¿A qué edad levantan los perros la pata para orinar?

0
2640

Si hace relativamente poco tiempo que compartes tu vida con un perro, seguramente tendrás un montón de dudas sobre sus cuidados y sobre cómo interpretar su conducta. Es importante saber a qué edad levantan los perros la pata para orinar ya que nos marca un episodio importante en su desarrollo, su pubertad.

A niveles generales los perros macho comienzan a levantar la pata entre los siete y los nueve meses de vida, siendo un claro indicativo de que nuestro perro está comenzando su adolescencia. Es el momento en el que deja de ser un cachorro y se convierte en un perro adolescente.

Pero ¿Por qué levantan la pata? ¿Qué significado tiene? ¿Por qué las hembras no lo hacen? En realidad todo tiene un significado mucho más complejo de lo que podamos imaginar a primera vista, no es sólo orinar… sino que hay todo un mundo detrás, vamos a explicarlo.

¿Cuando comienzan a levantar la pata para orinar los perros?

Indiferentemente del tamaño y de la raza de perro, a niveles generales es un acto que comienza a darse a partir de los siete meses de edad, aunque algunos perros puede comenzar sobre los nueve o incluso diez meses de vida.

Cuando comienzan a alzar su pata para orinar, no lo hacen de forma constante. Es decir, pueden hacer solamente en ocasiones mientras que el resto, seguirán orinando agachando las patas traseras, tal y cómo lo hacen las hembras.

cachorro haciendo pipi

Sin embargo con el paso del tiempo, principalmente a partir del año y medio de vida, se volverá algo mucho más común, dejando el agacharse cómo las hembras para orinar en un segundo plano.

Nunca debemos preocuparnos si nuestro perro no levanta la pata para orinar, ya que ellos se rigen pro la comodidad y por el marcado del territorio. Si no tienen necesidad de marcar y se sientes más cómodos, seguirán orinando cómo lo hacen las hembras, sin que ello deba suponer ningún problema.

¿Por qué levantan los perros la pata para orinar?

Existen muchas teorías sobre el motivo por el cuál un perro levanta la pata para orinar, aunque la más extendida es que lo hacen para comunicarse mejor. Si, si… los perros no sólo orinan para vaciar su vejiga sino que orinan para dejar señales a otros perros.

Cuando un perro orina deja su olor en el lugar, cada perro tiene un olor diferente, algo equiparable a las huellas dactilares en los humanos. De esta forma, todos los perros pueden oler quien ha orinado en determinado sitio, si es un macho o una hembra, si es un conocido o un desconocido e incluso el tamaño del perro que ha orinado.

Los perros de mayor tamaño abarcan un espacio mayor al orinar levantando la pata, eso indica el tamaño del perro. Machos y hembras desprenden diferentes feromonas junto al orín, algo que otros perros pueden detectar y así saber su sexo.

Seguro que habéis visto un montón de veces que vuestro perro orina encima de los orines de otros perros, es una forma de comunicación entre ellos. En ocasiones para marcar el territorio indicando que ese árbol o parque es de su propiedad (así son los perros….) y en otras ocasiones simplemente para saludad, dejando su huella olorífica.

Aunque lo más común, es orinar sobre el orín de una hembra en celo. Es una forma de comunicación entre nuestro perro y la hembra en celo, se conozcan o no. Al orinar sobre el orín de una hembra en celo, nuestro perro está en cierta forma cortejándola.

hembra orinando

¿Por qué las hembras orinan agachadas y no levantan la pata?

Las hembras son en cierta forma más civilizadas que los machos a la hora de ir orinando por todos lados simplemente por marcar su territorio. Ellas no tienen esa necesidad tan pronunciada cómo los machos, sin embargo pueden marcar si el orín es de otra hembra.

Las hembras orinan agachadas por la ausencia de pene, si levantaran la pata cómo lo hacen los perros posiblemente terminarían orinándose ellas mismas, por lo que es mucho más cómodo agacharse y orinar tranquilamente.

Algunas hembras levantan la pata para orinar, pero no es algo que nos deba preocupar. Simplemente lo hacen por imitación al ver a otros perros macho orinando, algo que se les pasará en poco tiempo volviendo a su forma habitual de orinar.

Solamente cuando una hembra está en celo, puede variar y mucho su comportamiento a la hora de marcar territorio orinando con mucha mayor frecuencia de lo habitual. Pero es algo totalmente normal, debido precisamente al propio celo.