Boerboel – Comportamiento, carácter y cuidados


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

0

A primera vista, se puede pensar que el grande e intimidante Boerboel Africano, también llamado mastín sudafricano, es un excelente perro guardián, feroz y temible. Pero aunque eso es cierto, este perro es también tiene un carácter muy familiar, tranquilo y cariñoso, especialmente con los niños.

Se trata de un perro dócil y en ocasiones algo obstinado, aunque es territorial con una buena educación y cuidados podemos mermar un poco ese comportamiento tan habitual en perros.

Desde SoyUnPerro te mostraremos toda la información sobre esta raza, que alimentación precisa, cuidados necesarios y comportamiento. Para que puedas disfrutar de el, tanto cómo el de ti.

También te puede interesar: Carácter y cuidados del Mastín Español

Carácter y comportamiento de la raza Boerboel de África

El Boerboel es por naturaleza juguetón, inteligente y siempre se muestra con ganas de agradar. Como suele suceder con los perros de campo, es más feliz cuando tiene un trabajo que cumplir y dispone de terreno donde correr.

Se adapta perfectamente a la vida en familia, sobre todo con los niños, con los que se muestra especialmente protector, a veces incluso en exceso.Su carácter cariñoso, juguetón e incluso algo payaso en ocasiones lo hacen único y muy divertido.

Los mismos instintos que hacen del Boerbel un excelente perro guardián, también pueden hacer que se vuelva agresivo si no le educamos y socializamos de forma correcta. Por lo que invertir tiempo en su educación es fundamental.

perro Boerboel

Características físicas del Boerboel

Tanto su complexión física como su tamaño hacen del Boerboel un perro imponente. Su altura a la cruz es de entre 65 y 75 cm en los machos y entre 60 y 65 cm en las hembras. El peso que alcanzan los adultos puede llegar a los 90 kg e incluso más. Se trata, en resumen, de un perro muy grande y poderoso, pero increíblemente ágil.

Su cuerpo es musculoso y bien proporcionado. Su cabeza es también grande y ancha, con un hocico negro y grandes orificios nasales en la trufa. Tiene las orejas en forma de “V” y el color de sus ojos varía entre diferentes tonalidades marrones y amarillas (algunos ejemplares pueden tener ojos azules).

El pelo del Boerbel es muy corto y suave al tacto. Los colores de capa mas habituales son el amarillo, el rojo oscuro, el marrón y el atigrado. A menudo tiene máscara negra, es decir, pelo negro alrededor de los ojos y de la boca.

Educación y entrenamiento del perro Boerboel

Cuando se trata de entrenamiento, el Boerboel tiende a ser dominante, por lo cual nos tocará mostrarnos seguros ante él y ser muy estrictos. En definitiva, establecer límites y marcar las pautas, aunque siempre utilizando el eficaz recurso del refuerzo positivo y no ser excesivamente severos.

Una técnica de adiestramiento progresivo, paciente y constante será más sencillo si va acompañado de un temprano proceso de socialización, imprescindible para prevenir los impulsos agresivos del Boerboel.

Este perro precisa mucha estimulación mental y física, de lo contrario puede caer en el aburrimiento o la ansiedad, que es la antesala de comportamientos destructivos. Largas caminatas, vigorosas sesiones de juego y algún que otro reto intelectual nos ayudarán a proporcionarle la actividad que necesita.

Además al tratarse de un perro de gran volumen con exigencias moderadas de ejercicio, el Boerboel necesita bastante espacio en casa, así que no es el perro idóneo para tener en un piso o apartamento. Lo mejor es disponer de un patio o jardín donde pueda correr de manera segura.

cachorros de boerboel

Cuidados recomendados

El Boerboel está considerado como una raza canina muy sana y que no requiere demasiados cuidados. Sin embargo, tiene predisposición a padecer ciertas dolencias y problemas físicos, especialmente en sus últimos años de vida, como la displasia de cadera o codo, algunas afecciones cardíacas y trastornos que afectan los párpados, por citar los más comunes.

Más allá de eso, el cuidado regular del Boerbel es bastante simple. Hay que cortarle las uñas cada dos semanas y se deben cepillar sus dientes regularmente, aunque siempre siguiendo las indicaciones de nuestro veterinario. Un cepillado a la semana y un baño una vez al mes serán suficientes para mantener su pelaje saludable.

Historia de la raza

Esta raza fue criada y entrenada para ayudar a los granjeros de Sudáfrica a defender sus hogares de los ataques de hienas, leones y otros animales salvajes. De hecho, su nombre procede del afrikaans, el dialecto del holandés que hablan los boers sudafricanos, y su traducción es algo así como “el perro del granjero”.

Los colonos holandeses trajeron al sur del continente africano muchos perros de distintas razas, principalmente bulldogs y mastines, que cruzaron y criaron hasta dar con el tipo de perro que necesitaban para trabajar en sus granjas y guardar sus tierras: el Boerboel.

En el siglo XX, con un país menos rural y más urbanizado, este perro fue perdiendo su lugar en la sociedad sudafricana y estuvo a punto de extinguirse. Por suerte, un grupo de entusiastas del Boerboel se puso en marcha en los años 80 para recuperar la raza e iniciar su exportación al resto del mundo. Aún así, hoy en día el Boerboel es todavía bastante difícil de encontrar fuera de Sudáfrica.

Dejar respuesta

Por favor escribe tu comentario
Nombre