¿Cuál es el mejor seguro médico para perros?

Todos conocemos los considerables gastos que pueden suponer determinadas pruebas y tratamientos veterinarios, por eso cada vez son más las personas que deciden contratar un seguro médico para su perros, y estar así protegidas ante cualquier posible enfermedad o accidente.

Veamos en detalle cuáles son los beneficios de contar con este tipo de pólizas, los aspectos que debemos valorar de forma previa a la contratación, los diferentes tipos de seguro que hay en el mercado y sus principales características.

También te puede interesar: ¿Cuál es el mejor antipulgas para perros?

Beneficios de tener un seguro para perros

Hagamos un pequeño resumen de cuáles son los principales beneficios que obtendremos al contratar un seguro médico para perros.

Tranquilidad: tener un seguro, como su propio nombre indica, es tener una garantía de seguridad. Normalmente, los gastos derivados de enfermedades y accidentes de nuestros amigos peludos son bastante elevados. Contar con una póliza que cubra la totalidad de estos gastos o cierto porcentaje, nos dará la tranquilidad de poder asumirlos económicamente.

Su bienestar: al contratar una póliza médica, contaremos con la garantía de que nuestro perro estará cubierto ante cualquier tipo de imprevisto. Algunas compañías tienen libre elección de veterinario, por lo que podremos escoger la clínica que queramos y asegurarnos de que nuestro perro se encuentra en manos de los mejores profesionales.

En definitiva, la contratación de un seguro veterinario supone grandes beneficios tanto para nosotros como para nuestro perro. Pero antes de contratar, debemos leer la letra pequeña para no llevarnos ninguna sorpresa. Veamos cuáles son todos los puntos a tener en cuenta antes de firmar el contrato del seguro.

Antes de contratar la póliza

De forma previa a la contratación del seguro veterinario, hay distintos puntos que debemos tener en cuenta a la hora de comparar entre distintas compañías, ya que existen diferencias considerables entre ellas. Veámos cuáles son los más importantes y qué significan cada uno de ellos:

  • Periodo de carencia: el periodo de carencia hace referencia al tiempo que pasa desde la firma del contrato hasta que este se hace efectivo. Esto significa que, si por ejemplo, la póliza que has contratado tiene una carencia de 30 días por enfermedad y 25 días después de su contratación le diagnosticaron a tu perro cualquier tipo de enfermedad, esta no estaría cubierta por tu seguro. Normalmente, existen distintos tipos de carencias:
  1. Carencia por enfermedad
  2. Carencia por accidente
  3. Carencia por cirugía/operaciones
  • Libre elección de veterinario: como comentábamos anteriormente, es muy importante considerar si el seguro es válido en cualquier clínica veterinaria. En algunos casos esto es así, pero en otros no. Poder elegir libremente el veterinario cuenta con grandes ventajas:
  • Podemos asistir a nuestro veterinario de confianza: si ya cuentas con un veterinario de confianza y tu seguro te da flexibilidad a la hora de elegir, poder asistir al veterinario de siempre es una ventaja tanto para ti como para tu perro.
  • Flexibilidad total si te encuentras fuera de casa: si estás de vacaciones o de viaje de trabajo y desgraciadamente tu perro sufre un accidente, querrás encontrar una clínica que se encuentre cerca de donde estés. Si tu póliza cuenta con un cuadro médico de centros y no hay ninguno cerca, puede derivar en una complicación innecesaria.
  • Edad de contratación: este es el rango de edad de contratación para las mascotas. Es decir, si la edad de contratación es de mínimo dos meses y máximo 5 años, solo podrás contratar el seguro para tus mascotas que se encuentren en este rango de edad.
  • Cobertura de por vida: siempre y cuando contrates el seguro dentro del rango de edad establecido por cada compañía, muchas de ellas cubren a tu mascota de por vida. Sin embargo, otras tienen cierto límite de edad o solo cubren a tu mascota hasta x tiempo después de que sufra una enfermedad. Este es un punto esencial a tener en cuenta.
  • Preexistencias: las enfermedades preexistentes o preexistencias son aquellas que tu perro ya sufría previamente a la contratación. Este tipo de enfermedades no son cubiertas por ninguna compañía de seguros veterinarios.
  • Enfermedades congénitas y hereditarias: estas enfermedades hacen referencia a las específicas de cada raza o heredadas genéticamente. Es importante considerar si la póliza que vas a contratar las incluye o no.
  • Límite anual: es la suma económica hasta la cual los gastos veterinarios quedan cubiertos anualmente.
  • Porcentaje de reembolso: se trata de la cantidad económica que se te reembolsará por cada gasto veterinario que tengas que asumir.

Una vez aclarados los principales puntos a tener en cuenta, veamos cuáles son las principales pólizas que podemos encontrar en España, las más recomendadas.

Los mejores seguros veterinarios en España

Si estás decidido a contratar un seguro para tu perro, encontrarás numerosas compañías de seguros entre las que optar. Como es imposible reunir todas en un solo artículo, a continuación veremos cuáles son los mejores seguros veterinarios en España y qué cubren.

Barkibu

  • Límite anual de cobertura de 3.000€, el más alto del mercado.
  • Libre elección de veterinario.
  • Rango de contratación de los 2 meses a los 11 años, también el más amplio del mercado.
  • Periodo de carencia de 24h para accidente y 15 días para enfermedad. El más bajo.
  • Cubre a tu mascota de por vida.
  • 80% de reembolso en todos los casos.
  • Cubre enfermedades congénitas y hereditarias.
  • Cubre tratamientos alternativos como acupuntura, fisioterapia o células madre.
  • Precio a partir de 99€ al año para gatos y a partir 129€ para perros.

PetPlan

  • Límite anual de 2.500€
  • Libre elección de veterinario.
  • Rango de contratación de los 2 meses a los 7 años.
  • Periodo de carencia de 15 días para accidente y 30 días para enfermedad.
  • No cubre a tu mascota de por vida, solo 12 meses después de la aparición de la enfermedad.
  • 100% de reembolso.
  • Cubre enfermedades congénitas y hereditarias.
  • Desde 282€ al año para perros.

SantéVet

  • Límite anual de 2.500€ en su opción premium.
  • Libre elección de veterinario.
  • Rango de contratación de los 2 meses a los 5 años.
  • Periodo de carencia de 15 días por accidente, 60 por enfermedad y 6 meses por cirugías.
  • Cubre a tu mascota de por vida.
  • 70% de reembolso.
  • Cubre enfermedades congénitas y hereditarias.
  • Desde 224€ al año para perros, desde 143€ al año para gatos.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba