Maltrato Animal ¿Qué es y cómo denunciarlo?

Alrededor del mundo, miles de animales, en especial los de compañía, son víctimas del abandono y maltrato animal cada día. Si bien el compromiso de las autoridades competentes resulta indispensable, también es clave que la población se involucre para erradicar esta cruel realidad.

Para aportar nuestro granito de arena, desde Soyunperro hablamos de los principales tipos de maltrato animal, cómo reconocerlos y qué hacer para denunciar. ¡Sigue leyendo y ayúdanos a ayudar!

También te gustará leer: Cómo identificar a un maltratador de animales

¿Qué es el maltrato animal?

El concepto de maltrato animal es bastante amplio y hay que diferenciar lo que dice nuestro sentido común y lo que expresan los instrumentos legales sobre esta materia. ¿Qué queremos decir?

Pues, el sentido común suele entender como maltrato todas las acciones y prácticas que expongan un animal a condiciones insalubres, dolorosas o indignas. Es decir, que todo contexto que implique sufrimiento a un animal, ya sea por una humillación o por el ejercicio de la violencia física o psicológica, podría considerarse como maltrato animal.

Pero si nos enfocamos en los textos de las leyes y normativas vigentes en la actualidad, percibimos que el concepto y las sanciones aplicables al maltrato animal varían significativamente según el país, la región o comunidad autónoma.

Para no dejar de brindarte una definición más allá del sentido común, pero sin extendernos demasiado, a continuación, veremos qué se entiende en términos legales por maltrato animal en España.

Maltrato Animal en España

Hasta los días de hoy, en España no contamos con un marco legal común sobre el maltrato animal y los derechos de los animales. No obstante, a principios del mes de agosto, el Consejo de Ministros ha aprobado la Ley de Protección Animal, de la cual hablaremos en más detalles en el siguiente apartado.

Así mismo, los artículos 337 y 337 bis del Código Civil español ya se referían al maltrato y abandono de animales como un delito. Específicamente, el artículo 337 determina que:

podrá ser condenado a pena de tres meses y un día a un año de prisión e inhabilitación especial de un año y un día a tres años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales, el que por cualquier medio o procedimiento maltrate injustificadamente, causándole lesiones que menoscaben gravemente su salud o sometiéndole a explotación sexual a:

  1. un animal doméstico o amansado
  2. un animal de los que habitualmente están domesticados
  3. un animal que temporal o permanentemente vive bajo control humano, o d) cualquier animal que no viva en estado salvaje.«

Complementando el texto anterior, el artículo 337 bis expresa que el abandono de animales en vía pública también puede entenderse como un tipo de maltrato animal.

perro maltratado

Nueva Ley de Protección Animal en España

La iniciativa impulsada por el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, determina sanciones más severas para el sacrificio, abandono y maltrato de animales en España.

Para combatir la impunidad (muy común a los días de hoy) y garantizar el bienestar animal, su texto prevé los siguientes cambios:

  • Endurecimiento de las penas por maltrato animal. Los maltratadores pueden ser condenados a hasta 24 meses en prisión, dependiendo de la gravedad del maltrato, y hasta 36 meses en el caso de que se constate más de un agravante.
  • Identificación obligatoria de todos los animales de compañía. Aquí también se aclara que todos los perros serán considerados “de compañía”, aunque la actividad de los “perros de trabajo” será regulada por disposiciones específicas (por ejemplo, perros lazarillos, pastores, policía, etc.)
  • Prohibición del sacrificio de animales de compañía, salvo por motivos sanitarios y eutanásicos.
  • Prohibición de la comercialización de gatos, perros y hurones en las tiendas de mascotas, así como su exposición al público con fines comerciales.
  • Limitación de la actividad de “cría” exclusivamente a criadores registrados y profesionales.
  • Prohibición del uso de animales en actividades y espectáculos en los que puedan sufrir daño o muerte, como las peleas de gallos o el tiro al pichón.
  • Erradicación de los circos con animales salvajes, y reconversión de zoos y acuarios/delfinarios en centros de recuperación de especies autóctonas.

Un avance clave es que el alcance de la definición del maltrato animal y las sanciones aplicables, se extiende a todos los animales vertebrados. Esto es importante porque, hasta entonces, la mayoría de las normativas se enfocaban en los animales de compañía, generando una enorme brecha legal en lo que decía respecto al bienestar y los derechos de los animales “no domesticados”.

Con la aprobación del Consejo de Ministros, la nueva ley está lista para iniciar su tramitación parlamentaria. Esperemos que esta sea una señal definitiva de que España se encamina, finalmente, hacia un marco legal a nivel nacional sobre los derechos de los animales.

Tipos de Maltrato Animal: ¿Cuáles son y cómo identificarlos?

El maltrato animal más evidente se da cuando un animal es sometido a la violencia física a través de golpes, castigos o mutilaciones. No obstante, existen muchas otras formas de violar el bienestar animal, ya sea por acción u omisión, como puede ser la privación o el desentendimiento de sus necesidades básicas, como la nutrición y la higiene.

Aunque persista cierto vacío legal cuando se trata de la humillación y el abuso psicológico, no hay que olvidar que estas también son facetas muy crueles del maltrato animal.

Entrando en un terreno más controversial, nos encontramos con ciertos tipos de maltrato animal que han sido históricamente naturalizados en muchas sociedades, como el uso de animales en rituales o tradiciones con raíces culturales o religiosos, por ejemplo.

Tipos de Maltrato Animal “socialmente aceptados”

  • Tracción de sangre. Caballos, mulas y burros son las especies más explotadas para tirar carros y transportar cargas que, muchas veces, suponen un importante sobreesfuerzo que genera dolor y agotamiento físico. Comúnmente la tracción de sangre está prohibida en centros urbanos, pero sigue existiendo en regiones rurales/agrícolas.
  • Actividades “recreativas” con animales. Muchas ya fueron prohibidas en varios países por el hecho de que implican dolor y/o sufrimiento a los animales involucrados, como los circos con animales o las peleas de perros, por ejemplo. No obstante, la tauromaquia es un tipo de maltrato animal explícito que ha sido “naturalizado” como parte de la cultura española y sigue siendo legal por motivos de “tradición”.
  • Caza “deportiva”. La actividad de la caza sigue estando habilitada como un “deporte” en varios países de Europa y América Latina, siempre y cuando se cumplan las regulaciones establecidas por las normativas locales. Además de suponer el uso de animales (perros en su mayoría) en una actividad que claramente sólo es recreativa para los humanos, la caza es una de las mayores amenazas a la conservación de especies nativas.
  • Humanización. Por más amor que tengamos hacia los animales, debemos entender que humanizarlos significa privarlos de la posibilidad de expresarse y comportarse naturalmente, siguiendo libremente los códigos de conducta y comportamiento típicos de su especie. Este es otro tipo de maltrato animal muy naturalizado en nuestra sociedad, pero que supone alienar un animal de su propia naturaleza.
  • Industria alimenticia. Muchos no lo consideran un tipo de maltrato animal, porque se nos ha enseñado históricamente que algunos animales sirven como alimento para los seres humanos; por ende, explotar ciertas especies con el objetivo de generar alimento para los humanos “no tiene malo de malo”. No obstante, las vacas, ovejas, gallinas, cerdos y otros animales usados en la industria alimenticia frecuentemente viven en condiciones precarias, encerrados en jaulas o pequeños espacios, sin acceso a las pautas básicas del bienestar animal.

¿Cómo denunciar el maltrato animal?

Animarse a denunciar el maltrato animal es la mejor forma de contribuir a su prevención y erradicación. Además de, lógicamente, ayudar al animal que es víctima de la agresión, para que pueda tener acceso a una vida digna.

En términos generales, denunciar el maltrato animal significa notificar las autoridades competentes sobre el hecho de que un animal está siendo maltratado por su propietario u otra persona. Lo que puede variar, en términos prácticos, es con qué autoridades deberías comunicarte para hacer la denuncia (veremos ello más adelante).

En todo caso, las probabilidades de condena al maltratador serán mayores si se aportan evidencias del delito. Por ejemplo, fotos, videos o testigos que confirmen el contexto o las situaciones de maltrato a que el agresor/maltratador somete el animal que es su víctima.

Otra buena práctica al denunciar el maltrato animal es aportar algunos datos básicos para facilitar la identificación y/o localización del maltratador y el animal maltratado. Ideal si puedes informar la dirección del domicilio donde el maltrato ocurre.

Números para denunciar el maltrato animal

Si bien puedes presentarte personalmente en las diligencias de las autoridades competentes de tu ciudad o región, también es posible realizar una denuncia vía telefónica.
El numero al que puedes comunicarte telefónicamente para denunciar el maltrato animal puede variar según el país donde vives o te encuentres. Aquí tienes algunos datos útiles:

España

Emergencias: 112 (animales de compañía o domesticados)
SEPRONA: 062 (animales silvestres)

Argentina

Unidades de orientación y denuncia: 4011-1400
Gendarmería Nacional Argentina: 4310-2589
Línea gratuita: 0800-333-47225 (sólo para casos ocurridos en CABA)

Colombia

“Escuadrón Anti crueldad”: línea 018000115161
Línea 123: maltrato en flagrancia
Correo electrónico institucional: proteccionanimal@animalesbog.gov.co

Chile

Carabineros: 133
BIDEMA Metropolitana: (02) – 27082372

México

Brigada de Vigilancia Animal: 5208-9898
Procuraduría Ambiental y Ordenamiento Territorial: 5265-0780
PROFEPA: 5449-6300 (animales silvestres)

Si no sabes a que numero llamar o a qué autoridad recurrir para formalizar la denuncia del maltrato animal, puedes hacer una búsqueda en Internet, ir a la comisaría más próxima de tu domicilio o comunicarte con la unidad de policía para solicitar asesoramiento. Lo más importante es que no desistas ni tengas miedo de involucrarte, pues ¡el bienestar animal es una responsabilidad de todos!

Eduarda Piamore

Licenciada en Filosofía y Técnica en Psicología, Educación y Adiestramiento Canino. Redactora y traductora freelance, apasionada por la escritura y la lectura. Autodidacta en temas relacionados a la Salud Mental, Medicina Natural y Terapias Alternativas para perros y gatos. Voluntaria en el rescate y promoción a la adopción de animales abandonados. Una apasionada admiradora del Reino Animal, fiel a la inagotable fuente de sabiduría de la naturaleza. Latinoamericana, multicultural, un alma viajante

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba