Mi perro se marea en el coche ¿Qué hacer?

Una de las experiencias más reconfortantes de tener un amigo peludo es realizar escapadas con él y descubrir la naturaleza juntos. Sin embargo, algunas de esas aventuras están alejadas de casa y el paseo en coche puede incomodar a tu perro.

Los canes, principalmente los cachorros, como ocurre en el caso de los niños, son especialmente propensos a sufrir situaciones de mareo cuando viajan en vehículos. Sin embargo, si sigues los consejos de este artículo, aprenderás a evitar que tu perro se maree en el coche y disfrute del viaje contigo.

¿Por qué mi perro se marea en el coche?

Lo primero que debemos saber para intentar poner solución a los mareos es la procedencia de estos. Entre las principales causas destaca la ansiedad o el estrés. El desconocimiento del entorno, la situación y el destino al que nos dirigimos puede alterar la conducta del animal.

Además de la ansiedad, otras de las causas más frecuentes son:

  • Inadaptación de los cachorros como consecuencia de la falta de desarrollo de los mecanismos que regulan el equilibrio
  • Problemas en el oído, como traumatismo o infección
  • Conducción brusca por nuestra parte
  • Exceso de curvas en el trayecto
  • Falta de costumbre
  • Viajar tras una comida copiosa

¿Cómo saber si un perro está mareado? Síntomas

Los síntomas que tu perro va a presentar si sufre mareos en el coche son los siguientes:

  • Gemidos y lloriqueos
  • Nerviosismo y agitación
  • Jadeos
  • Bostezos
  • Exceso de salivación
  • Temblores
  • Ladridos
  • Arcadas y nauseas
  • Vómitos
  • Diarrea

perro-viajando-en-coche-con-la-cabeza-sacada-por-la-ventanilla

¿Cómo actuar si un perro se marea?

A excepción de algunas causas puntuales, como los problemas de oído que solo se remediarán tras tratamiento veterinario, la mayoría de los mareos en el coche se solucionan con mucha paciencia y constancia.

Para evitar la ansiedad que algunos perros sienten al subir a un coche, debemos enseñar a nuestra mascota desde cachorro que este lugar es un sitio acogedor y seguro. Hacer que tu perro se familiarice y se sienta cómodo en el automóvil debe ser el primer paso.

No obstante, si tu perro ya es adulto y sufre de mareos cuando viaja en el coche, igualmente puedes seguir los consejos que a continuación te ofrecemos. Puede que te cueste un poquito más, pero con paciencia puedes lograr que tu perro disfrute del viaje.

Pasos para evitar los mareos

En primer lugar, permite que el perro olisquee y reconozca el entorno antes de subir al coche.

Posteriormente, facilítale un lugar propio en el interior con algunos de sus objetos favoritos, como juguetes y una mantita, y motívale a subir y bajar del coche con juegos varias veces.

Tras reconocer el espacio como un entorno familiar, procura que los primeros viajes en coche los haga relajado. Para esto, pasea al perro o juega con él antes de viajar, pero cuidado, no justo antes del viaje, pues eso podría causar el efecto contrario y sobreexcitarle.

Comienza realizando pequeños trayectos para que el perro entienda que el vehículo no es un lugar al que deba temer.

Asimismo, puedes ofrecerle refuerzos positivos cuando veas que el perro está relajado en el coche. Por ejemplo, caricias, palabras cariñosas y algún premio (esto último mejor al final del viaje). Si por el contrario esta estresado, procura no mimarle demasiado, pues no ayudará.

Otro de los pasos a seguir es evitar conducir bruscamente. Aunque hay trayectos turbulentos que no podremos evadir, sí está en nuestra mano evitar acelerones y frenazos violentos.

Además, es importante realizar paradas en viajes largos cada una o dos horas para que nuestro perro se airee y relaje.

Por último, recuerda realizar viajes frecuentes en coche para que el can se acostumbre a este. De poco sirve seguir estas indicaciones una vez al año. Es importante la persistencia para acostumbrar a nuestro amigo y conseguir nuestro objetivo.

Mi perro tiene miedo al coche

Para aquellos perros adultos que tienen miedo al coche y se marean ya de forma automática, además de seguir todos los consejos ya descritos, puedes probar con cambiar su percepción del viaje.

Primero, busca un lugar tranquilo alejado de casa y motívale para que suba al coche. En el interior, procura que alguien le acompañe y entretenga en el trayecto, y tras llegar al destino, juega y acaricia al animal. Por último, al volver a casa, premia a tu amigo y sigue jugando con él.

Si repites esto de forma regular es muy probable que consigas que tu perro entienda que subir al coche no es algo malo ni una razón para estresarse.

Medicación antimareo para perros

Si el problema persiste tras intentar sin éxito todos estos pasos, debes visitar al veterinario para que examina a tu perro y descarte cualquier problema de salud que pueda estar provocando los mareos.

Tras descartar patologías, el veterinario puede recetar algunos medicamentos especiales para reducir el sufrimiento que tu perrito siente cuando viaja. Algunos medicamentos están indicados para reducir la sensación de nerviosismo, otros para los mareos y vómitos cómo el primperan.

Eso sí, tanto si optas por fármacos para conseguir la relajación muscular o para prevenir los vómitos, es importante que consultes al veterinario antes de darle nada a tu perro.