Suplementos nutricionales caseros para perros

Dentro de los productos naturales que los humanos tenemos a nuestra disposición, existen ciertos alimentos cómo aceites, especias y levaduras que pueden ser altamente recomendables en determinados casos para nuestros perros.

Aunque debemos saber en qué cantidad administrarlos y cuando hacerlo, ya que un exceso de estos complementos nutricionales puede ser perjudicial. Cómo todo en esta vida, cada cosa en su correcta medida. Vamos a repasar cuáles son los mejores complementos, cómo administrarlos y qué beneficios ofrecen.

Levadura de cerveza

La levadura de cerveza es un valioso complemento en la dieta de nuestro perro, posee altas cantidades de fósforo, es rica en aminoácidos tales como: lisina, metionina, triptófano y cisteína, esenciales en una buena nutrición.

Aporta vitaminas del complejo B, tales como tiamina, riboflavina, ácido nicotínico, piridoxina, ácido fólico y ácido pantoténico. Si incluyes de forma sistemática, cantidades racionales de levadura en la dieta de tu mascota, notarás como la piel de tú perro luce más tersa y sana, mientras que su pelo adquiere fuerza y brillo.

Tu mascota además estará más enérgico, y concentrado, por los beneficios de la levadura de cerveza a nivel del Sistema Nervioso Central. Refuerza el sistema inmunológico y optimiza la digestión.

Actúa como repelente natural frente a ectoparásitos, ya que reacciona con la vitamina B1 cambiando un poco el sabor y olor de la sangre: De está forma evitamos que pulgas, mosquitos o garrapatas se sientan atraídos por nuestro perro.

La dosis recomendada para un perro sano de unos 30 kilos de peso, es de una cucharadita de café (si, esas pequeñitas) una vez al día, durante tres o cuatro días a la semana. Debemos administrarla con cautela, ya que un exceso puede derivar en diarreas.

Aceite de Salmón

El aceite de salmón es un gran conocido entre los profesionales del sector canino, ya que es muy utilizado en perros de belleza y cómo complemento natural. Se puede comprar en cualquier tienda de animales, en formato capsulas o en líquido.

Aunque sirve el aceite de cualquier otro tipo de pescado, el aceite de salmón es el más utilizado por sus propiedades beneficiosas y su eficiencia metabólica, es decir, el organismo de tu mascota usa estos nutrientes inmediatamente sin ninguna conversión previa.

El aceite de salmón proporciona un suplemento diario rico en ácidos grasos Omega-3 y Omega 6, propiciando una salud optima y protección cardiovascular. Aporta un brillo muy notable al pelo de nuestros perros, además de ser muy beneficioso también para su piel. Los perros que se presentan a concursos de belleza, suelen tomar este aceite durante varios meses antes de la competición, para mejorar la calidad de su pelo.

La dosis recomendada para un perro sano de unos 30 kilos de peso, es de una cucharada sopera al día, mezclada con su comida habitual. Si observamos que las heces de nuestro perro comienzan a ser mucho más brillantes de lo normal, como aceitosas, bajaremos esta dosis a media cucharada diaria.

Sardinas enlatadas

Las sardinas son una fuente excepcional de alimentación, muy completas y altamente beneficiosas para la salud de nuestro perro. Debemos coger sardinas enlatadas en aceite, ya que otros formatos cómo por ejemplo “en escabeche” no son nada recomendables.

Ofrecen unas altas dosis de ácidos grasos beneficiosos para nuestro perro, además de una gran cantidad de fósforo, potasio, magnesio y hierro.  Vitaminas del tipo B, A y D, en resumen…. un alimento muy nutritivo y sano.

Se utilizan mucho cómo complemento, en perros que realizan actividades físicas fuertes, deportistas o perros un poco decaídos a nivel nutricional. Aporta un extra de energía muy notable, además de ser muy sanas para su organismo a nivel nutricional.

La dosis recomendada para un perro sano de 30 kilos de peso, es de media lata de sardinas a la semana. Lo mejor es administrarla una sola vez en conjunto con su comida habitual, en vez de repartirlo diariamente.

Orégano

El orégano es una especia muy común en la alimentación humana, pero también un excelente complemento para nuestros perros. Posee muchas propiedades beneficiosas, aunque quizás la más destacable es su propiedad fungicida.

El orégano ayuda a nuestro perro a repeler ataques de hongos en su piel, orejas, intestino o cualquier parte de su cuerpo. Administrado en dosis adecuadas puede incluso utilizarse como preventivo natural en épocas de mayor actividad de hongos, como por ejemplo en primavera e invierno.

También tiene propiedades digestivas y anti-inflamatorias, beneficiosas para órganos cómo el hígado o el páncreas. Se trata sin duda de un gran aliado del perro, aunque cómo todo… en su correcta medida.

La dosis recomendada para un perro sano de 30 kilos de pero, es de 1/4 de cuchara de café (la pequeñita) al día, tres o cuatro días a la semana.

Algas marinas

Las algas marinas no son saludables sólo para nuestros perros, también para nosotros. Son algo complejas de conseguir, aunque en algunas herboristerias están disponibles debemos fijarnos muy bien ya que no siempre son de buena calidad. Que no os den gato por liebre.

Las algas marinas, cómo la famosa spirulina  por ejemplo, ofrecen una gran cantidad de minerales esenciales a nuestros perros. Minerales naturales, no debemos confundirlos con los químicos que utilizan algunos piensos cómo complemento. Su alto aporte en yodo beneficia el metabolismo celular y la síntesis de hormonas tiroideas.

Además de minerales, contienen oligoelementos, vitaminas y proteínas altamente recomendadas para la alimentación de cualquier ser vivo. Son sin duda el alimento del futuro… aunque de momento, sólo son un complemento 🙂

La dosis recomendada de algas para un perro sano de unos 30 kilos de peso, es de una cucharadita sopera a la semana. Podemos darle las algas secas (trituradas) o hidratadas previamente. Nosotros recomendamos comprarlas deshidratadas, pero cada cuál con sus manías….

Kéfir

El Kéfir es un producto totalmente natural que se obtiene de la leche o agua azucarada. Se trata de un conjunto de bacterias latamente beneficiosas tanto para perros cómo para humanos, que se ha utilizado cómo medicina natural a lo largo de los siglos.

Sus propiedades son sencillamente sorprendentes, destruye las bacterias malas que se encuentran en el organismo de nuestro perro (aparato digestivo) y propicia el crecimiento de bacterias beneficiosas. También está recomendado en perros con enfermedades digestivas como el E. Coli o Salmonela, dadas sus propiedades.

Por si esto fuera poco, contiene una gran variedad de vitaminas del grupo B, vitaminas A, D y K. Además de diferentes minerales altamente nutritivos.

La dosis recomendada de kéfir para un perro sano de unos 30 kilos de peso, es de dos o tres cucharadas pequeñas de café al día. Al principio es mejor comenzar con dosis más pequeñas para evitar trastornos, e ir aumentando paulatinamente.

Aunque obviamente existen muchos otros complementos nutricionales, que pueden aportar grandes beneficios a nuestro perro… cómo por ejemplo la canela, entre tantos. Estos que hemos mencionado son los que utilizamos a nivel personal y de forma habitual, con buenos resultados.

Si conoces algún otro complemento natural que hayas probado y ofrezca buenos beneficios, puedes recomendarlo en los comentarios o mediante mail y lo añadiremos a la lista.

Inicio Alimentación Alimentación natural Suplementos nutricionales caseros para perros
Licenciada en Veterinaria en la Universidad Agraria de la Habana. Especializada en pruebas biológicas y control de calidad (Industria farmacéutica). Colaboradora en ONGs de protección animal.