VeterinariaOtras patologíasOpciones terapéuticas para tratar el cáncer en perros

Opciones terapéuticas para tratar el cáncer en perros

La evolución de la medicina veterinaria, nos permite disponer hoy en día de estupendos tratamientos para curar el cáncer en perros, con resultados ampliamente positivos. Sin embargo, a veces no se puede garantizar por completo el éxito del tratamiento, pues dependerá en gran medida del tipo de tumor, su estadío clínico, donde se encuentra, cuándo se le haya detectado, edad del animal, y un largo etc.

Cada tipo de cáncer tiene un tratamiento/s diferente, por eso es fundamental que sea un veterinario quien realice pruebas a nuestro perro y determine qué tipo de tumor tiene. De esta forma podrá saber cuál es el tratamiento/s más adecuado para el perro.

Tratamiento para el cáncer con Cirugía

La cirugía hoy en día en medicina veterinaria se considera la opción primaria y así mismo la más efectiva. Una retirada del tumor con buenos márgenes se considera muchas veces curativa. Sin embargo, el resto de terapias a veces resultan insuficientes si primero no se practica una cirugía de la masa.

Algunos tipos de cirugía son sencillas y presentan poco peligro para la salud de nuestro perro, cómo la extirpación de un pequeño nódulo en mama. Pero otros son más complejos y la simple operación ya puede suponer un gran riesgo para la salud de perro, por ejemplo un tumor renal o hemangiosarcoma en bazo.

Si tu veterinario te recomienda operar a tu perro para eliminar un tumor, no lo dudes, te lo dice porque es totalmente necesario para que se recupere. No obstante, no siempre va a ser posible practicarla, ya que dependiendo de la edad del paciente, capacidad de recuperación, y calidad de vida, debemos elegir el tratamiento adecuado.

Quimioterapia para tratar tumores cancerígenos

La quimioterapia es el uso de fármacos citostáticos (contra las células, ya que paralizan el rápido crecimiento celular) en el animal con el objetivo de controlar el crecimiento del tumor (prevenir metástasis, reducir el tamaño de la masa, hacer desaparecer la misma…).

Se deben realizar pruebas complementarias para conocer dónde se encuentra el tumor, qué tamaño tiene, su etapa de desarrollo, etc antes de practicar la quimioterapia. Esta se aplica mediante dos vías principales; intravenosa u oral. Será el veterinario quien indique cuantas sesiones de quimioterapia necesita nuestro perro para asegurar su recuperación.

Sin embargo, puede tener efectos secundarios como la afección también de las células normales, ya que estas pasan por el mismo ciclo celular que las células cancerígenas. Así pues, las poblaciones celulares más afectadas con más frecuencia son: médula ósea, epitelio gastrointestinal y folículos pilosos.

Tratamiento de Radioterapia

La radioterapia consiste en usar altas dosis de radiación para destruir células cancerígenas y reducir tumores. Principalmente daña el ADN celular. El tratamiento radioterápico comienza a prepararse una vez que el paciente ha sido diagnosticado y estadiado. Así mismo, es imprescindible que al paciente se le realice una tomografía axial computarizada (TAC) previa para valorar la extensión de la masa.

Es una terapia no invasiva (radioterapia con haz externo, la más común) pero altamente radiactiva, recomendada para casos de cáncer avanzados. Se suele administrar todos los días durante varias semanas hasta que el veterinario de por finalizado el tratamiento, en ocasiones se hacen varios tratamientos de radioterapia dejando entre ellos algunos meses de descanso.

Hay veces que se recibe radioterapia después de una cirugía o de un tratamiento de quimioterapia. Esto se denomina terapia adyuvante. Por lo que a veces no se trata de un solo tratamiento si no de combinar varios para un mejor resultado.

Sea cual sea el tratamiento o la combinación de ellos, el fin de estos es mantener la calidad de vida y la supervivencia del animal el máximo tiempo posible. A veces con unos meses más de vida, equivaldría a algún año más de vida para nosotros, por lo que debemos tomarlo con positividad e intentar hacer siempre lo que esté en nuestras manos para cuidar a nuestra mascota.

Miguel Fraga García-Yanes
Graduado en veterinaria en la universidad Alfonso X El Sabio (Madrid). Colegiado 8917 en Madrid. Ampliando conocimientos en cirugía de tejidos blandos, endoscopia y dermatología. Interés por los animales desde muy pequeño y en compañía de Max desde hace 11 años.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí