perro-con-una-oreja-caída

Aunque hay razas con las orejas colgantes, si nuestro perro las llevaba erguidas y, de repente, una o incluso ambas aparecen caídas, tenemos que averiguar qué es lo que le ha sucedido. Para ello hay que ir a la consulta del veterinario.

Otro caso diferente es el de los cachorros que, aunque van a tener sus orejas erguidas en la edad adulta, todavía las llevan caídas. Normalmente se soluciona tan solo dejando que pase el tiempo y no es necesario recurrir a supuestas soluciones caseras.

¿En qué tiempo se levantan las orejas de los perros?

El pabellón de la oreja está formado por una lámina de cartílago recubierta por ambos lados por una capa de piel y de pelo. Dependiendo de las razas, los perros lo pueden llevar levantado, doblado o colgante.

Pero los perros de orejas erguidas no acostumbran a nacer así, sino que el levantamiento de su pabellón auricular va sucediendo paulatinamente. Este proceso puede resultar preocupante para algunos cuidadores, que se impacientan por ver erguidas las orejas del cachorro.

Pero es importante saber que es completamente normal que se mantengan caídas hasta los 5-8 meses de vida. Además, no van a erguirse de repente. Lo habitual es que comience a subirse una y, un tiempo después, la otra. Es decir, no va a suceder de un día para otro.

perro-con-las-orejas-caídas

A mi cachorro no se le levantan las orejas

Si pasados los ocho meses las orejas del cachorro siguen caídas, puede ser porque así sea su genética. En estos casos, si alguno de sus progenitores no lleva erguidas las orejas, es posible que el cachorro tampoco lo consiga. Por mucho que se trate de una característica de su raza.

Además, en un pequeño porcentaje de ejemplares el proceso de levantamiento no se da porque sufren un grave problema de desnutrición. Por suerte, es poco frecuente en la actualidad.

¿Y si quiero que mi perro levante las orejas?

En realidad, la disposición de la oreja no es más que un aspecto estético. Para la vida del perro no tiene ninguna relevancia ni le va a provocar ningún problema. Por eso está totalmente desaconsejado recurrir a remedios caseros para levantar las orejas. En ningún caso hay que darle al perro suplementos alimenticios.

Una alimentación de calidad cubrirá perfectamente sus necesidades nutricionales. Los complementos que no receta el veterinario incluso pueden resultar contraproducentes. Tampoco hay que vendar las orejas del cachorro. Además de resultarle molesto es posible que acabemos por conseguir justo lo contrario de lo que buscamos.

Es cierto que existen intervenciones quirúrgicas que podrían levantar las orejas en algunos casos. Pero también es verdad que hay debate en cuanto a la ética de intervenir a un animal causándole un daño para modificar una cuestión únicamente estética. Por no hablar de que es posible que, por genética, el perro no tenga las orejas levantadas.

Enfermedades que pueden sufrir las orejas de tu perro

Otra situación diferente es la que se da en perros que sí tienen las orejas erguidas y, de repente, una o ambas aparecen caídas. En realidad, el proceso no suele suceder de un día para otro, sino que es habitual que haya ciertos síntomas que nos hagan sospechar de la presencia de un problema. Por lo tanto, hay que acudir al veterinario.

Es posible solucionar una oreja caída, pero para ello se necesita una atención temprana. De lo contrario, la caída podría ser permanente. Seguro que alguna vez has visto algún ejemplar con una oreja deformada y caída porque no recibió atención en su momento. Las causas más habituales son las heridas, las otitis y los conocidos como otohematomas.

Heridas en las orejas del perro

Las orejas son una parte del cuerpo muy vulnerable siempre que hay alguna riña entre perros. Por eso no es extraño que reciban algún mordisco. Estas mordeduras se infectan con facilidad y pueden formar un absceso, que es un acúmulo de pus bajo la piel que se aprecia como una hinchazón.

Para evitar complicaciones, salvo en el caso de que las heridas sean muy superficiales, debe revisarlas el veterinario para pautar las curas necesarias. Así se previene un daño permanente en el pabellón auricular.

Otitis media en perros

Por otitis media entendemos la infección en la parte media del oído. Normalmente surge como agravamiento de una otitis externa y produce síntomas fácilmente identificables. Son sacudidas de la cabeza, su inclinación hacia el oído afectado, rascado, dolor o secreción con muy mal olor.

Este tipo de otitis puede complicarse con una lesión del nervio facial a su paso por el tímpano. Esto provoca la caída de la oreja y del labio del mismo lado. Por supuesto, se necesita atención veterinaria.

Orejas hinchadas y otohematomas en perros

Un hematoma es una acumulación de sangre debajo de la piel. Cuando sucede en la oreja recibe el nombre de otohematoma. Normalmente se forma porque el perro sacude repetidas veces y con violencia las orejas o se las rasca con intensidad. Estas acciones suelen deberse a alguna patología que le está provocando molestias que intenta aliviar de esa manera.

Es imprescindible acudir al veterinario y tratar la causa inicial. Además, el otohematoma suele requerir una intervención quirúrgica para su resolución y así evitar daños permanentes en la apariencia de la oreja.

Bibliografía
Carlson y Giffin. 2002. Manual práctico de veterinaria canina. Madrid. Editorial el Drac.