nuestra amiga Just, la cuál nos explica paso a paso cómo hacer un rascador gigante para gatos utilizando simplemente cartón y madera.

Deja tu consulta o comentario