Queratitis en perros

0

El ojo de nuestro amigo peludo puede padecer gran variedad de patologías, lo creamos o no. Son varias las causas que pueden ocasionar dichos desórdenes. Hoy hablaremos en este artículo de la queratitis, la inflamación de la córnea.

Desde Soyunperro explicaremos qué es la queratitis, qué condiciones pueden producirla, los tipos de la misma, así como el tratamiento adecuado. Vamos allá.

¿Qué es la queratitis?

Se define queratitis como la inflamación de la córnea (capa más superficial que rodea el globo ocular). La córnea como tal debe ser lisa, brillante, transparente y avascular (sin vasos). De hecho, es transparente gracias a su ausencia de vasos sanguíneos y pigmentos.

La curvatura y transparencia de la misma permiten una función fundamental en la refracción y transmisión de la luz. Para entender mejor las patologías que afectan a la córnea de nuestra mascota, debemos saber que esta tiene cuatro capas; epitelio y membrana basal, estroma, membrana de Descemet y endotelio.

Hay que señalar que, cambios que no tendrían importancia en otros tejidos, resultan significativos en la córnea, provocando alteraciones en su transparencia, lo cual interfiere en la función visual.

Síntomas en perros con queratitis

Los signos clínicos que caracterizan a los procesos dolorosos en la córnea son: protusión de la membrana nictitante (o tercer párpado), epífora (lagrimeo) y fotofobia (sensibilidad excesiva a la luz). A parte de estos, los signos clínicos más concretos de queratitis son:

  • Pérdida de transparencia corneal (por infiltración de células).
  • Áreas de edema (desequilibrio en el estado de hidratación corneal).
  • Formación de vascularización nueva. Esta puede ser superficial o profunda, lo que nos informará de la extensión de la lesión.
  • Pigmentación corneal por infiltración celular (migración de melanocitos a causa del daño corneal). Aparecen como una turbidez granular blanca-grisácea.
  • Déficit visual cuando la queratitis es muy severa.

Causas

Las causas de la queratitis son muy numerosas y sería muy extenso detallar cada una de ellas. En general, pueden ser consecuencia de problemas corneales primarios o secundarios tras factores irritantes sobre la córnea como: entropion (introducción del propio párpado en la córnea), cuerpos extraños, gases, etc.

Cuando no existe un factor identificado como causante de la queratitis, debe valorarse la profundidad de la misma (superficial o profunda) y si se asocia o no con úlceras o factores inmunomediados (el propio sistema inmune ataca al cuerpo). Esto será para definir el tratamiento adecuado.

A continuación, veremos los tipos de queratitis que hay y conoceremos las causas de las mismas.

Tipos de queratitis

  1. Queratitis superficial no ulcerativa. Estas pueden estar causadas por microorganismos, inflamaciones autoinmunes, entropión, cuerpos extraños, agentes externos físicos o químicos, déficit de producción lagrimal.
  2. Queratitis superficial inmunomediada. Se trata de una queratitis bilateral (en los dos ojos), inducida por la radiación ultravioleta del sol que afecta sobre todo a razas como Pastor Alemán y sus cruces, aunque también puede darse en otras. Se caracteriza por la aparición de linfocitos (glóbulos blancos), células plasmáticas y vascularización superficial que van cubriendo poco a poco la córnea, afectando a la vista.
  3. Queratitis ulcerativa. Se caracteriza por la pérdida del epitelio corneal, será superficial o profunda dependiendo de las capas afectadas. Las úlceras provocan dolor que se manifiesta con los síntomas primeramente descritos en este artículo, por lo que será adecuado acudir al veterinario para aliviar a nuestra mascota.

Así mismo, las úlceras superficiales pueden estar causadas por agentes físicos (entropión, traumatismos…), agentes infecciosos (virus y bacterias), desecación de la córnea y procesos degenerativos.

Las úlceras profundas suelen ser resultado de la progresión de una infección bacteriana secundaria sobre una úlcera superficial o traumatismos graves. El aspecto de estas úlceras contaminadas por bacterias como Streptococcus y Pseudomonas suele ser de color amarillento-grisáceo. Estas requieren de tratamiento médico agresivo.

Tratamiento

El tratamiento dependerá del tipo de queratitis que tenga nuestra mascota. Por lo que agruparemos según los tipos antes descritos:

  1. Queratitis superficial no ulcerativa: el tratamiento debe ir encaminado a tratar la causa. Además, se acompañará de un tratamiento sintomático con pomadas antibióticas, así como pomada de corticoide (siempre que no tenga úlcera asociada).
  2. Queratitis crónica superficial inmunomediada: administración tópica de una pomada con corticoides (dexametasona) hasta conseguir que desaparezca la inflamación y formación de vasos. También se podrá administrar ciclosporina. En caso de que haya moco/pus, administrar también antibiótico durante la primera semana.
  3. Queratitis ulcerativa. El objetivo será regenerar de nuevo el epitelio de la córnea que ha sufrido ulceración. Por lo que habrá que tratar la causa primaria. Se administrarán antibióticos tópicos de amplio espectro (neomicina-polimixina, cloranfenicol) en colirio. Si hay dolor, se aplicará ciclopléjicos (atropina).

Este proceso (dependiendo de la úlcera) puede tardar hasta mes y medio en cicatrizar. En caso de complicación, el veterinario valorará el desbridamiento quirúrgico. Todas necesitan tratamiento veterinario y no se curarán con colirios a elección del propietario o manzanilla.

Graduado en veterinaria en la universidad Alfonso X El Sabio (Madrid). Colegiado 8917 en Madrid. Ampliando conocimientos en cirugía de tejidos blandos, endoscopia y dermatología. Interés por los animales desde muy pequeño y en compañía de Max desde hace 11 años.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí