Cómo acostumbrar a un perro a su nuevo hogar

Adaptar a un perro a su nueva casa es una de la mayores preocupaciones a la hora de una mudanza o una adopción. Como es natural, quieres que tu nuevo amigo se sienta seguro y cómodo, pero también es importante que establezcas los límites y las normas desde el primer día.

Siguiendo estos sencillos consejos, podrás conseguir que tu perro se habitúe a su nuevo hogar de forma correcta y segura. Vamos allá.

Exploración de la casa

El primer paso para que tu perro se adapte a la nueva casa es permitirle explorarla. Si se trata de un perro recién adoptado, querrá hacerlo por su cuenta, pero si tu familia se acaba de mudar con el perro de toda la vida, es muy posible que trate de seguiros para sentirse seguro.

En cualquiera de los dos casos, primero debes mostrarle los lugares destinados para su descanso y alimento; a partir de ahí, vigila su paso por la nueva casa, pero permitiendo que explore a sus anchas y se familiarice con los nuevos olores.

Sé paciente

Uno de los mayores inconvenientes es que te mudes de casa y tu perro no quiera hacer sus necesidades. Necesitas ser paciente y esperar que se sienta cómodo, pues presionarle para que orine o defeque solo aumentará su nerviosismo.

Sea dentro de casa o fuera, tu perro puede yardar hasta 20 minutos en decidir dónde hará sus necesidades en un vecindario nuevo. Ármate de paciencia y no le grites o regañes.

perro-comiendo-snack

Ofrécele su comida favorita

Una buena manera de que tu perro adquiera confianza es servirle su comida favorita. Quizá se sienta reacio a comer durante los primeros minutos, pero luego el olor hará el trabajo.

En caso de que sea un perro recién adoptado, consulta con los anteriores cuidadores para cerciorarte de qué le gusta y ofrecerle una grata experiencia de bienvenida.

Crea una rutina

Superado el día de la mudanza, es necesario que crees una rutina para tu perro, de esta manera podrá drenar su nerviosismo por medio de juegos y paseos. Además, establecerás límites sobre las horas de las comidas y el momento de hacer sus necesidades.

En caso de que se trate de un cachorro, debes esperar que se sienta completamente a gusto antes de iniciar el entrenamiento.

Sé cariñoso

El cariño es importante para que tu perro se adapte a un nuevo hogar. Tú y toda la familia deben acompañar el proceso con caricias y mimos que lo reconforten. Utiliza palabras suaves para dirigirse a él y acompáñalo en la exploración de los nuevos espacios, con sus juguetes favoritos.

En caso de que haya personas desconocidas para el perro en la nueva casa, no lo obligues a acercarse a ellas, pues se sentirá amenazado y podría tornarse violento.

perro-frustrado-sobre-la-alfombra

¿Cuánto tarda un perro en adaptarse a su nueva casa?

El promedio de tiempo que tarda un perro en acostumbrarse varía en cada uno, pero depende mucho de ti. Algunos perros pueden tener una personalidad tímida o nerviosa y demorar más en sentirse cómodos en un nuevo hogar. Sin embargo, el papel que tu juegas a la hora de hacerle el proceso más agradable es crucial.

De forma general, cuando se trata de adaptar a un perro a su nueva casa, demoran entre 5 días y 2 semanas.

Adaptar a un perro adoptado

Adoptar a un perro implica diversas responsabilidades, entre ellas, lograr que tu nuevo compañero esté cómodo desde el principio. Algunos perros, adultos o cachorros, tardan más en acostumbrarse a un nuevo hogar cuando son adoptados.

Es importante que recuerdes que el perro ha sido sacado del entorno que le era familiar para llevarlo a uno completamente nuevo, con personas, olores, sonidos y estímulos que le resultan ajenos. Ante esto, es muy posible que muestre un comportamiento nervioso, se orine en lugares inadecuados e incluso se niegue a comer.

Si adoptaste un perro y no se adapta, necesitas del apoyo de toda la familia para lograrlo. Evita forzar las caricias y respeta el espacio del perro, permitiendo que se dedique a explorar la casa dentro de límites seguros. Además, es importante que, en el momento de llegar a la casa, cuente con un lugar para dormir, algunos juguetes y recipientes para comida y bebida; de esta forma, establecerás desde el principio cuál es su espacio.

¿Qué hacer si tu cachorro llora?

Los cachorros recién adoptados acostumbran a gimotear en las noches, pues se lamentan al verse separados de su madre y hermanos, quienes le brindaban calor a la hora del descanso. Este comportamiento es normal durante los primeros días, pero puede convertirse en un problema si no lo tratas de manera adecuada.

No debes correr a confortarlo cuando llore, pues solo lo acostumbrarás a obtener cariño frente a este comportamiento negativo. Lo ideal es proporcionarle un cama cómoda, mullida y caliente, en compañía de algún juguete de peluche que le agrade.

Comienza el proceso de adaptación durante el día: recuéstalo en su cama y aléjate durante 5 minutos, regresando solo cuando pare de llorar. Sigue con la prueba aumentando el tiempo hasta 20 minutos, este ejercicio contribuirá en el proceso de adaptar a un perro cachorro a su nueva casa.