Síndrome braquiocefálico

0
1812

Muchos de los perros que tienen los que conocemos cómo hocico chato, es decir que tienen el hocico corto, pueden verse afectadas por el conocido síndrome braquiocefálico, el cuál entorpece su respiración.

Éste problema se produce a raíz de ciertas anomalías en la zona de la nasofaringe del perro, que hace que la respiración sea más dificultosa e incluso produzca sonidos muy similares al de un ronquido, roncar. Veamos esto mas en profundidad:

Mi perro respira con dificultad: Tipos de anomalías

Hay cuatro clases de anomalías físicas que pueden ocasionar el síndrome braquiocefálico nuestro perro, en mayor o menor grado de gravedad.

Las causas mas comunes son:

  • Nariz con un marcado estrechamiento de las fosas nasales

  • Un paladar blando prolongado, que puede llegar a obstruir parcialmente la vía aérea.

  • Eversión de los sáculos laríngeos, lo que dificulta el paso del aire.

  • Tráquea más estrecha de lo habitual.

Cualquiera de estas opciones pueden dificultar la respiración de nuestro perro, especialmente cuando corre, juega, realiza ejercicio o bien cuando hace mucho calor.

bull-terrier

Razas de perros braquicéfalos

Los perros braquicéfalos, que pueden llegar a desarrollar este síndrome, son los siguientes:

  • Affepincher
  • American Pit Bull Terrier
  • Bichón Frisé y Bichón Maltés
  • Boston Terrier
  • Bóxer
  • Bruselas Griffon
  • Bulldog
  • Bulldog Francés
  • Bullmastiff
  • Mastín Italiano
  • Cavalier King Charles Spaniel
  • Chow Chow
  • Dogo Argentino
  • Dogo de burdeos
  • Mastín inglés
  • King Charles Spaniel
  • Lhasa Apso
  • Mastín Napolitano
  • Pekinés
  • Presa Canario
  • Pug
  • Shar-Pei
  • Shih Tzu
  • Spaniel Japonés
  • Terranova
  • Terrier Sedoso Australiano
  • Bull Terrier
  • Perro de las aguas tibetano
  • Bulldog del Valle
  • Yorkshire Terrier
Con la edad, estos perros pueden tener más problemas respiratorios como inflamaciones en la laringe, en la faringe, en las amígdalas o colapso de la epiglotis, que es una parte de la laringe.Dando lugar a lo que conocemos cómo este síndrome.

Síntomas del Síndrome Braquiocefálico

Los principales síntomas que presenta un perro con Síndrome Braquiocefálico, son:

  • Dificultad para respirar (disnea) o respiración ruidosa
  • Apnea del sueño
  • Intolerancia al ejercicio
  • Resoplidos fuertes y ronquidos.
  • La piel del perro tiene un tono azulado, por la mala oxigenación de la sangre en los pulmones
  • Tiene dificultades para tragar
  • Enfermedad periodontal
  • El can es más susceptible a los golpes de calor
  • Náuseas o vómitos
  • Adopta una postura anormal para poder respirar mejor
  • Colapso

Estos signos de la enfermedad pueden manifestarse en perros a partir de los 12 meses de edad. Por eso, si sospechas que tu amigo peludo puede tener este síndrome, no dudes en llevarlo al veterinario.

boxer-perro

Cómo saber si mi perro tiene Síndrome Braquiocefálico

Cuando estés en la clínica veterinaria, el veterinario analizará el historial clínico de tu perro y le hará un examen físico inicial. Si considera que, en efecto, hay indicios de Síndrome Braquiocefálico, seguramente querrá hacerle un análisis de sangre para ver los niveles de pH y CO2.

También puede hacerle radiografías del cuello y del pecho para ver si hay algún problema en las vías respiratorias o un examen por endoscopia para ver la zona de la tráquea y de la vía aérea superior. Por último, también puede querer hacer un cultivo bacteriano o una biopsia de esta zona para salir de dudas.

¿Existe tratamiento para el Síndrome Braquiocefálico?

El tratamiento para eliminar los problemas respiratorios en perros con Síndrome Braquiocefálico pasa, habitualmente, por una intervención quirúrgica.

En el quirófano pueden eliminar los excesos de tejido, por ejemplo del paladar blando o en las fosas nasales, para mejorar el flujo de aire. También se pueden extirpar los sáculos laríngeos para que no obstruyan la vía aérea.

Algunas clínicas especializadas realizan esta intervención con tecnología láser, lo que evita los puntos de sutura y hace que la recuperación tras la intervención sea mucho más sencilla.

Si el diagnóstico se produce en una etapa inicial, tendrá más probabilidades de superar este padecimiento. En cambio, si no se detecta a tiempo, el Síndrome Braquiocefálico puede empeorar y provocar otras complicaciones mayores.

Consejos

Algunos de los síntomas del Síndrome Braquiocefálico canino pueden prevenirse o limitarse, teniendo en cuenta los siguientes consejos:

  • Intenta que tu perro no se estrese ni practique ejercicio físico excesivamente intenso

  • Evita los golpes de calor

  • Asegúrate de que su dieta es equilibrada y de que no tenga sobrepeso

  • En lugar de collar, utiliza arnés para evitar que haya presión sobre la tráquea

  • No viajes en avión con el, el no puede (no debe)

  • Mantén limpias sus fosas nasales, para que pueda respirar mejor (revisa que no tenga exceso de mucosa o pelo)

Siguiendo estas recomendaciones y el tratamiento indicado por tu veterinario, el perro no se verá tan afectado y podrá recuperarse completamente si se detecta en una etapa temprana.

Dejar respuesta

Por favor escribe tu comentario
Nombre