El Bullmastiff – Carácter, cuidados e historia

El Bullmastiff es una de las razas de gran tamaño que sobresale por su imponente y musculoso cuerpo. Originado en Gran Bretaña, este perro es producto del cruce entre el Bulldog y el Mastiff, combinación de la que toma su nombre.

Veamos en detalles todas las características de esta impresionante raza, los cuidados recomendados y sus puntos débiles, así cómo sus curiosidades ¿Empezamos?

¿Cómo es un Bullmastiff? Características y estándar

Hablamos de un perro de raza grande similar al Bóxer, pero que lo supera en tamaño. El estándar establecido por la Federación Cinológica Internacional establece que el cuerpo debe ser simétrico y robusto, pero sin resultar pesado.

El cráneo es cuadrado y posee una trufa ancha, negra y chata. El hocico también es corto, presenta una mordida de pinza. Los ojos, por su parte, son medianos con iris color avellana o negros; algunos perros tienen iris amarillo, pero esto no es bien visto en las competiciones.

Las orejas del Bullmastiff caen a los lados de la cara en forma de V, siempre son más oscuras que el resto del cuerpo. La cola es de implantación alta y su grosor disminuye a medida que se aleja del cuerpo.

En cuanto al pelaje, es corto, liso y duro. Presenta un manto atigrado, rojizo o arena puro, con zonas más oscuras, como las orejas y la máscara del rostro.

icono-perroAltura de entre 64 y 69 cm en machos y entre 61 y 66 cm en hembras
icono-pesoPeso de entre 50 y 59 kg en machos y entre 41 y 50 kg en hembras
icono-pelo
Pelo corto y atigrado con máscara
icono-caracter
Carácter leal y valiente
Icono-saludSalud fuerte, pero puede padecer enfermedades congénitas
Icono-calendarioEsperanza de vida estimada de entre 7 y 9 años

Comportamiento de un Bullmastiff

El carácter del Bullmastiff es amigable y cariñoso. Le gusta pasar tiempo con la familia, a quienes les demuestre lealtad, docilidad y afecto.

Además, posee las cualidades de un perro guardián. Permanece alerta ante la presencia de extraños y es posible que no le quite la vista a tus visitas. El Bullmastiff es el perro protector por excelencia. Demuestra ser muy inteligente, así que evalúa las situaciones antes de actuar y suele dar aviso antes de ponerse agresivo. A pesar de esto, ataca solo cuando lo cree necesario para proteger a su familia.

¿Cómo cuidar a un Bullmastiff?

El adiestramiento desde cachorro es esencial para criar correctamente a un Bullmastiff, solo así se convertirá en un adulto respetuoso. Piensa que, por tamaño y fuerza, no te conviene que sea desobediente o agresivo.

Debido a su naturaleza protectora, necesitas socializarlo intensamente con otros perros y personas desde cachorro; de lo contrario, le resultará muy difícil aceptarlos en “su territorio”. Para ello, se recomienda acudir a clases de entrenamiento para perros, ahí tendrá contacto con otras mascotas a la vez que aprende.

A pesar de su gran tamaño, se adapta perfectamente a pisos pequeños o grandes casas. Eso sí: necesita ejercicio diario para mantenerse equilibrado, pero no tolera bien el ejercicio intenso por ser una raza braquicéfala, por lo que los grandes paseos son lo más indicado.

A pesar de su poderío y fortaleza, la raza no se considera potencialmente peligrosa en España, así que no es necesario solicitar una licencia PPP para adoptarlo. Sin embargo, en países como México y Estados Unidos de América sí requieren de un permiso especial.

Alimentación y cuidados del pelaje

El Bullmastiff representa un gran gasto, ya que devora grandes raciones de comida a diario. Se recomienda darle comida dos / tres veces al día para evitar que consuma una ración demasiado grande de golpe. Sin embargo, los cachorros requieren de tres / cuatro comidas diarias.

El pelo corto del Bullmastiff es fácil de mantener. El perro puede mudar el manto con el cambio de estación, pero el resto del año solo requiere de un cepillado semanal. El baño dependerá de la actividad física, estima uno o dos mensuales.

bullmastiff-recibiendo-mimos-de-su-humana

Enfermedades comunes del Bullmastiff

Esta raza es fuerte por naturaleza, presenta buena salud y una estructura ósea a prueba de todo. Sin embargo, los criadores expertos recomiendan que estés atento ante la posible aparición de estas enfermedades:

Historia y origen de la raza Bullmastiff

El Bullmastiff es una raza relativamente reciente, ya que comenzó a criarse durante el siglo XIX. Producto del cruce de un Bulldog y un Mastiff, los criadores buscaban un perro grande e intimidante, capaz de derribar a los posibles ladrones. ¿La razón? La aristocracia británica sufría robos con mucha frecuencia.

El interés por la raza se afianzó cuando comenzaron a mostrarla en competiciones caninas. A partir de 1924, el estándar se había establecido como se conoce hoy en día.

¿Cuanto cuesta un Bullmastiff?

Te recomendamos adoptar perros en lugar de comprarlos. Existen muchos refugios y fundaciones con decenas de perros de todas las edades, razas y tamaños esperando por ser adoptados, tú puedes brindarles un hogar feliz.

Pero si estás convencido en comprar un cachorro de esta raza, puedes encontrar cachorros desde 400 euros en adelante, hasta alcanzar los 1500 euros.

Puedes hablar con propietarios de otros Bullmastiff para resolver tus dudas, desde la página de Facebook:

Y ahora que conoces todos los detalles sobre esta preciosa raza ¿Te animas a adoptar uno?