perro-esperando-comer-levadura-de-cerveza

Una buena alimentación es clave para que un perro se mantenga equilibrado. Habitualmente, una dieta que tenga en cuenta todas las necesidades nutricionales de tu compañero será suficiente para que esté fuerte y saludable.

No obstante, hay algunos suplementos que pueden ayudarte a conseguir este objetivo. Por ejemplo, la levadura de cerveza. Veamos desde SoyUnPerro.com los beneficios que puede aportarle a los canes.

¿Qué es la levadura de cerveza?

La levadura de cerveza es un tipo de hongo comestible, muy utilizado para la elaboración de alimentos. Como su nombre indica, es fundamental para la fermentación de la cerveza, pero también puede estar presente en sopas, salsas o incluso en tartas y bizcochos. Además, es utilizado como complemento dietético y para combatir la caída del cabello.

Aunque no todos los alimentos para humanos son recomendables para perros, este producto sí les aporta una serie de beneficios a tener en cuenta ¿Quieres saber cuáles son? Descúbrelos a continuación.

levadura-de-cerveza

Fuente de vitamina B

La vitamina B cumple un importante papel en reforzar el sistema inmune y estimular el crecimiento de los seres vivos. En un perro, además, tendrá otros efectos positivos como:

  • Ayudar a convertir el alimento digerido en energía, logrando que el organismo se mantenga estable en todo momento.
  • Las vitaminas B1 y B3 regulan el sistema nervioso. La B1, también conocida como tiamina, evita el exceso de glucosa, previniendo el glaucoma, una enfermedad muy común en algunas razas.
  • La riboflavina (o B2) cumple un rol clave en la conservación y el crecimiento del pelo y de las uñas. La B8 se encarga de que su pelaje se mantenga fuerte y brillante, además de evitar su caída. Como ves, el cepillado no es lo único que hará que su manto se mantenga saludable.
  • La tarea de asimilar todos los alimentos ingeridos corre a cuenta del ácido pantoténico o B5. Este compuesto también es el encargado de la producción de los glóbulos rojos.
  • Finalmente, la B9 o el ácido fólico es uno de los combustibles más importantes para el crecimiento de los cachorros y también para un adecuado funcionamiento de uno de los órganos más importantes del cuerpo: el cerebro.

Combate los parásitos

¿Sabías que el aroma de la levadura de cerveza es muy desagradable para los parásitos externos como las pulgas? Al efecto positivo de la ingesta de levadura en su dermis, se suma esta cualidad de repelente de insectos.

Un perro que consume levadura como parte de su dieta, tiende a desprender un aroma concreto. Es una especie de olor a queso que resulta particularmente insoportable para las pulgas y garrapatas.

Otra opción es preparar un anti pulgas casero. Solo debes mezclar agua, jabón y una cucharadita de levadura. Las pulgas irán desapareciendo con el tiempo. Si tienes un can con un pelaje abundante o vives en una zona de campo, la levadura puede ser un gran aliado.

Regula la “hora de ir al baño”

La levadura contiene un alto índice de fibra, un ingrediente que mejora la digestión y  favorece el tránsito intestinal de muchos mamíferos. Está especialmente indicada para ejemplares con dietas a base de ternera o de pescado, dos tipos de carne con bajas cantidades de fibra.

Los efectos a largo plazo de una ingesta semanal de levadura como complemento nutricional darán como resultado perros con menos problemas de estreñimiento.

Aporta cantidades importantes de proteína y hierro

La proteína es una de las sustancias implicadas en el crecimiento muscular. Por tanto, es un elemento fundamental para que un perro crezca fuerte y sano. En este sentido, la levadura de cerveza posee cerca de un 40% de proteína.

La levadura contiene también hierro y ayuda a sintetizarlo. Con este aporte un perro será más resistente a enfermedades y anemias.

Es un relajante natural

La levadura de cerveza también actúa como un calmante, estabilizando el sistema nervioso de aquellas razas más hiperactivas. Debido a esta capacidad para regular el estado de ánimo, su ingesta está recomendada para canes que padecen depresión.

Dosis y frecuencia recomendada para un perro

¿Quieres que tu perro se beneficie de todas las propiedades de la levadura de cerveza que acabamos de enumerar? Este complemento nutricional puede formar parte de su dieta, aun cuando se encuentre  saludable, pues es un alimento natural.

La dosis recomendada es de una cucharada pequeña al ras por cada 10 kilos de peso. Si se la ofreces como un suplemento a su dieta, la frecuencia de ingesta es de dos veces por semana. Puedes mezclarla con un pienso comercial o con comida casera. Con el tiempo descubrirás de qué manera se la come mejor.

Si es un perro con problemas de estreñimiento, anemia o depresión, la frecuencia puede aumentar a una vez por día. Sin embargo, ante cualquier síntoma de que algo anda mal, lo primero que debes hacer es llevarlo al veterinario. El especialista podrá orientarte sobre la ingesta de levadura, con recomendaciones específicas para cada caso.