A mi perro no le gusta que le toque las patas ¿Por qué?

Conocer el lenguaje corporal de tu perro es esencial para una buena convivencia. Acariciar a tu mascota es muy agradable, pero seguro alguna vez te has preguntado “¿por qué a mi perro no le gusta que le toque las patas?”.

Al igual que ocurre con los seres humanos, los perros prefieren recibir caricias y mimos en ciertas zonas del cuerpo, mientras que en otras les resulta molesto. ¿A qué se debe esto? ¡Te lo contamos a continuación!

¿Cómo saber si tu perro se siente incómodo al tocarle las patas?

Para algunos dueños, resulta evidente que a su perro no le gusta que le toque las patas. ¿Cómo crees que se siente el tuyo? Quizá demuestre signos de incomodidad que no has notado:

  • Baja las orejas.
  • Esconde la pata o la presiona sobre tu mano.
  • Comienza a lamer la zona de forma nerviosa.
  • Comienza a mirarte fijamente, incluso si está recostado.

Mi perro no deja que le toque las patas

Existen diversas razones que llevan a un perro a sentirse incómodo si le tocan las patas. Frente a esto, puede retirarlas inmediatamente, pero también mostrarse nervioso o agresivo.

Estas son las principales razones:

Lenguaje corporal canino

En muchas ocasiones, tendemos a interpretar las reacciones de los perros comparándolas con las del ser humano. Sin embargo, los perros poseen otro lenguaje corporal con señales que significan cosas distintas.

En este sentido, ¿alguna vez has visto a un perro tocando las patas de otro? No, así que para ellos no es un gesto natural. Esta de una de las razones de la incomodidad que demuestran.

Incomodidad

Las patas poseen gran número de terminaciones nerviosas; por esta razón, son una zona muy sensible en los canes. Hacerlo les provoca una sensación similar a las cosquillas, y estas son muy incómodas para tu perro.

Heridas

Un perro herido evitará que toques la zona que le molesta. Durante los paseos, alguna astilla puede incrustarse en las patas o lastimar una uña. Ante el dolor, el perro no querrá que le toques las patas.

Si sospechas que tu perro puede estar herido, pide la ayuda de otra persona para tranquilizarlo o distraerlo mientras examinas la zona.

Traumas psicológicos

Es común que los perros rescatados sean más desconfiados y miedosos, esa podría ser la razón que provoca incomodidad cuando intentas acariciar sus patas. Esto se debe a que en la calle o con dueños anteriores han sufrido abusos y maltratos que generan traumas.

almohadillas-de-las-patas-de-un-perro

¿Qué puedes hacer?

En principio, evita tocar las patas de tu perro cuando lo acaricies, no hay razón para que lo incomodes si ya notaste que no le gusta.

A pesar de esto, existen situaciones en que necesitas examinar las patas de tu perro. Por ejemplo, al presentarse una herida, para revisar si tiene pulgas o garrapatas entre los dedos o cuando debes hacer algo tan simple como cortarle las uñas.

Lo mejor es acostumbrar al perro desde cachorro a recibir caricias en sus patas, estas son una parte crucial cuando lo acaricias para que se relaje. No obstante, si tu mascota ya es adulta y debes revisar sus patas, sigue estos consejos:

  • Intenta que se sienta cómodo y seguro. Recuéstalo en su cama junto a un juguete que le guste.
  • Comienza acariciando su cabeza, su lomo y baja con calma hacia los muslos.
  • Háblale en todo momento. Utiliza un tono de voz suave y pausado.
  • Acércate a las patas con suavidad y observa su reacción.
  • Acaricia las patas durante unos segundos y luego pasa a otras zonas del cuerpo. Repite esto, dejando las manos en las patas durante más tiempo cada vez.
  • Ofrécele un premio comestible cuando deje que le toques las patas. De esta forma, lo interpretará como algo positivo.
  • Ten mucha paciencia, es posible que tengas que intentarlo durante varios días antes de que tu perro se sienta cómodo.
  • En caso de ser necesario, pide la ayuda de otra persona para distraer al perro mientras revisas las patas. Si debes cortarle las uñas, enséñalo a quedarse tranquilo con el contacto en las patas antes de llevarlo a la peluquería canina; de lo contrario, reaccionará de forma violenta con el personal.