El Lhasa Apso y el Shih Tzu son dos razas caninas originarias del Tíbet que destacan por su pequeño tamaño, manto brillante y linda apariencia. Compartir estas características las convierten en razas muy cotizadas y se encuentran entre las más conocidas del mundo, aunque también ocasionan algunos dolores de cabeza entre sus admiradores a la hora de distinguirlos.

¿Conoces las diferencias entre el Lhasa Apso y el Shih Tzu? Si te interesa adoptar alguna de estas razas o solo quieres aprender a identificarlas con una sola mirada, te mostramos todos los detalles para aprender a distinguirlas ¡Vamos allá!

Características del Lhasa Apso

Antes de conocer las diferencias entre el Lhasa Apso y el Shih Tzu, es necesario conocer a más profundidad las características de cada raza.

El Lhasa Apso es originario del Tíbet (China), aunque su país de patrocinio es Gran Bretaña. En las montañas asiáticas la raza se desarrolló en condiciones inclementes, así que, pese a ser pequeño, este perro es muy resistente.

Posee una trufa negra, mordida inversa y ojos también oscuros, con una forma ovalada. Las orejas son uno de sus mayores atractivos, pues poseen abundante pelaje y cuelgan a los lados de la cabeza.

Lhasa-Apso-jugando-en-el-jardín
Lhasa Apso

La raza alcanza un máximo de 25 centímetros a la cruz. Presenta un manto denso de textura dura, aunque no lanosa. El pelaje crece hasta las patas, aunque no debe impedir al perro caminar. Se presenta en variedad de colores, como arena, dorado, gris blanco y pardo, ya sea puro o con zonas que combinan varios tonos.

En cuanto a la personalidad del Lhasa Apso, es un perro alegre, seguro y muy independiente. Adora los mismos y se muestra desconfiado con los extraños, llegando incluso a ser un poco ladrador.

Características del Shih Tzu

El origen del Shih Tzu se encuentra entre las similitudes que guarda con el Lhasa Apso, pues su país patrocinante también es Gran Bretaña, pero la raza es originaria del Tíbet. El Shih Tzu era un perro de la realeza y es conocido como perro-león, gracias a la hermosa melena que muestra.

La cabeza del Shih Tzu es similar a un crisantemo, destaca su trufa negra, el hocico corto con mordida de pinza. Los ojos son grandes y oscuros, mientras las orejas cuelgan cubiertas de una densa capa de pelo.

Shih-Tzu-jugando-con-un-balón
Shih Tzu

La raza mide hasta 27 centímetros a la cruz, tanto machos como hembras. El pelaje es muy llamativo, pues esta formado por un manto doble lanoso y espeso, ligeramente ondulado en algunas zonas exteriores. Al igual que Lhasa Apso, el pelaje puede crecer hasta las patas, pero nunca debe impedir que el perro camine. El manto puede aparecer en multitud de colores, son comunes las combinaciones de ambos, que dan al Shih Tzu una apariencia única.

La personalidad de la raza es extrovertida y alegra, estos perros adoran jugar y pasar tiempo con sus amos, aunque pueden ser algo desobedientes y hasta manipuladores.

Cómo diferenciar las razas Lhasa Apso y Shih Tzu

Como has podido observar, son múltiples las características en que se asemejan estas razas, ¡no es fácil distinguirlas! Sin embargo, te ofrecemos consejos de experto para aprender a identificarlos:

  • Tamaño: aunque no es significativo, el tamaño ideal del Shih Tzu supera por dos centímetros al Lhasa Apso.
  • Movimiento al caminar: el Lhasa Apso tiene una paso ligero al caminar, mientras el Shih Tzu se muestra más altivo.
  • Pelaje: la textura del pelaje de ambos perros es muy similar, pero difieren en una detalle: el Shih Tzu puede presentar zonas onduladas, mientras que el manto del Lhasa Apso es solo liso.
  • Color del manto: mientras el pelaje del Shih Tzu puede aparecer en todos los colores y combinaciones posible, el Lhasa Apso se restringe a tonos dorados, arenas y grises.
  • Personalidad: ambos son perros alegres, pero el Shih Tzu es más caprichoso y confiado, al contrario del Lhasa Apso, acostumbrado a estar alerta y servir de perro guardián.
  • Forma de la cabeza: la característica forma de crisantemo ayuda a identificar al Shih Tzu, ya que la cabeza del Lhasa Apso es más estrecha.
  • Socialización: el Lhasa Apso tiene a ser confiado con los desconocidos, gracias a su personalidad alerta, mientras que el Shih Tzu se muestra amistoso con todos.