¿Pueden los perros ver espíritus o fantasmas?

Aunque parezca un tema a trata poco profesional, lo cierto es que son muchas las personas que se preguntan si su perro es capaz de ver o presenciar de alguna forma, algún tipo de fuerza sobrenatural cómo espíritus o fantasmas.

Son muchos los casos documentados de perros que le ladran a la nada o de que perciben un peligro mucho antes de que suceda. Pero….¿qué hay de cierto en todo esto y que de leyenda urbana?

Desde SoyUnPerro queremos aclararte todo lo relacionado con la percepción de los sobrenatural por nuestros queridos amigos los perros, te sorprenderás mucho.

También te puede interesar: El Sexto sentido de los perros

Los perros y la predicción de peligros

Al igual que muchos otros animales presentes en la naturaleza, los perros gracias a sus desarrollados sentidos son capaces de detectar sucesos cómo los terremotos mucho antes de que nosotros los podamos sentir.

De la misma forma ellos también son capaces de detectar si una persona es peligrosa para nosotros o no. Cuando alguien ve a nuestro perro y se pone nervioso, su corazón se acelera y sus glándulas sudoríparas desprenden unas hormonas muy concretas que los perros pueden olfatear, los perros huelen el miedo.

Ellos saben perfectamente que la persona que viene hacia nosotros está alterada y puede suponer un peligro, porque huelen su miedo y además escuchan su ritmo cardíaco acelerado. Algo que pueden hacer también gracias a sus sentidos muy desarrollados.

Así que por una parte si, obviamente los perros pueden predecir cosas mucho antes que nosotros y cosas que nosotros no podemos detectar sencillamente por nuestras limitaciones naturales en nuestros sentidos.

perro y fantasma

¿Puede un perro detectar espíritus o fantasmas?

Comenzando por el propio sentido común que nos hace pensar fría pero acertadamente que los fantasmas y/o espíritus no existen, la respuesta más común sería no, un perro no puede ver fantasmas porque sencillamente no existen.

Sin embargo todos hemos visto en alguna ocasión a nuestro perro con un comportamiento extraño, bien mirando fijamente la pared o ladrando a la pared o a algo sin sentido. En estas ocasiones tendemos a pensar que nuestro ve o aprecia algo que nosotros no vemos ni sentimos.

Es aquí donde entra el miedo a los desconocido, cómo no sabemos que es, pensamos en lo que nuestra mente nos presenta cómo alternativa, que el perro puede ver espíritus. Algo sin sentido e irracional, pero que alimenta nuestro miedo.

No, los perros no ven espíritus ni tampoco fantasmas ni seres sobrenaturales, esa es la respuesta correcta. Sin embargo cómo tienen un excelente oído y olfato, es posible que escuchen algún ruido en la pared (algún vecino o insecto) que les haga ladrar.

A menudo la respuesta mas sencilla es la correcta, sin necesidad de tener que pensar en lo sobrenatural.

¿Y cómo es que pueden detectar enfermedades?

Debido precisamente a su excelente olfato, pueden saber si tenemos por ejemplo un tumor cancerígeno o si tenemos un problema de azúcar si somos diabéticos. Algunos lo hacen de forma natural, aunque a la mayoría se les entrena para ello.

Esto no significa nunca que ellos puedan predecir que vamos a enfermar, sino que cuando lo hacemos, ellos pueden olerlo y saber que estamos enfermos, antes de saberlo nosotros mismos.

Por esos son cada vez más los perros que se están adiestrando para olfatear y detectar cáncer, de forma que una simple pasada por delante del perros nos haría salir de dudas sin tener que esperar citas médicas ni realizar pruebas.

Por lo demás, cómo ya dijimos no es un tema serio a tratar, puesto que son simplemente leyendas urbanas. Los perros no ven cosas que no existen, ni espíritus ni fantasmas. Aunque…. ¿Sabes por qué aúllan los perros?

1 Comentario

  1. Tal vez tenga Ud. razón, aunque me llamaba la atención que por un buen tiempo, una de mis perritas, la joven, ladraba exactamente a las 12 de la noche, cuando mis vecinos ya estaban en sus casas, muchas veces me levanté y no vi nada especial. En cambio, tal vez tenga un sentido especial porque al poco tiempo de que se han muerto mis niñas, las veo u oigo sus pasos por un tiempo. Me pasó hasta con una periquita australiana, la oía en el jardín. Sólo pasa por un tiempo, después se van. No estoy loca, a cada una la he querido con todo mi corazón, eso me ha hecho comprender que tienen una forma de espíritu. Estas cosas me empezaron a pasar desde joven con humanos, me daba miedo, ahora lo he aceptado como un “don”. No sé si se debe a que nací muerta, anque el médico hizo lo posible, no reaccioné, él tuvo que atender a mi madre por una hemorragia, y sola empecé a llorar después de un determinado tiempo. Ahora que soy una anciana y mi fin está cerca, espero que al llegar a donde me corresponda, estén esperando mis perritas para recibirme. Me dará mucho gusto encontrarlas. Todavía hay muchos hechos que aún la ciencia no puede explicar. Soy científica pero mis vivencias han hecho que mi mente esté abierta.

Comments are closed.