¿Cómo se hace la transición del pienso a la comida natural para perros?

Muchas veces nos decidimos por hacer el cambio hacia la alimentación natural para perros, pero no sabemos bien cómo iniciarnos, por lo que desde Soyunperro explicaremos paso a paso cómo debemos realizar la transición para desplazar el alimento anterior (nos centraremos en el pienso) e incorporar la nueva comida natural, haciendo hincapié en posibles cambios que nuestros perros pueden experimentar.

Cuando nos decidimos a dar el paso e introducir a nuestro perro en la alimentación natural debemos saber que hay muchas formas de hacerlo. La forma más adecuada la decidiremos en base a las necesidades individuales de cada perro y sus hábitos alimenticios.  Nos centraremos en la transición de pienso a comida cocinada para perros.

También te puede interesar: Cómo hacer dieta BARF

Proceso de desintoxicación

Antes de empezar a explicar la transición, debemos saber que, durante el paso de una dieta a otra, nuestro perro experimentará una serie de cambios en su organismo. Este proceso recibe el nombre de desintoxicación y consiste en que el cuerpo elimina todas las toxinas acumuladas provenientes de los alimentos procesados.

Estos cambios pueden no ser visibles en algunos perros, pero en otros, pueden mostrar una sintomatología de carácter digestivo como diarreas, vómitos, heces cubiertas con moco, mal aliento, y otras externas como lagrimeo, caspa, picor y pérdida de pelo.

La adaptación del cuerpo afectará de forma distinta a cada perro, todo depende del estado de su aparato digestivo y las sensibilidades que pueda presentar.

Este proceso de desintoxicación es temporal, por lo que no debemos preocuparnos en exceso mientras el perro mantenga su vitalidad y sus hábitos normales.

Los perros, son animales carnívoros con un pH estomacal de entre 1 y 2 para poder realizar bien la digestión. Esto les permite acabar con microorganismos patógenos, liberar enzimas digestivas, disolver huesos, absorber nutrientes, agilizar el tránsito intestinal y mejorar el sistema inmunológico.

Los perros que comen pienso tienen un pH digestivo más alcalino, provocado sobre todo por los cereales presentes en su composición. Esto impide neutralizar patógenos, así como lograr una correcta absorción de nutrientes, disolución de huesos, además de poder comprometer su salud.

Durante el proceso de transición, el pH se irá normalizando, volviéndose más ácido de forma progresiva.

¿Cómo podemos hacer la transición?

Hay diferentes formas de realizar esta transición, dependiendo de cómo sea nuestro perro y de cómo suela funcionar su aparato digestivo.

De un día para otro

En primer lugar, tendríamos la más sencilla, para adultos sanos, consiste en cambiar el alimento de un día a otro dejando un mínimo de 3 horas de ayuno, es decir, un día le damos pienso y al siguiente ya introducimos al completo la dieta natural.

Para perros con digestiones sensibles

En estos casos, optaremos por hacer una dieta blanda, que prepararemos en casa cocinando un 70% de carne magra blanca (por ejemplo: pollo, pavo o merluza) y un 30% de vegetales de fácil digestión (por ejemplo: zanahoria, calabaza o calabacín) los cuales calcularemos a partir de su ración de comida diaria.

Transición intermedia

La transición intermedia es la más recomendada, y las que aconsejan desde empresas de comida natural cocinada para perros como sería Dogfy Diet.

El alimento se va irá introduciendo poco a poco a medida que se desplazarán las tomas de pienso. Lo haríamos de esta forma, siempre en tomas separadas por un mínimo de 3 horas:

Día 1 y 2: 25% comida natural + 75% pienso

Día 3 y 4: 50% comida natural + 50% pienso

Día 5 y 6: 75% comida natural + 25% pienso

Día 7: 100% dieta natural

Debemos tener en cuenta que las digestiones del pienso y de la comida natural son totalmente diferentes. La dieta natural tarda unas 3 horas en digerirse, mientras que el pienso fácilmente tarda de 8 a 12 horas. Es por eso que recomendamos espaciar las tomas, por ejemplo, dando la toma de pienso por la noche y la comida natural por la mañana, para asegurarnos de que ha terminado la digestión bien del alimento de la noche.

Es muy importante que antes de empezar con la transición ya empecemos a incluir probióticos, ya que estos ayudarán a llevar mejor el proceso de desintoxicación y facilitarán las digestiones. Para ello, podemos darle un poco de kéfir o yogur 100% natural todos los días junto a su ración de comida. La dosis sería de 1 cucharadita por cada 5kg de peso del peludo.

Equipo de Nutricionistas

Equipo de nutricionistas de Soyunperro.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba