Montaña de Pirineos


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

0

Este gran desconocido por muchos, pertenece a una de las razas de perros mas antigua del planeta, Montaña de Pirineos. Son numerosas las excavaciones que han demostrado que esta raza de perro ya trabajaba con los hombres de la edad de bronce, suponiendo que en labores con el ganado y guarda de aldeas. Se dice que proviene del mítico Dogo del Tíbet, aunque es complicado llegar a su origen exacto, como en la mayoría de razas con tanta historia.

El Montaña de Pirineos es un perro de apariencia robusta y elegante, dotado con una cabeza ancha y grande y una mirada dulce. Posee un hermoso pelaje blanco y largo. Es un perro de altura considerable, llegando a medir los 80 centimetros en cruz en machos y los 70 en hembras. Puede alcanzar los 60 kilos de peso sin problemas, 45 kilos en hembras. Los habitantes de la zona francesa de los pirineos lo bautizaron como “Patou”, dada su gran habilidad para los rebaños.

perro montaña de pirineos

Características de la raza de perro Montaña de Pirineos

Bajo su aspecto tranquilo y amable, el Montaña de Pirineos esconde un increíble sentido de la vigilancia. Antaño hizo frente sin temor a osos y lobos, protegiendo a su rebaño sin doblegarse. Este gran guardián posee muy buenas cualidades, es un perro valiente y afectuoso, buen vigilante, tranquilo y sagaz. Se adapta bien a casi todos los entornos demostrando ser un gran compañero. Por contra, es algo dominante y un poco desobediente, por lo que debemos educarlo / adiestrarlo correctamente dado su gran tamaño.

El Montaña de Pirineos posee una gran inteligencia, no debemos subestimarlo nunca, posiblemente se haga el “tonto” para salirse con la suya cuando no quiera acatar alguna orden. Es un perro tranquilo pero necesita de actividad física, disponer de un amplio entorno para correr y jugar es indispensable para esta raza. No piense ni por un instante que es un buen perro para tener en ciudad, necesita aire puro y libertad para sentirse realizado, necesita vivir en entornos rústicos, rodeado de montañas y bosques donde poder ser feliz.

perro montaña de pirineos en el bosque

Cualidades del perro Montaña de Pirineos

Dado que siempre ha defendido a su rebaño, es un perro poco amigable con otros perros del estilo “Pastor Alemán” o animales con aspecto similar al lobo, aunque tiene un gran sentido común puede resultar brusco y agresivo con estas especies.  Aunque su enorme tamaño le otorga un gran apetito, no debe ser alimentado en exceso o engordará. Si tienes la oportunidad de criarlo desde cachorro, debes saber que crece con mucha rapidez, por lo que puede padecer de problemas óseos o de articulaciones. Debes cuidar a fondo su alimentación durante el crecimiento aportándole complementos minerales y vitamínicos.

Es recomendable realizarle pruebas de displasia de cadera durante su crecimiento, para asegurarnos de que está sano o en su defecto, aportarle los nutrientes y medicación necesaria para evitar que sufra de dolores. Debido a su gran pelaje, precisa de cuidados especiales, debemos frotarle con almohaza y después cepillarlo para eliminar el pelo muerto. Su aspecto será mucho mas limpio después de un buen cepillado.

cachorro de montaña de pirineos

Consejos y curiosidades:

  • Cepillelo unas tres veces por semana, sin descuidarlo.
  • Por la noche, su instinto de vigilante aumenta considerablemente.
  • Requiere de una cantidad de comida considerable al día, conlleva un gasto económico elevado.
  • Necesita vivir en un entorno abierto, con espacio y rodeado de montañas, no es un perro de cuidad.
  • En tan solo un año, multiplica por cien su peso al nacer.