¿El Ajo es tóxico para los perros?

Considerando el agradable sabor y los múltiples beneficios del ajo para la salud humana, son muchos los tutores que se preguntan si los perros pueden comer ajo. Antes de nada, es fundamental entender que se trata de un alimento potencialmente tóxico para el organismo canino. Sin embargo, cuando es administrado de forma puntual y muy moderada, el ajo puede ayunarnos a reforzar la desparasitación de perros y gatos.

En este artículo, hablaremos detalladamente de los usos y beneficios del ajo en perros, y también de los cuidados que debes tener en cuenta antes de incluirlo en la dieta de tu mejor amigo. ¡Sigue leyendo para saber más!

También te puede interesar: ¿Cuál es el mejor pienso para perros?

¿Es bueno el ajo para los perros?

En líneas generales, suele incluirse el ajo entre los alimentos prohibidos para perros, ya que contiene un componente llamado n-propildisulfida, cuyas altas concentraciones son capaces de dañar las células del organismo canino. Sin embargo, el principal estudio en el que se basa dicha prohibición ha empelado unas dosis muy elevadas de extracto de ajo crudo directamente vía intragástrica a una población muy reducida de perros adultos (cuatro en total) a lo largo de una semana.

Los resultados apuntaban a que el consumo de ajo podría generar una enfermedad severa y bastante rara conocida como anemia de cuerpos de Heinz. Pero, para generar dicho efecto adverso, sería necesario ofrecer entre 5 ml y 1,25 ml de extracto de ajo crudo por cada kilogramo de peso corporal de un perro, lo que equivaldría a ofrecerle más de 20 dientes de ajo diariamente y durante un mes entero. Es decir, que estamos hablando de una dosis prácticamente imposible de alcanzar en la vida real.

Por otro lado, un interesante artículo publicado en la revista Dogs Naturally revela que la administración de pequeñas cantidades de ajo tiene un efecto antiparasitario en los perros. Además, una investigación desarrollada en la Universidad de Zurich (Suiza) ha determinado que el ajo es tóxico para los perros cuando su ingesta supera una dosis máxima de 5 gramos por kilo de peso corporal, lo que equivale a dos (2) dientes de ajo entero y crudo.

¿Pueden los perros comer ajo?

Pues, la respuesta es ¡SÍ!, siempre y cuando las dosis sean seguras y compatibles con su peso corporal y sus requerimientos nutricionales. Por ejemplo, considerando que un diente de ajo pesa alrededor de 2 gramos, un perro de talla mediana con 10 kilos de peso corporal tendría que ingerir unos 25 dientes de ajo para desarrollar síntomas de intoxicación.

Pero, cuando consumido de una manera racional y moderada, este alimento ofrece numerosas propiedades medicinales para nuestros peludos. Una de ellas es reforzar su protección contra parásitos intestinales, pero también existen otros usos y beneficios del ajo en perros.

Los más destacados derivan del hecho de que el ajo conserva sus propiedades antibacterianas al alcanzar el tracto gastrointestinal de los perros. De esta manera, actúa como un vermífugo natural y tónico digestivo, auxiliando en el tratamiento y la prevención de parásitos, trastornos gastrointestinales y la proliferación de bacterias patógenas en el intestino.

El ajo también estimula el proceso de depuración de la sangre y ayuda al organismo a eliminar naturalmente los desechos de sus procesos fisiológicos/metabólicos, y también microorganismos que pueden causar enfermedades. Además, ayuda a mantener fuerte el sistema inmune de los perros, mejorando su respuesta inmunológica ante cualquier tipo de patología.

Finalmente, cuando aplicado de forma tópica sobre el pelaje de nuestros peludos, el extracto de ajo o una infusión concentrada de ajo puede ayudarnos a mantenerlos libres de ectoparásitos, como las pulgas y garrapatas.

comedero de perro lleno de ajo

Cómo usar ajo para desparasitar a los perros

Como vimos, los perros pueden comer ajo y el principal beneficio de este consumo moderado es prevenir parásitos en su tracto gastrointestinal, o bien ayudar a que su organismo los expulse de forma natural. Pero, es necesario tomar ciertas precauciones al usar el ajo para desparasitar a nuestras mascotas y, para ayudarte, a continuación, listamos algunos consejos útiles:

  • Dar preferencia al ajo natural: lo mejor es ofrecer ajo crudo y finamente picado a tu peludo, mezclándolo en su pienso o en la comida casera que sueles preparar para él.
  • Respetar siempre una dosis segura de ajo para perros: por lo general, se considera que una dosis recomendable y eficiente sería de hasta 4 gramos diarios, aunque ello pueda variar en función del peso corporal de tu peludo y la finalidad de la administración. Por ejemplo, si buscas hacer que tu perro elimine los parásitos que están presentes en su tracto intestinal, puedes ofrecerle de 1 a 2 dientes de ajo durante una semana. Por otro lado, si solo quieres prevenir dichos parásitos, podrías ofrecerle la misma cantidad, pero con menos frecuencia (por ejemplo, 1 a 2 dientes de ajo, dos veces a la semana).
  • Observar las reacciones de tu perro: aunque estés siguiendo una dosis segura, siempre debes poner atención a cómo tu perro reacciona después de consumir el ajo (o cualquier otro ingrediente que incluyas en su alimentación). Si percibes cualquier alteración en sus deposiciones o síntomas gastrointestinales (nauseas, vómitos, gases excesivos), lo mejor será suspender la administración y cosultar un veterinario de tu confianza.
  • No ofrecer ajo a cachorros con menos de 6 meses: hasta completar sus primeros 6 meses de vida, los cachorros no producen nuevos glóbulos rojos, por lo que el riesgo de anemia es más alto y el consumo de ajo no es seguro. Para cachorros entre 6 meses y 1 año, se recomienda ofrecer la mitad de la dosis recomendable para adultos, siempre teniendo en cuenta su peso corporal.

Síntomas de intoxicación por ajo en perros

Como vimos, sería necesario ofrecer una gran cantidad de ajo para que un perro desarrolle síntomas de intoxicación. No obstante, es importante que sepas reconocerlos y no dudes en actuar rápidamente al observarlos.

En este sentido, lo primero que debes tener en mente es que las señales de intoxicación por ajo en perros no suelen aparecer tras del consumo, sino después de algunos días (de 4 a 7 días, por lo general), y avanzan de forma progresiva.

En la mayoría de los casos, los perros intoxicados sufren de diarreas, vómitos, letargo o debilidad, y su color suele adquirir un color rojizo. Así mismo, en casos más severos, pueden ocurrir dificultades para respirar y una aceleración del ritmo cardíaco. Al observar cualquiera de estos síntomas en tu peludo, no dudes en llevarlo inmediatamente al veterinario para brindarle los cuidados apropiados.

Eduarda Piamore

Licenciada en Filosofía y Técnica en Psicología, Educación y Adiestramiento Canino. Redactora y traductora freelance, apasionada por la escritura y la lectura. Autodidacta en temas relacionados a la Salud Mental, Medicina Natural y Terapias Alternativas para perros y gatos. Voluntaria en el rescate y promoción a la adopción de animales abandonados. Una apasionada admiradora del Reino Animal, fiel a la inagotable fuente de sabiduría de la naturaleza. Latinoamericana, multicultural, un alma viajante

Publicaciones relacionadas

2 comentarios

  1. El ajo es un alimento altamente tóxico para tu perro: la dosis tóxica se calcula en 5 g por kilogramo de peso corporal o el 0,5% del peso corporal de tu amigo de cuatro patas. Esto significa que tan solo 150 g de ajo pueden ser peligrosos para un perro de 30 kg.

  2. Buenas Emma, según los últimos estudios realizados, los cuales comentamos en el artículo, el ajo es beneficioso si no se superan las dosis tóxicas. Está todo explicado en el propio artículo :)

    Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba