Razas de perro más tranquilas

0

Si estamos pensando en compartir hogar con un perro, lo más importante es que nuestro modo de vida y sus necesidades coincidan para evitar problemas. Tanto si nos decantamos por un ejemplar mestizo como por uno de raza tenemos que informarnos.

Así, si llevamos una vida tranquila, lo más recomendable es que optemos por un animal adulto con un carácter calmado y equilibrado. A continuación recopilamos las razas más tranquilas entre las que podremos elegir.

¿Qué entendemos por un perro tranquilo?

Un ejemplar tranquilo será aquel con un carácter pacífico, al que resultará fácil mantener en el hogar. Además, tendrá una buena convivencia con otros animales, ya sean de su especie o de otra. No serán perros dominantes ni agresivos ni buscarán pelearse con congéneres.

Que un perro sea tranquilo no quiere decir que no deba hacer ejercicio. La actividad física es imprescindible para todos los perros, con independencia de su carácter. La ventaja de este tipo de perros es que pueden desarrollar una actividad intensa en el exterior y mantenerse relajados en casa.

La tranquilidad en el carácter de un perro no depende de su tamaño, por eso en esta lista encontraremos tanto razas grandes como de talla pequeña. Además, hay que añadir siempre a los perros mestizos, pues son una gran opción a tener en cuenta. En las protectoras podrán darnos toda la información sobre su carácter.

podenco

Podenco, un perro muy tranquilo

Hay diferentes tipos de podencos que comparten unas características similares. Hablamos de podencos, en general, como representación de los perros de caza. En este punto, por lo tanto, también podríamos incluir a los galgos. Y resaltamos a este tipo de perros en primer lugar por los mitos que los rodean.

Está extendida la idea de que, al ser de caza, no pueden vivir en el interior de los hogares. Lo cierto es que, en general, tanto podencos como galgos, por mucha actividad que necesiten, lo habitual es que en el interior de casa se muestren muy tranquilos y relajados. Por lo tanto, no hay que tener ningún miedo a adoptarlos.

Podemos encontrar podencos de diferentes tamaños y mantos. Tienen una esperanza de vida media de unos 12 años. Suelen ser inteligentes y cariñosos, aunque algunos, al principio, pueden mostrarse asustadizos. También en contra de lo que se cree, muchos pueden convivir perfectamente con animales como gatos.

cachorro-de-labrador

Labrador, una raza súper tranquila

Esta raza de origen británico comenzó siendo un perro de caza, pero, en la actualidad, es un excelente perro de familia que, además, puede entrenarse para realizar labores de asistencia. Es de tamaño grande y robusto, de pelo corto y manto en colores amarillo, chocolate o negro.

Se adapta a la vida en la ciudad y en el campo y se lleva bien tanto con perros como con otros animales. El perro Labrador es especialmente bueno con los niños y resulta fácil educarlo. Su peso oscila entre los 25-34 kg y debemos cuidar su alimentación porque tienen tendencia al sobrepeso. Mide, de media, unos 54-57 cm y vive unos 12-14 años.

golden-retriever2

Golden, más tranquilo que una maceta

El golden retriever es otra raza de origen inglés de características similares a las del labrador, pero con algunas diferencias físicas, como un manto de pelo semilargo y de color crema o dorado. Es una excelente mascota de compañía que también puede desarrollar labores de asistencia.

Los perros de raza Golden Retriever pesan de media unos 27-36 kg y miden entre 51 y 61 cm. Su esperanza de vida oscila entre 13 y 15 años. Al igual que el labrador, es muy bueno con los niños y con otros animales. Puede vivir tanto en exteriores como en un piso en plena ciudad. Tiene una buena resistencia a condiciones climáticas adversas y es fácil de educar.

bulldog-ingles

Bulldog Inglés, el más tranquilo de todos

El bulldog inglés es un perro de tamaño relativamente pequeño, de unos 31-36 cm de altura, pero con las hechuras de uno grande. De pecho y cuello anchos y cabeza braquicefálica, llega a pesar entre 23 y 25 kg. Como su nombre indica, sus orígenes son británicos. Se utilizaba para peleas con toros, aunque en la actualidad es un perro de compañía.

Su esperanza de vida se sitúa entre los 9-11 años. Son perros amistosos con otros y muy tolerantes con los niños. Pueden vivir perfectamente en la ciudad, ya que sus necesidades de ejercicio son bajas. Es importante evitarles altas temperaturas, pues, debido a su anatomía, pueden tener dificultades respiratorias y los peligrosos golpes de calor.

perro-san-bernardo-tumabdo-y-descansando

San Bernardo, grandullón pero relajado

Esta raza de perros de dimensiones gigantes se ha hecho muy conocida gracias al cine pero, precisamente su gran tamaño y sus dificultades para alojarse en pisos, hacen que no esté muy extendido como perro de compañía. Puede alcanzar los 91 kg de peso y hasta los 71 cm de altura.

Pese a su tamaño, o quizás debido a él, es un perro muy tranquilo y apacible, también con los niños. Antiguamente se utilizaba al San Bernardo para el transporte de mercancías en Suíza, país donde tiene su origen. Está acostumbrado a soportar bajas temperaturas. Eso sí, por la conformación de sus labios, se baba bastante.

Shih-tzu

Shih tzu, pequeño y mimoso

Dentro de las razas de pequeño tamaño, que tienden a ser inquietas y ladradoras, destaca, por su tranquilidad, el shih tzu, lo que lo convierte en un perro muy manejable. Sus orígenes se encuentran en China, donde formaba parte de la corte del Emperador. Estos perros pesan entre 5-7 kg y miden unos 25-27 cm, con una esperanza de vida de 13-14 años.

Son muy buenos con los niños y pueden vivir perfectamente en un piso. Se adaptan a cualquier clima y conviven sin problemas con otros animales. Poseen un largo y bonito pelaje que va a requerir cuidados diarios y visitas regulares a la peluquería para mantener su apariencia espectacular.

bulldog-frances

Bulldog Francés, terremoto en la calle, tranquilo en casa

Esta raza lleva unos años siendo de las más populares en los hogares y en este caso se debe a su buen carácter. Este perro de Francia, como su nombre indica, en sus inicios se dedicó a la lucha contra los toros, nada que ver con su vida actual como perro de compañía. Es muy bueno con niños y con otros animales.

Pesa entre 10-13 kg y mide unos 30-31 cm. Su esperanza de vida oscila entre los 11-12 años. Se adapta perfectamente a la vida urbana y no requiere excesivos cuidados, al poseer un manto de pelo corto. Eso sí, es propenso a padecer diversos problemas de salud, como los respiratorios por su braquicefalia, y los dermatológicos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí