Seguros para perros ¿Merecen la pena?

62

Quienes tenemos la fortuna de compartir nuestra vida con un perro tenemos también a nuestra disposición dos tipos de seguros para perros, los seguros obligatorios de responsabilidad civil para los PPP (perros potencialmente peligrosos) y los seguros de asistencia veterinaria, conocidos cómo seguros de salud para perros.

Pero a pesar de disponer de ambas opciones en un gran número de empresas aseguradoras, lo cierto es que ninguno merece realmente la pena. Sin embargo cuando tenemos un perro c catalogado como peligroso, no nos quedará otra que contratarlo.

Desde SoyUnPerro vamos a explicar cuales son las mejores compañías para asegurar a nuestro perro y en qué debemos fijarnos para que no nos vendan gato por liebre. Te sorprenderás al saber la poca cobertura que realmente tienen.

perro potencialmente peligroso

Seguros de responsabilidad civil para perros

Este tipo de seguros para perros está creado para que si nuestro perro causa daños a terceros, cubra todos los gatos derivados. A modo de ejemplo si nuestro perro muerde a una persona, el seguro cubriría la asistencia médica de dicha persona y la indemnización.

Algunos de estos seguros también cubren la asistencia jurídica, por si la persona que ha resultado atacada pone una denuncia contra nosotros. Sin embargo la mayoría de estos seguros tienen una trampa, conocida cómo franquicia.

Los seguros para perros de responsabilidad civil están especialmente formulados para personas que quieren tener un perro potencialmente peligroso, para obtener la licencia PPP es necesario disponer del seguro de responsabilidad civil obligatoriamente.

Lo habitual es solicitar un seguro obligatorio de responsabilidad civil que cubra un mínimo de 120.000€, sin embargo algunas comunidades autónomas exigen que el importe mínimo sea aun mayor.

En cualquier caso, solo servirán los seguros sin franquicia. Las franquicias no están aceptadas para la obtención de una licencia para perros peligrosos.

American Stanford

La trampa de los seguros de responsabilidad civil

Tener un seguro de responsabilidad civil no indica que podamos hacer lo que queramos con nuestro perro. Estos seguros no se harán cargo de nada si nuestro perro ha atacado a alguna persona debido a que no hemos respetado las leyes.

Si tenemos un PPP por ejemplo un American Standford y no lleva bozal, está suelto o no lleva microchip, el seguro no se hará cargo de ningún daño ocasionado por el, mucho menos de una indemnización.

Incluso si el perro se ha escapado y no lo hemos denunciado inmediatamente tal y como dictamina la ley para los perros PPP, o si no le hemos puesto alguna de las vacunas obligatorias, el seguro no se hará cargo.

Las compañías de seguros buscarán hasta el último resquicio legal para no tener que pagar, así que asegúrate de tenerlo todo en orden y cumplir siempre con sus directrices. Lee hasta el último párrafo del contrato, sobre todo la letra pequeña, porque es ahí donde esconden las trampas.

Si vas a contratar un seguro de responsabilidad civil, acepta un consejo y contratalo con una compañía de renombre que no te ponga mil excusas cuando haya que dar la cara. Olvídate de las compañías que han surgido de la nada y de las que lleven menos de diez años funcionando.

perro en el veterinatio

Seguros de salud para perros

Suena idílico pensar que nuestro perro estará siempre cubierto con asistencia veterinaria gratis si se pone enfermo o tiene un accidente, tal y cómo por ejemplo nos sucede a nosotros con la seguridad social.

Sin embargo es simplemente eso, un espejismo que algunas compañías de seguros pondrán ante tus ojos para intentar captar nuevos clientes a los que realmente no cubrirá en el mayor número de visitas al veterinario.

Los seguros de asistencia sanitaria para perros solo serán válidos cuando tu perro nunca se ponga enfermo ni suponga un gasto real para la compañía, en caso contrario o bien no te cubrirá o bien no te renovarán la póliza al finalizar el periodo contratado.

No pienses ni por un instante en un seguro todo-riesgo para tu perro, porque sencillamente no existe, los mejores seguros para perros (insistimos, los mejores) no cubren ni un tercio de los problemas comunes a nivel de salud que los perros suelen tener.

Cachorro recien nacido

La trampa de los seguros de salud para perros

Debemos fijarnos muy bien en las condiciones ofrecidas por la compañía aseguradora antes de contratar un seguro para nuestro querido perrito. Las ofertas más económicas solamente cubren la consulta gratuita, sin cubrir gastos, medicamentos, intervención, vacunas, etc….

Los seguros más caros y de mayor calidad, tampoco cubren la mayor parte de los problemas que nuestro perro pueda tener. A modo de ejemplo no cubren ningún problema / enfermedad congénita (hereditaria) cómo por ejemplo una displasia de codo o cadera.

No cubren problemas tan comunes en perros cómo hernias ni tampoco los gastos derivados de un parto. No cubren las vacunas ni nada similar, simplemente nos hacen ver que en caso de accidente cubrirán los gatos veterinarios y medicamentos, pero…. hasta cierto límite.

Curiosamente si nuestro perro tiene un accidente con un coche (lo más común), es el seguro del coche el que hará responsable de todos los gatos por el atropello. Sin embargo si nuestro perro estaba suelto, ni el seguro del coche ni el nuestro querrán hacerse cargo, pues se supone que deben ir con correa en términos legales.

Otra curiosidad es que ofrecen el importe del perro si fallece, cuando más del ochenta por ciento de los perros son adoptados. ¿Qué se supone que van a pagar? pues eso mismo. Por no contar con las limitaciones, cubren gastos de medicamentos en caso de tal y tal pero… hasta un máximo de x dinero.

Sinceramente, piensa muy bien lo de contratar un seguro de salud para perros. Los baratos son prácticamente inservibles y los caros apenas cubren nada. No desperdicies tu dinero en algo que posiblemente no te cubra.

Si te ha gustado el artículo y te ha sido de utilidad, ayúdanos a mantener la web en marcha! : Dale “Like” o Compártelo en las redes sociales 🙂 ¡Gracias!