nombres-para-perros-en-árabe

La milenaria cultura árabe es una poderosa fuente de inspiración en muchos aspectos, como la comida, la arquitectura o la literatura. Su idioma tiene muchas palabras con un sonido exótico y evocador.Así que hemos recopilado los mejores nombres árabes para perros.

También su significado, para que sepas en qué consiste su nombre y si encaja con la personalidad de tu perro. Veamos cuales son los más originales y bonitos.

Consejos para elegir un buen nombre

Antes de comenzar a pensar en el nombre de un perro, conviene tener en cuenta estos consejos durante el proceso de búsqueda de información:

  • Elige nombres cortos, pues son más fáciles de recordar para ti y para el can.
  • Intenta que no sea muy parecido fonéticamente a una palabra en español que pueda causar confusiones.
  • Investiga bien la etimología del nombre en su idioma. Esto te ahorrará ponerle a tu compañero un nombre inapropiado o que pueda ser objeto de burlas.

En el idioma árabe, en muchos casos, la pronunciación de las palabras es diferente, algo que es importante tener en cuenta. Por eso, se recomienda no buscar solo la palabra y su significado, sino también su pronunciación.

Una particularidad de esta lengua es que cada letra suena de forma diferente si está al principio, al medio o al final de la frase. Pero no te preocupes, pues con escuchar el nombre que deseas un par de veces seguro que ya no se te olvida.

Nombres en árabe para un perro macho

Entre los posibles nombres de origen árabe para un perro macho, destacamos algunos de los más populares:

  • Kamal: hace referencia a la madurez.
  • Alí: de origen noble o nacido para ser príncipe.
  • Fatin: un nombre perfecto para ejemplares elegantes.
  • Husain: hermoso o bello, tanto por fuera como por dentro.
  • Kalig: creativo, ingenioso.
  • Mishaal o Anwar: significa “el Luminoso”.
  • Amín: fiel.
  • Nabhan: noble de carácter.
  • Halim: cariñoso.
  • Bahij: valiente
  • Hamal: carnero, en referencia a su comportamiento manso.
  • Sadiq: se utiliza para hablar de alguien que es confiable.
  • Ziad: bendecido con la abundancia.
  • Fadil: de buen corazón.
  • Isam: el que protege.
  • Mashhur: popular.
  • Nader: único en su clase.

¿Has optado finalmente por una perrita del sexo femenino? Aquí van más opciones para ellas.

Nombres en árabe para perras

Los nombres para una perrita deben destacar por su belleza y su elegancia, dos cualidades muy ligadas a la cultura árabe. Presta atención a los que te proponemos:

  • Jessenia: significa “bella como una flor”.
  • Aamira: ligado a una princesa.
  • Karima: de carácter generoso.
  • Ghaydaa: delicada.
  • Anisa: ideal cuando tienes una perra que es súper amigable.
  • Dúnay: mundo.
  • Habiba: amada.
  • Kala: perra fuerte y resistente.
  • Malak: ángel.
  • Najya: victoriosa.
  • Adjum: significa estrella.
  • Fadila: virtuosa. Ideal para una gran atleta.
  • Farah: felicidad. Es adecuado para perritas que son la alegría del hogar.
  • Hana: irradia felicidad. Muy similar al anterior.
  • Lina: de contextura frágil.
  • Rabab: nube.
  • Zahira: luminosa.
  • Zurah: divina.

¿Hay razas a las que les pegue más un nombre árabe?

Aunque la elección de un nombre no depende de la variedad, muchas personas consideran que hay razas a las que un nombre exótico les queda mejor que a otras. Por un ejemplo, un nombre como Husain puede no ser adecuado para un ejemplar de origen nórdico, pero sí para un Lhasa Apso o incluso para un Bulldog francés.

Asimismo, hay perros de origen africano como el Azawakh, el Basenji, el Lebrel Bereber o el Saluki egipcio a los que un nombre de estas características les viene como anillo al dedo. Los Aïdi, perros guardianes originarios de las montañas de Marruecos, son otra variedad muy adecuada para un nombre como Bahij (valiente).

Por otra parte, los molosos, con su aspecto serio y su mirada profunda, también pueden ser buenos representantes de un nombre árabe. Un Bóxer, un Bullmastiff, un Mastín, un Shar Pei e incluso un Rottweiler alemán pueden llevar con orgullo nombres como Hakim, Gamal o Jafar.

Otra opción, una palabra de origen árabe que ya se utilice en español

Las personas que hablamos en español muchas veces no somos del todo conscientes de la gran influencia que la lengua árabe ha tenido en nuestro idioma y de la gran cantidad de términos de este origen que utilizamos a menudo, como naranja, alcalde, taza o café.

Si te apasiona todo lo relativo a esta cultura, otra opción es elegir uno de estos nombres, a medio camino entre lo árabe y lo occidental. Por ejemplo:

  • Alcaparra, Alcachofa o Alubia: son nombres perfectos y graciosos para ejemplares de tamaño pequeño como un Yorkshire Terrier, Chihuahuas o un Ratonero Bodeguero Andaluz.
  • Alhelí, Alhaja, Marfil: pueden ser muy interesantes para razas de aspecto elegante como el Caniche, el Bichón o el Cotón de Tulear.
  • Sultán, Alcalde o Jeque: hacen referencia a puestos de poder, por lo que podrían ser adecuados para perros que imponen. Un Pastor Alemán, un Mastín, un Ca de Bou o un Dogo de Burdeos son buenas opciones.

¿Te has decidido ya por alguno? Si aún no lo tienes claro, recuerda que todas las lenguas, no solo la árabe, ofrecen muchas alternativas. Se trata de un proceso muy personal, que requiere tiempo y convencimiento. Así que ya sabes: ánimo y tómatelo con calma a la hora de buscar el mejor nombre para tu compañero de vida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí