cachorro-de-raza-en-brazos

¿Quieres un cachorro de raza? ¿Tu sueño es hacerte con una de las razas de moda? ¿Además lo buscas barato o, mucho mejor, gratis? Es normal que los amantes de los perros sintamos predilección por una o varias razas.

Es lógico, pero no sirve de excusa para cerrar los ojos a la realidad que hay detrás de cada cachorro. Nuestro deseo no debería estar por encima de los más de 100 000 abandonos al año ni del serio problema de explotación en criaderos o en manos de no profesionales.

¿Quieres tener un perro?

Nunca está de más recordar que los perros no son objetos, sino individuos con necesidades que estamos obligados a cubrir si pretendemos convivir con uno. Los perros crecen y viven una media de 10-15 años. Además, hay que educarlos para que evacúen fuera del hogar, no destrocen ni ladren o mucho menos muerdan.

Tienen que aprender las órdenes básicas para una buena convivencia. Requieren estimulación física y mental. Hay que pasearlos como mínimo un par de veces todos los días aunque llueva, haga frío o calor. Por supuesto, los perros generan gastos. No solo comida, desparasitaciones internas y externas, vacunas anuales, microchip o castración.

Además, pueden enfermar, incluso de noche, y nos tocará abonar una consulta veterinaria de urgencias. Tener un perro implica comprometerse a cuidarlo toda su vida. Si no estás dispuesto o no estás seguro de poder cumplir estas exigencias, cómprate un peluche. Las perreras están llenas de animales que un día fueron cachorros que alguien quiso.

cachorro-de-raza-golden-retriever

¿Puedo tener un cachorro?

Los cachorros son adorables y quieres uno para enseñarle desde pequeño, acostumbrarlo a ti y que viva muchos años. Pero también suponen una dedicación y un desembolso económico superior al de los perros adultos. Requieren una alimentación específica y desparasitaciones y vacunas más frecuentes, por no hablar de que hay que enseñarles todo.

Se harán sus necesidades dentro de casa y destruirán todo lo que dejes a su alcance. Además, si lo adquieres antes de las 8-12 semanas de vida estás interrumpiendo una etapa de desarrollo crucial en la que todavía debe estar con su madre y hermanos. No es un detalle insignificante.

Una separación temprana puede tener repercusiones a nivel psicológico que se traducirán en problemas de comportamiento. Por otra parte, un cachorro no es garantía de una larga vida. Son más propensos a contraer graves enfermedades potencialmente mortales y todavía serán más susceptibles si no han nacido en las condiciones idóneas.

Quiero un cachorro de raza

Cada cierto tiempo una raza se pone de moda. Durante aproximadamente una década se ven por la calle multitud de Cocker spaniel, Golden retriever o Bulldog francés. Este tipo de modas hacen que las personas quieran determinado perro, sin ser conscientes de las necesidades de cada raza. Es decir, es probable que el perro no encaje con su modo de vida.

El resultado es la perrera. Además, la demanda de una raza en concreto hace que se dispare su cría en condiciones más que cuestionables en numerosos casos. Tampoco se puede olvidar que muchas de estas razas seleccionadas según una estética determinada sufren problemas de salud.

Un claro ejemplo es el Bulldog francés, con propensión a problemas alérgicos, respiratorios, oculares, reproductivos, etc. Estas patologías suponen un gasto veterinario que lleva a que muchos acaben, también, en la perrera en cuanto dejan de ser un cachorro de foto.

Quiero un cachorro barato y rápido

Los cachorros de raza no pueden ser baratos. Sacar adelante una camada implica cuidar la salud de la madre desde antes de la gestación. Esto incluye una alimentación de calidad, desparasitaciones internas y externas, vacunas y pruebas.

Una vez iniciada la gestación también supone un gasto el seguimiento veterinario, que puede incluir complicaciones en el parto e incluso una cesárea. Los cachorros recién nacidos también necesitan desparasitaciones, vacunaciones y una alimentación específica cuando empiezan a poder comer sólidos.

Pregunta en una clínica veterinaria cuál es el importe de todos estos tratamientos. Suma comida, vacunas, desparasitadores, ecografías, etc. y entenderás que algo falla si el cachorro de raza es muy barato.

De dónde vienen los cachorros que se venden

Los cachorros de raza deberían proceder de criadores profesionales, personas con formación, conocimientos y con su alta correspondiente para poder realizar una actividad económica. Estos perros se entregan con todas las garantías y, por supuesto, a un precio elevado. Pero la realidad es que en la búsqueda de un cachorro suele recurrirse a internet.

Allí se encuentran cachorros procedentes de criaderos ilegales en condiciones insalubres que entran al país con documentación falsa, sin ninguna garantía sanitaria. Cada poco se descubren este tipo de criaderos donde las perras son explotadas y viven en jaulas sin higiene ni preocupación por su bienestar. Un cachorro de raza barato es fomentar esto.

Pero estos cachorros también pueden proceder de particulares que se dedican a la cría sin ningún conocimiento para sacarse un dinero negro. Estos perros suelen ser cruces y es poco probable que hayan recibido los cuidados básicos, ya que el único objetivo es obtener un efectivo rápido con una mínima inversión.

¿Dónde compro un cachorro de raza?

Ahora que dispones de información, si te gustan los perros y quieres convivir con un cachorro siendo consciente de todas las obligaciones y gastos que conlleva, no olvides los aproximadamente 200 000 animales que se abandonan cada año y que terminan en perreras o cunetas.

No es difícil encontrar un cachorro en la perrera o en una asociación protectora. Salvas su vida y eso vale más que lucir un perro de raza. Si aún así estás empeñado en conseguir la raza que quieres, acude solo a criadores profesionales y prepárate para pagar lo que verdaderamente cuesta la cría que garantiza el bienestar animal.