¿Pueden los perros comer queso?

El queso es uno de los alimentos favoritos de los perros, muy probablemente debido a su intenso olor y sabor. Somos muchos quienes usamos el clásico quesito (porción de queso fresco) para dar a nuestro perro su medicación o simplemente un premio.

Pero ¿es el queso un alimento recomendable para los perros? No es una pregunta sencilla de responder, aunque a niveles generales se podría decir que si, es un alimento nutritivo y saludable, aunque en pequeñas porciones.

¿Puede comer queso cualquier perro?

No, el queso tiene, en mayor o menor medida, lactosa. La lactosa es un disacárido formado por la unión de una molécula de glucosa y otra de galactosa. Los humanos podemos digerirla sin problemas, pero los perros no.

Así que no todos los perros pueden comer queso, muchos perros son intolerantes a la lactosa y al comer queso, se intoxican levemente. Sin embargo, también hay muchos perros que toleran mejor pequeñas cantidades de lactosa y pueden comer queso sin problemas.

Síntomas de intolerancia a la lactosa en perros

Si le damos una pequeña porción de queso a nuestro perro y apreciamos alguno de estos síntomas, es muy probable que sea intolerante y no deba comer productos con lactosa nunca. Incluyendo obviamente, leche de vaca, helados y queso.

Estos son los principales síntomas que presenta un perro con intolerancia a la lactosa:

  • Inflamación del estómago
  • Malestar general
  • Diarrea
  • Vómitos
  • Gases / flutulencias

perro-esperando-queso

¿Cuales son los mejores quesos para un perro?

Si nuestro perro no presenta intolerancia a la lactosa, podemos darle queso cómo premio o complemento nutricional, pero nunca cómo única fuente de alimentación / proteínas.

El mejor queso que podemos darle a nuestro perro es el que menos cantidad de lactosa contenga, ya que sea intolerante o no a la lactosa, los perros no la digieren bien.

Estos son los quesos que por su composición y elaboración presentan cantidades mínimas de lactosa:

  • Queso Gruyère: Elaborado con leche de vaca, durante el proceso de curado la lactosa se metaboliza por completo en ácido láctico por las bacterias lácticas. Por lo que su contenido en lactosa es mínimo, sobre todo si es curado (también existe semicurado y fresco).
  • Queso Cheddar: También elaborado con leche de vaca pero con muy poco contenido de lactosa gracias al proceso de curado.
  • Queso Mozzarella: Elaborado con leche de búfala y aunque es un queso fresco, la cantidad de lactosa que contiene es muy baja.
  • Queso Idiazábal: Elaborado con queso de oveja. Con muy poca cantidad de lactosa gracias al proceso de curado.
  • Queso Manchego: Buscaremos el formato curado, que es el que menos cantidad de lactosa contiene. Elaborado también con leche de oveja.

También podemos darle a nuestro perro cualquier otro tipo de queso, mirando siempre que el contenido en lactosa sea bajo o nulo para evitar problemas digestivos.

queso-curado

¿Puede un perro comer quesitos?

Los famosos quesitos son porciones pequeñas de queso semi-fresco que contienen una cantidad de lactosa más elevada que el queso curado. Lo ideal es que le demos una porción muy pequeña y valoremos si le sienta bien.

De los dos perros que conviven con nosotros, uno come quesitos sin problemas, algo que nos viene genial para camuflar sus pastillas cuando las necesita. Sin embargo el otro perro no los tolera bien, padeciendo diarrea o heces demasiado blandas cuando lo consume.

Beneficios nutricionales del queso para un perro

Todos sabemos que el mayor beneficio que nos ofrece el queso a los cuidadores, es que podemos camuflar en el las pastillas que nuestro perro deba tomar (por prescripción veterinaria, obviamente). El queso es un gran aliado, sin lugar a dudas.

Pero aparte de esto, también ofrece beneficios nutricionales, tales como:

  • Calcio: El queso es rico en calcio y fósforo, minerales necesarios para mantener fuertes sus huesos.
  • Ácido linoleico conjugado: El queso contiene al menos veintiocho isómeros del ácido linoleico, el cuál ayuda a prevenir diversos tipos de cáncer.
  • Vitaminas: El queso es rico en vitaminas del grupo A,B,D y E.
  • Proteínas y grasas esenciales: El queso contiene una gran cantidad de proteínas y grasas beneficiosas cómo el Omega 3.

Así que recuerda, siempre que tu perro lo tolere, un poco es beneficioso, pero en exceso puede ser nocivo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí