Cómo evitar que mi perro mendigue comida

0
14489

Aunque a ciertas personas les parezca normal ver a su perro sentado de la mesa a la hora de la comida, viendo cómo comen y esperando que caiga algún trozo, lo cierto es que es un hábito que debemos evitar.

Los perros no pueden controlar su instinto de supervivencia, por lo que siempre van a querer comer, incluso después de haber comido abundantemente seguirán queriendo comer. Es muy triste verlos mendigar un trozo de comida, más aun cuando vienen invitados a casa por ejemplo.

perro aconsando con la mirada

Lo mismo sucede cuando estamos preparando comida en la cocina, si nuestro perro está acostumbrado a que de vez en cuando le caiga algo… Cada vez que vayamos a cocinar, el vendrá a mendigar algún trozo de comida. Incluso nos presionará con su mirada, poniendo carita de pena cómo diciendo “dame sólo un trocito”.

Pero no nos engañemos, es un mal hábito para el perro, porque sencillamente le hacemos pasar malos ratos esperando que caiga o le demos algún trozo de algo. No es saludable para el y en numerosa ocasiones termina siendo un problema. Vamos a ver cómo solucionar esta conducta de una manera sencilla y eficaz.

perros pidiendo comida

Enseñando a mi perro a no pedir comida

Sólo hay un motivo por el cuál los perros se acercan a nosotros cuando estamos preparando la comida o cuando estamos sentados en la mesa ya comiendo. Y ese motivo es, que en alguna ocasión han recibido comida en alguna de esas situaciones.

Es realmente increíble la capacidad para memorizar que tienen los perros, quizás no hagan uso de dicha memoria cuando les enseñamos a no tirar le correa durante el paseo, pero hacen uso completo de ella cuando se trata de recordar cuando van a recibir comida.

Si en tan sólo una ocasión le das a tu perro algo de comer, mientras estas preparando tu comida…. cada vez que vayas a la cocina, el irá contigo para ver si nuevamente consigue algo de comer. No es un buen hábito y en algunas ocasiones puede resultar molesto.

dandole comida a un perro por debajo de la mesa

La única forma de corregir esta situación es no dándole comida nunca mas mientras preparamos la comida, cenamos o recogemos la mesa. Debemos enseñar a nuestro perro que el tiene sus propios horarios, desayuno, comida y cena (desayuno y cena en algunos casos de perros muy mayores).

Los perros son animales de rutinas, si les damos de desayunar todos los días a las nueve de la mañana, y decidimos no darles un día…. Aunque ellos no tengan reloj, a las nueve del a mañana irán a buscarnos para ponerles su desayuno. Debemos respetar siempre sus horarios de las comidas, pero no debemos darles comida nunca fuera de esos horarios ( a excepción de premios cuando les estamos educando y siempre fuera del hogar).

Ser perseverantes y disciplinados es la única solución para evitar este tipo de conductas. Si no les damos comida fuera de sus horarios, con el tiempo irán desistiendo en su intento de rapiñar algo y dejaran de suceder estas situaciones. Y ojo, no sirve dejar de darles algún trozo de comida durante una o dos semanas, para después darles un día algo, porque se lo merecen o porque es un día especial…. ahí estaremos perdiendo absolutamente todo el trabajo realizado.

perro esperando comida en la mesa

Si es un día especial, podemos darle algo especial de comer pero en su horario de comidas y en su comedero, no de otra forma. Nuestra perseverancia es la única forma de evitar que nuestro perro mendigue comida.

Si se sienta a nuestro lado esperando insistentemente que le demos algo, podemos enviarlo a su cama, pero nunca debemos regañarlo ya que en realidad no está haciendo nada malo. Sólo espera comida, porque seguramente alguna vez ya le dimos.

En cuestión de dos o cuatro semanas, este mal hábito suele desaparecer y nuestro perro desistirá por completo, poniéndose a jugar o durmiendo, en lugar de estar esperando comida.

Si te sientes mal porque tu estás comiendo y el no, porque te pone ojitos, o por lo que sea… Siempre puedes hacer que tu cena y la suya coincidan. De esta forma el irá a su comedero a comer y tu tendrás algunos minutos para comer tranquilamente. Si tu comida le gusta más que la suya… algo que suele ocurrir a menudo en perros que sólo comen pienso, puedes sorprenderle con alguna receta de comida BARF o puedes añadir un poco de atún en lata sobre su pienso, para darle un sabor nuevo y espectacular, a modo de ejemplo.

Recuerda que la perseverancia es la única forma de educar correctamente a nuestro perro. Y en esta ocasión, debemos ser perseverantes siempre.