¿Qué hacer si mi perro come tierra?

Los perros son glotones por naturaleza, nada se escapa de su atención. Uno de esos caprichos puede ser comer tierra de las macetas o arena del jardín. Las causas por las que los perros comen tierra pueden ser variadas, desde aburrimiento a enfermedades serias.

Si quieres descubrir si tu perro se alimenta de tierra solo porque ha descubierto un manjar delicioso enterrado bajo ella o por algún problema que precisa atención veterinaria, sigue leyendo este artículo de SoyunPerro para descubrirlo y poner solución.

Causas por las que un perro come tierra

Si has pillado a tu perrito comiendo tierra probablemente sea porque sufre “pica”, un desorden por el que se alimenta de cosas que no son su comida habitual, como tierra, césped o incluso heces. No obstante, las causas por las que esto ocurre son variadas:

  • Deficiencia de minerales o vitaminas en su dieta habitual
  • Envenenamiento/ Intoxicación
  • Infestación parasitaria
  • Búsqueda de alivio por malestar estomacal
  • Aburrimiento y estrés
  • Llamada de atención
  • Hambre
  • Anemia
  • Enfermedades endocrinas
  • Interés por algo enterrado en la arena
  • Curiosidad (principalmente en cachorros)

Si has cambiado de pienso, entorno o hábitos recientemente o si tienes más perros y todos muestran el mismo comportamiento, es posible que tengan una deficiencia de minerales en la dieta; o si les has bajado la dosis de pienso por sobrepeso, probablemente sea hambre.

En cambio, si la persistencia en comer tierra es exagerada o muestra algún otro síntoma, puede que tu perro haya sufrido envenenamiento o tenga problemas intestinales. Ingestas esporádicas de tierra, especialmente cuando esté solo, pueden deberse a aburrimiento o hambre.

cachorro-que-ha-comido-arena

¿Qué hago si mi perro ha comido arena o tierra?

Si tu perro comió arena, observa si muestra otros síntomas como diarreas o heces con sangre, decaimiento, vómitos, moretones, etc. En estos casos, comer tierra es una consecuencia de un problema estomacal mayor, por lo que acudir al veterinario a tiempo puede salvarle la vida.

La ingesta de tierra puede ir acompañada de materiales sólidos, objetos punzantes o sustancias químicas como fertilizantes o insecticidas que pueden dañar la salud de tu can. Por eso, independientemente de la causa por la que tu perro comió tierra, merece una revisión veterinaria.

De cualquier modo, si no observas ningún tipo de alteración anímica o sintomatológica en tu perro pasadas unas horas tras la experiencia puntual de comer arena, puedes estar tranquilo, seguramente elimine la tierra en su próxima defecación sin mayor transcendencia.

Pasos para evitar que tu can se alimente de arena

Tras hablar con tu veterinario y dar con el problema, el profesional te propondrá varios pasos a seguir para evitar que tu perro continúe comiendo tierra. No obstante, también puedes seguir estas otras ideas de forma adicional para evitar ese comportamiento:

  • Asegúrate de que el pienso que ofreces a tu perro tenga un alto contenido de minerales, como calcio y hierro. De lo contrario, cambia a un pienso de calidad y nutritivo.
  • Si has reducido la cantidad de comida de tu perro por sobrepeso, opta por darle pienso bajo en calorías en vez de poca cantidad.
  • Desparasita al can para evitar que lombrices, gusanos y tricocéfalos absorban los nutrientes esenciales para su bienestar, conocidos cómo parásitos intestinales.
  • Presta más atención a tu amigo. Entretenle con nuevos juguetes o paseos más largos. Un perro cansado será menos propenso a comer arena.
  • Vigílale cuando esté en el patio y, si es posible, coloca las macetas lejos de su alcance.
  • De lo contrario, aléjalo de la zona donde se encuentra esa maceta o zona arenosa tan apetitosa para él y/o prémialo cuando se aleje por sí solo tras tu llamada de atención.
  • Nunca regañes de manera agresiva o agredas a tu perro por cualquier comportamiento inadecuado. ¡Solo le causarás un trauma!

Del mismo modo que a tu perro le ha llamado la atención comer tierra, también puede sentirse interesado por probar heces, hierba, piedras o ramas. Las causas de estos trastornos son muy parecidas, por lo que también lo son los pasos que puedes seguir para evitarlo.