¿Pueden los perros comer pescado?

La alimentación de un perro se basa principalmente en las proteínas de origen animal, por lo que si te preguntas ¿puede mi perro comer pescado? la respuesta es si, si puede. Sin embargo, hay que tener algunos cuidados cómo indicamos a continuación.

Tanto el pescado cocinado cómo el pescado crudo son excelentes fuentes de proteína animal para tu perro, pero también pueden ser un gran peligro. Si quieres alimentar a tu perro con pescado, no te pierdas estos consejos.

¿Es peligroso que mi perro coma pescado?

Lo cierto es que si es peligroso, pero solo si no se toman medidas. Si preparamos bien el pescado y seguimos estos consejos, los peligros se reducen al mínimo y podremos alimentar a nuestro perro con pescado sin problemas.

Peligros que puede aportar el pescado:

  • Posibles parásitos internos cómo el Anisakis
  • Que una espina se quede clavada en su sistema digestivo
  • Atragantamiento

perro-comiendo-pescado

¿Cómo darle pescado a un perro de forma segura?

Si queremos dar pescado cocinado a nuestro perro, debemos asegurarnos de que está completamente libre de espinas para evitar que alguna se quede clavada en su boca, garganta o cualquier parte de sus sistema digestivo.

Además, el pescado debe ser limpio, es decir, sin salsas ni refritos. Lo ideal es que el pescado se haya cocinado al vapor, a la plancha o se haya cocido. Esto eliminará cualquier posible parásito y además lo hará más digerible para nuestro perro.

Una vez cocinado, espera a que se enfríe y separa la carne de las espinas. Solo debes darle a tu perro la carne. Las espinas tendrás que tirarlas a la basura, ya que son peligrosas para el.

¿Puede un perro comer pescado crudo?

Por supuesto, el pescado crudo contiene incluso más propiedades nutritivas que el pescado cocinado, pero también es más peligroso. Sobre todo por los posibles parásitos que contenga. El Anisakis es uno de los parásitos más conocidos del pescado.

Para evitar que nuestro perro pueda contraer este tipo de parásitos, es importante congelar el pescado durante al menos cinco días completos a una temperatura de entre -20º y -35º. Luego bastará con descongelarlo para que nuestro perro pueda comerlo.

Nunca le des a tu perro un pescado más grande del que pueda tragar. Sobretodo si hablamos de razas de perros pequeños, los cuales tienen más probabilidades de atragantarse.

Lo ideal es seleccionar pescados pequeños cómo la anchoa/boquerón, los cuales podemos dar enteros a nuestro perro (incluyendo cabeza, tripas y raspa). Nunca le des a tu perro un pez de gran tamaño con espinas, pues podría clavarse una y provocar una infección.

Beneficios nutricionales del pescado

El pescado es uno de los mejores alimentos que podemos darle a un perro (y a un humano), ya que posee grandes propiedades nutricionales para su organismo.

Estos son solo alguno de los beneficios que aporta:

  • El pescado es una gran fuente de proteína animal de alta calidad.
  • El pescado contiene ácidos grasos poliinsaturados y ácidos grasos esenciales.
  • El pescado contiene vitaminas del grupo B, A, D y E.
  • El pescado es rico en minerales cómo el fósforo y el calcio, entre muchos otros.

Y además, es bajo en calorías por lo que ayudará a evitar el sobrepeso en tu perro.