Acupuntura en perros – Usos y beneficios médicos

0

En la actualidad cada vez es más habitual recurrir a terapias alternativas a la medicina convencional, sobre todo en caso de que existan problemas de salud crónicos o cuando por medio de la medicina occidental, no encontramos solución al tratamiento.

No obstante, antes de recurrir a estas terapias como última solución, deberíamos empezar a integrar ambas. Una de las terapias alternativas que más se está empleando en los últimos años en perros es la acupuntura.

Todos hemos oído hablar de esta técnica, pero ¿funciona realmente en los perros o no es más que un cuento chino? A continuación, nos introducimos en el mundo de la acupuntura de una forma sencilla para entender cómo funciona y cuáles son sus efectos en perros.

¿Qué es la acupuntura?

La acupuntura veterinaria es una de las más antiguas disciplinas de la medicina veterinaria tradicional china (siendo un pilar de esta). El término proviene del latín acus (aguja) y pungere (punction). Se basa en el control de la energía (Qi) mediante la inserción de finas agujas estériles y desechables para estimular lugares específicos del cuerpo llamados acupuntos.

La acupuntura sostiene que si en el organismo hay un equilibrio de energía, hay salud. En el momento que se produce una patología, la medicina tradicional china sostiene que ha sido porque ha habido un estancamiento o fallo en el adecuado flujo de energía, y hay que repararlo.

Aunque todo esto parece ficticio, la acupuntura es una técnica que cuenta con más de 2.000 años de antigüedad. En la década de 1970, los veterinarios solo podían aprender acupuntura viajando a China para ser enseñados allí. Tras la fundación de la Sociedad de Acupuntura Veterinaria Internacional en 1974 (IVAS), se establecieron cursos internacionales y cada vez se hizo más accesible el uso de la acupuntura en animales.

perro-con-agujas-de-acunpuntura

¿Cómo funciona la acupuntura en perros?

La acupuntura contiene varias modalidades, estas incluyen: punción seca (la explicada anteriormente), hemoacupuntura (sangrado del acupunto), pneumoacupuntura (inyección de aire en el acupunto), láser-puntura, aquapuntura (se inyecta líquido) y electroacupuntura (estimulación eléctrica).

El flujo de la energía o Qi se puede regular de varias maneras, una es a través de los meridianos. Estos son canales energéticos definidos por el conjunto de varios acupuntos externos, que ante un estímulo (aguja) tienen una respuesta a distancia. Normalmente dicho estímulo modifica el funcionamiento del órgano sobre el cual se quiere hacer el efecto.

Por lo que, en líneas generales cada meridiano se relaciona con un órgano (corazón, pulmón, riñón, bazo, estómago, intestino…), y estos canales unen los puntos de acupuntura de la superficie del cuerpo con sus órganos internos correspondientes. Hay 12 pares de meridianos simétricos y bilaterales y 2 individuales en la línea media, haciendo un total de 14.

De modo que, insertando agujas en los puntos de acupuntura (acupuntos), podemos corregir desequilibrios energéticos de los diferentes órganos.

Niveles de actuación

Principalmente actúa a tres niveles:

  1. Vasos sanguíneos: al insertar la aguja, primero se produce una vasoconstricción que dura de 15-30 segundos, a continuación, una vasodilatación más prolongada, la cual puede durar desde 2 minutos hasta 2 semanas. Esto se observa por el aumento de circulación local y enrojecimiento en el punto de inserción.
  2. Músculos: produce contracción muscular local a nivel de la aguja. Posteriormente se produce la relajación de los tejidos y alivio de espasmos musculares, por lo que es útil en atrofias musculares.
  3. Sistema nervioso: será muy efectiva en parálisis nerviosas. La onda que se utiliza en electroacupuntura es analgésica a todas las frecuencias, pero por distintas vías (13).

Con frecuencias bajas provoca una analgesia de aparición tardía y duradera, y a frecuencias altas lo contrario.

¿Qué aplicaciones tiene la acupuntura en perros?

La acupuntura es una técnica empleada para mejorar los síntomas de muchas patologías:

  • Analgesia: se ha demostrado que la inserción de agujas en acupuntos, tiene una serie de efectos beneficiosos en el organismo de los perros. La inserción de la aguja activa estructuras de inhibición del dolor, demostrando que la acupuntura tiene principalmente, una vía central en el control de la analgesia.
  • Estimular el sistema inmune: estimula las defensas naturales del cuerpo frente a las enfermedades (aumento de linfocitos T).
  • Enfermedades musculoesqueléticas: artritis, artrosis, displasia de cadera, displasia de codo, rehabilitación tras cirugía, hernias discales, parálisis del nervio radial, problemas de ligamentos y tendones, parálisis femoral, dolor en articulaciones y huesos, cojera (14), rendimiento deportivo…
  • Enfermedades neurológicas: enfermedad del disco intervertebral, parálisis, epilepsia, mielopatías degenerativas, etcétera.
  • Enfermedades metabólicas: diabetes, hipotiroidismo o hipertiroidismo, enfermedad de Cushing, etcétera.
  • Enfermedades de la piel: alergias, otitis, heridas que no cicatrizan, prurito, etcétera.
  • Enfermedades gastrointestinales: enfermedad inflamatoria, diarreas, vómitos, estreñimiento, megacolon, pérdida de apetito, cólico, etcétera.
  • Enfermedades respiratorias: asma, disnea, rinitis, sinusitis, neumonía, tos, descarga nasal, congestión, etcétera.
  • Enfermedades renales: insuficiencia y cálculos renales, incontinencia urinaria, síndrome urológico, etcétera.
  • Trastornos comportamentales: ansiedad, depresión, fobias, agresividad, etcétera.
  • Rehabilitación: de cirugías, traumas y accidentes.

¿Es un tratamiento doloroso para los perros?

Las agujas empleadas en acupuntura tienen un grosor muy pequeño, por lo que los perros prácticamente no sienten su inserción en la piel.

Es más habitual que haya una reacción posterior a la inserción de la aguja, debido a que se experimenta una sensación de hormigueo en la zona, producida por la conducción energética a través de los meridianos. Esta sensación no es dolorosa, pero al ser un estímulo nuevo para el animal, puede resultarle un poco incómoda al principio.

Normalmente los pacientes se relajan durante las sesiones. Al cabo de unos minutos los perros suelen experimentar una sensación de confort y relajación que hace que la sesión de acupuntura sea una experiencia agradable para nuestra mascota.

Además, es compatible con los tratamientos aplicados en la medicina convencional, por lo que podemos decir que la acupuntura puede emplearse como técnica complementaria en el tratamiento de cualquier enfermedad. La clave es esta, no tanto quedarnos con una u otra terapia, si no integrar ambas para conseguir un mayor beneficio.

Graduado en veterinaria en la universidad Alfonso X El Sabio (Madrid). Colegiado 8917 en Madrid. Ampliando conocimientos en cirugía de tejidos blandos, endoscopia y dermatología. Interés por los animales desde muy pequeño y en compañía de Max desde hace 11 años.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí