perro-de-raza-basenji

Estos canes de pequeño tamaño destacan por su instinto cazador y por sus excelentes dotes para el rastreo. Los Basenji proceden del oeste de África (de Zaire), donde en la actualidad siguen siendo empleados para la caza de pequeños animales, y no guardan apenas ningún parentesco con el lobo.

Exigen un mínimo mantenimiento y son fáciles de adiestrar por su talante curioso y su inteligencia. En las siguientes líneas ahondamos en las particularidades del Basenji o del también llamado Belgian Congo dog. ¿Nos acompañas?

¿Cómo es un perro Basenji? Características

Suelen llevar la cabeza erguida, algo que unido a sus largas patas, a su corta espalda y a su cola rizada dota a su cuerpo de una apariencia cuadrada. Su cabeza es triangular, de porte aristocrático, y luce arrugas en la frente. Su hocico es moderadamente ancho, sus orejas grandes, triangulares y erectas, y sus ojos almendrados y oscuros.

icono-perroAltura de sobre 43 cm en machos y sobre 40 cm en hembras
icono-pesoPeso de entre 11 y 13 kg en machos y entre 8 y 10 kg en hembras
icono-pelo
Pelo corto y muy suave. Los colores predominantes son el negro, el rojizo, el castaño y el atigrado con el pecho, las patas y la punta de la cola blancos
icono-caracter
Carácter independiente, activo y protector. Dará la vida por defender a su familia, si es necesario, pero no es muy amigo de las caricias. Conviene socializarlo desde muy temprana edad para doblegar su instinto cazador si va a convivir con otras mascotas
Icono-saludSalud regular, propensos a padecer problemas renales y patologías digestivas
Icono-calendarioEsperanza de vida estimada de entre 12 y 14 años

 

perro-basenji-tumbado-sobre-una-roca

¿Cómo se comporta un Basenji? Temperamento

Los Basenji son perros nobles, curiosos y muy independientes. Utilizados para la caza y el rastreo por sus excelentes vista y olfato están acostumbrados a vivir en manada. Sin embargo, cuando se trata de animales de otras especies se muestran dominantes y no toleran las provocaciones.

Por tanto, la socialización es indispensable si van a convivir con otros animales. Tampoco son una raza idónea si tenemos niños pequeños en casa, dado que podrían atacarles. No son muy apegados a su familia, pero eso no significa que no reclamen atención con asiduidad. De hecho, son muy protectores con los que consideran de su comunidad.

Les encanta trepar y no ladran. En lugar del ladrido esta raza emite un particular sonido, mezcla de canto tirolés y risa ahogada. No les gusta permanecer solos e inactivos durante largo tiempo. De hecho, si se aburren no dudan en hacer de las suyas y destruyen todo lo que encuentran a su paso.

¿Qué cuidados requiere el perro Basenji?

Además de la actividad diaria repartida en 2 o 3 paseos de unos 40-45 minutos, estos canes no reclaman muchos más cuidados. Apenas pierden pelo, con lo que bastará con que se lo cepilles o le pases un paño un par de veces por semana. Comparten con los gatos el gusto por el acicalamiento y suelen asearse a diario.

Su alimentación debe ser variada y de calidad. Mantener el calendario vacunal y de desparasitaciones al día contribuirá a mantenerlo sano y feliz.

Historia de la raza Basenji

Se sabe que los Basenji son perros muy antiguos. Ya en el Antiguo Egipto existían relieves que representan a estos perros junto a galgos y a podencos. Se cree que trazaron su linaje de los parias a los egipcios y de estos a las tribus del Congo, donde han sido utilizados para cazar en manada. Para tenerlos localizados en la selva profunda les colocaban cencerros.

Su nombre significa ‘perro del arbusto’ y le es atribuido a la señora Burn, de origen británico, en 1936. A finales del 1800 fueron introducidos en Europa, pero el moquillo hizo estragos y no sobrevivió ningún Basenji.

En la década de los 30 fueron importados a Inglaterra y en 1941 a EE.UU., país en el que se les modificó genéticamente para incluir el patrón atigrado. El primer registro data del 1944 en el American Kennel Club, que los reconoció como raza años más tarde, en 1948.

Curiosidades de la raza

Son varias las curiosidades sobre estos pequeños y simpáticos canes que merecen tu atención. Además de la ausencia del ladrido, las hembras solo tienen un celo por año, entre los meses de agosto y noviembre. La mayoría de las razas presentan 2 celos anuales. Esta particularidad es compartida por los perras cantoras de Nueva Guinea y por las lobas.

Carecen del olor típico de otras muchas razas y pueden llegar a tener camadas de hasta 12 cachorros. De acuerdo con los estudios genéticos no poseen apenas parentesco con el lobo, siendo primos en lugar de ancestros directos.