acariciar-a-un-perro

Si preguntamos a cada cuidador seguro que es capaz de dar una lista más o menos extensa de los beneficios que ha experimentado a consecuencia de la convivencia con su perro. Y, aunque puedan parecer subjetivos, se ha demostrado que no lo son.

Hay estudios científicos, que incluso planteados para desmentir su existencia, no han tenido más remedio que rendirse a la evidencia: los perros resultan beneficiosos para sus cuidadores a nivel físico, psicológico y social.

Consejos para acariciar a un perro adecuadamente

Parece una obviedad, pero, en principio, limítate a acariciar a tu perro o a perros que conozcas. A los animales desconocidos, salvo que se acerquen expresamente en actitud amistosa, hay que dejarlos seguir su camino.

En cuanto a las caricias, las zonas favoritas de los perros son la cabeza, entre las orejas, y en el pecho. El lomo, pasando la mano estirada a lo largo de la columna vertebral, es otra opción que les resulta placentera. Eso sí, detente si notas que el perro está inquieto, quiere marcharse o manifiesta algún signo de incomodidad.

En cambio, evita manipular las orejas, los bigotes, las patas o la barriga. Son zonas sensibles que no a todos los perros les gusta que les toquen. En cualquier caso, acarícialo siempre con movimientos suaves y delicados. Deja los más bruscos para los momentos más movidos del juego.

mujer-acariciando-perro

Beneficios de acariciar un perro para tu salud

En primer lugar, las caricias que le dedicas a tu perro, por supuesto, también son beneficiosas para él. En cambio, si tocas a un perro desconocido, en lugar de proporcionarle bienestar lo estresas. Es lógico, ya que no te conoce.

Además de los beneficios para el perro, nosotros, sus cuidadores, también conseguimos importantes ventajas de este contacto físico, independientemente de nuestras características o circunstancias vitales. Fíjate en estos interesantes datos:

  • Reducción de la presión arterial y del ritmo cardíaco. Se ha calculado una disminución de entre el 3 y el 4 % del riesgo de morir a causa de un ataque al corazón.
  • Mejora del sistema inmunitario, con lo que se presentan menos problemas de salud y se reducen las visitas al médico hasta un 8 %.
  • Prevención de la aparición de alergias al permitir un contacto “controlado” con patógenos. Parece contradictorio pero los ambientes excesivamente limpios acaban propiciando que el sistema inmune reaccione de forma exagerada ante sustancias que, en principio, no resultan peligrosas para nuestra salud. Eso es una alergia.
  • Reducción del sedentarismo y aumento de la actividad al tener que salir a pasear, con lo que se originan todos los beneficios asociados al ejercicio.
  • Disminución de hasta un 13 % de los triglicéridos e incluso del 2 % del colesterol respecto a los datos de las personas sin animales de compañía.

Beneficios psicológicos de acariciar a tu perro

Los estudios también han demostrado que la convivencia estrecha con los perros produce interesantes beneficios para las personas a nivel psicológico. Todos los datos recopilados hasta ahora hablan de una mejora en el estado psicológico general y, en concreto:

  • Reducción del estrés y de la ansiedad al disminuir la secreción de la hormona llamada cortisol.
  • Liberación de endorfinas.
  • Menor riesgo de sufrir depresión.
  • Incremento de la autoestima y de la confianza en uno mismo.
  • Mejora en la adquisición de responsabilidades en personas de cualquier edad.

Los beneficios de los terapeutas caninos

Son tan importantes los beneficios que reporta el contacto con los perros que en cada vez más empresas es posible que los trabajadores acudan con su ejemplar. Es una medida que mejora la satisfacción de los empleados y, en consecuencia, aumenta su productividad. Se han reportado, a nivel social, beneficios como los siguientes:

  • Incremento de la interacción con otras personas gracias a los paseos, pero, también, a los parques de perros, los foros de internet sobre estos animales, la asistencia al veterinario o la compra de alimentos o accesorios en distintos establecimientos. Es más fácil entablar conversaciones con desconocidos perros mediante.
  • Mitiga la soledad.
  • De sobra son conocidos los beneficios en el ámbito de las terapias asistidas con animales, ayudando a personas de distintas edades y condiciones tanto a nivel físico como psicológico.

Beneficios de los perros según la ciencia

Los estudios realizados en Reino Unido han constatado que personas que habían sufrido un ataque al corazón tienen más posibilidades de sobrevivir tras un año que las personas en la misma situación que no conviven con perros. Este y otros estudios llevan décadas realizándose, algunos con el objetivo de desmentir los beneficios de los perros.

En un enorme estudio australiano con más de 5000 personas quisieron demostrar que convivir con perros no se relacionaba con la reducción del riesgo de sufrir enfermedades cardíacas. No pudieron hacerlo, aunque lo intentaron y a pesar de que las personas con animales de compañía consumían más alimentos procesados, más carne y más alcohol.

Además, una encuesta de Cambridge evaluó la incidencia de problemas de salud menores, como dolor de cabeza, de espalda, resfriados o trastornos digestivos en cuidadores de perros. Se observó que un mes después de llegar a casa el perro se producía una disminución de estas alteraciones. Un año después se mantenía el efecto positivo.

Bibliografía
Fogle, Bruce. 1999. Los Perros hablan sobre sus Dueños. Madrid. Ateles Editores.