perro-nervioso

Son muchas las situaciones en las que nuestro perro puede entrar en pánico o mostrarse muy nervioso, algún ruido fuerte, ver a otro perro con el que no se lleva bien, tener mucho estrés o simplemente padecer fobias.

Estar nervioso puede afectar a su comportamiento y a su salud, por lo que debemos utilizar todos los medios disponibles para que se relaje. Desde Soyunperro.com te explicamos como relajar a un perro nervioso de forma sencilla y efectiva ¿Empezamos?

Tus nervios son sus nervios, relájate

Nuestro perro puede detectar nuestro nerviosismo, así que lo primero que debemos hacer es relajarnos nosotros e intentar transmitir a nuestro perro tranquilidad y confianza. Lo haremos de forma calmada, sin gritarle y sin enfadarnos, simplemente le hablaremos un poco para llamar su atención.

Si nuestro perro nos ve tranquilos, le ayudaremos mucho a que el también se tranquilice. Si por contra nos ve nerviosos, alterados o asustados, si le regañamos o hablamos muy alto, entrará en pánico.

perro-asustado

Llama su atención

Muchos perros se ponen nerviosos al cruzarse con otros perros con los que se llevan mal o al pasar por alguna calle muy ruidosa. Son solo algunos ejemplos ya que existen miles de causas que pueden provocar nervios en nuestro can.

Debemos evitar que nuestro perro se centre en el foco que le causa angustia, es decir, debemos llamar su atención y distraerlo. Un poco de comida por delante de su hocico puede hacer que su mente se centre en la comida y no en los miedos. Jugar a la pelota o correr un poco junto a el también puede ayudar a distraerlo por completo.

Evita sus fobias

Hay quien dice que el miedo a volar se pasa haciendo paracaidismo o que el miedo al agua se pasa nadando. Esto no funciona con los perros, si tu perro tiene miedo a algo, no le obligues a experimentarlo.

Si le dan miedos los ruidos, no lo lleves por las calles más ruidosas, eso solo le asustará más y le creará un gran trauma. Primero hay que trabajar sus miedos y luego, con la ayuda de un adiestrador profesional o etólogo, hacerles frente.

Practica ejercicio

Ok, quizás no eres muy deportista, pero si tu perro es joven y está sano, el si debe realizar ejercicio (en función a su peso, tamaño y raza). Puedes ir a pasear con el patinete o la bicicleta y que el te acompañe al trote, así se ejercitará.

O acudir a un parque canino para que disfrute jugando y corriendo con otros perros, esta es la forma más divertida para ellos de ejercitarse. Lo importante es que libere energía y se canse, esto hará que su salud mental sea mucho más fuerte, y venza mejor a sus miedos estando así menos nervioso.

Dale un masaje relajante

De la misma forma que los humanos nos relajamos cuando nos dan un buen masaje, los perros también se relajan muchísimo tras un masaje bien dado. Es posible que incluso se quede dormidito, de lo tranquilo que se queda.

Saber cómo dar un masaje a un perro es muy sencillo, utiliza las dos manos presionando suabemente sobre su piel, siempre en la misma dirección del pelo. Haz movimiento largos, suaves y muy despacito. Nuestro perro se lo pasará genial relajándose junto a nosotros.

Mejora su espacio

Debemos poner una cama para nuestro perro en su lugar favorito, donde estemos la familia a lo largo del día pues a el le gusta estar con toda la familia. Debe ser un sitio poco ruidoso, tranquilo y fresquito.

Además debe tener a su disposición agua fresca y limpia en todo momento. Un perro bien atendido en casa, estará mucho más tranquilo.

Relajantes naturales o veterinarios

Hay quien afirma que algunos remedios naturales como las flores de Bach les ayudan a relajarse y estar menos nerviosos. Para los casos mas graves, nuestro veterinario puede recetarnos algún ansiolítico para que nuestro perro esté un poco mas tranquilo.

Sea natural o mediante receta, te recomendamos hablarlo primero con el veterinario para utilizar una cantidad adecuada al perro. Así lo podrás hacer de forma segura y sin peligros.