¿Pueden los perros comer fresas?

Dentro de la amplia variedad de frutas que los perros pueden comer por sus propiedades nutricionales beneficiosas, se encuentran las fresas. Si te estás preguntando si tu perro puede comer fresas, la respuesta es si, aunque con algunos cuidados.

Veamos cuales son los beneficios de las fresas en perros, cómo debemos dárselas, qué cantidad pueden comer y que cuidados debemos tener para evitar que les siente mal.

Beneficios nutricionales de las fresas

Además de sabrosas y refrescantes, las fresas aportan una gran cantidad de nutrientes de alto valor biológico para nuestros perros. Además de ser una buena fuente de fibra para mantener estable el tránsito intestinal.

Veamos cuales son sus principales beneficios:

  • Son ricas en minerales cómo el yodo, potasio y magnesio.
  • Las fresas contienen muchas vitaminas, cómo la C, B2, B3 y ácido fólico
  • Ayudan a mantener hidratado a nuestro perro, ya que son un 90% agua
  • Contienen una gran cantidad de antioxidantes
  • Ayudan a combatir el colesterol malo

perro oliendo fresas

¿Cómo debo dar fresas a un perro?

Lo ideal es que estén ya maduras, porque las fresas algo verdes son más ácidas y no le agradarán tanto a tu perro. Además, debes haberlas lavado previamente para eliminar cualquier posible resto de suciedad / bacterias / pesticidas.

Aunque a nosotros nos encanta comer fresas frías, a los perros la fruta fría no les sienta tan bien, por lo que debemos dejar que se templen un poco. Lo ideal es darlas frescas, pero no frías.

El tamaño es importante, procura trocearlas para evitar que por accidente se atraganten. Sobre todo, si tu perro es de raza pequeña / mini. Recuerda dar solo la fresa, las hojas debes tirarlas.

perro-mirando-fresa

¿Cuantas fresas puede comer un perro al día?

Teniendo presente que la fruta no debe suponer más de un 10% de la alimentación total diaria de un perro, debemos calcular a ojo el número de fresas que podemos darle, en función del tamaño de nuestro perro.

Un perro pequeño no debe comer más de una o dos fresas al día, mientras que un perro de gran tamaño puede comer tranquilamente cinco o seis piezas diarias.

¿Qué pasa si un perro come muchas fresas?

Las fresas son buenas para perros, pero en su justa medida. Si abusamos y le damos más fresas de las recomendadas, nuestro perro puede padecer dolor de barriga, diarrea y/o vómitos.

Sobrepasar el número recomendado no es aconsejable, porque convertiremos algo sabroso y nutritivo en algo negativo.

Y ahora que ya conoces las virtudes de las fresas ¿Por qué no le das a tu perrito una buena sorpresa dándole alguna fresa como premio?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí